Alta tensión en Valencia: Oltra acusa a Ximo Puig de manipular sus cuentas para 2021
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
CAMBIOS EN TODAS LAS PARTIDAS

Alta tensión en Valencia: Oltra acusa a Ximo Puig de manipular sus cuentas para 2021

El 'conseller' socialista de Hacienda envía una rectificación a las Cortes tras detectar la vicepresidencia de la líder de Compromís cambios en todas las partidas de su presupuesto

Foto: Ximo Puig y Mónica Oltra, en las Cortes valencianas. (EFE)
Ximo Puig y Mónica Oltra, en las Cortes valencianas. (EFE)

Lo que aparentaba una negociación tranquila y sobre ruedas de un nuevo presupuesto autonómico en el Gobierno valenciano de coalición entre PSPV-PSOE, Compromís y Podemos resulta ser un año más un espejismo. Esta vez no ha sido una bronca entre 'conselleries' de segundo nivel en la Generalitat, sino que el conflicto afecta a una de las partes de la cúspide en la pirámide de poder del llamado Consell del Botànic, la Vicepresidencia de Igualdad y Políticas Inclusivas que dirige Mónica Oltra, cuyo departamento sostiene que todas las partidas de su presupuesto de 2021 pactadas en la comisión delegada de Hacienda han saltado por los aires de un día para otro sin mediar explicación y han llegado al Parlamento autonómico distribuidas de forma distinta a como se había acordado en el plenario del Ejecutivo. El conflicto ha puesto en evidencia, una vez más, los problemas de comunicación, desconfianzas y recelos entre los dos principales socios, con la sospecha en esta ocasión de que los socialistas de Ximo Puig han tratado de llevar a Oltra al límite para tratar de evidenciar que no se trata de una coalición entre iguales, sino con una jerarquía en favor del partido del puño y la rosa.

Para entender este nuevo elemento de fricción entre Oltra y el 'president' socialista Ximo Puig, hay que sumergirse en las reglas no escritas de la coalición, según las cuales cada 'conselleria' negocia con Hacienda los montantes globales de su departamento en las cuentas de cada año para después distribuirlas según el criterio del 'conseller' de turno. Así es como socialistas y Compromís han ido salvando las negociaciones en función de las líneas generales de gasto. Para este 2021, con un presupuesto disparado por encima de los 25.000 millones y un 11% de crecimiento, todos los elementos apuntaban a una tramitación tranquila.

El PP ha advertido de que modificar el presupuesto por la vía de la fe de errores no es legal, lo que tensiona aún más a Compromís y al PSPV-PSOE

Nada más lejos de la realidad. El pasado viernes, tras varios días de negociaciones en que Oltra aceptó rebajar 274 millones de euros sus pretensiones iniciales, y cuando el 'conseller' de Hacienda, el socialista Vicent Soler, ya había presentado las cuentas del año que viene en rueda de prensa, el equipo de la líder de Compromís descubrió que ninguna de las 11 líneas de los programas de la Vicepresidencia de Igualdad coincidían con la propuesta final remitida vía 'e-mail' a la Dirección General de Presupuestos. No era solo una cuestión de discrepancia en la cantidad, apenas 21 millones sobre un total de 1.927 millones de euros, sino de asignación de partidas por áreas, desde las políticas de dependencia hasta las residencias o la renta valenciana de inclusión. Ninguno de los capítulos cuadraba con el acuerdo alcanzado el mismo 30 de octubre a las 8:52 en la Comisión Delegada de Hacienda, según la versión de fuentes de la Vicepresidencia de Igualdad, un pacto que fue refrendado posteriormente por el Consell en pleno, reunido minutos después.

Pinche para ver la carta remitida por Vicent Soler a las Cortes en la que admite “errores de distribución“.
Pinche para ver la carta remitida por Vicent Soler a las Cortes en la que admite “errores de distribución“.

El descubrimiento de la diferencia entre lo acordado y lo publicado y remitido a la Cámara autonómica ha suscitado un duro cruce de reproches entre Oltra y Soler desde el viernes pasado hasta anoche mismo, tanto de forma telefónica como por WhatsApp. Ese mismo día, la vicepresidenta valenciana exigió a la Conselleria de Hacienda una "rectificación". "A las 20:20, la vicepresidenta mantuvo una conversación telefónica con el 'conseller' Soler y le advirtió de que se trataba de una situación muy grave porque se han falseado las cuentas acordadas y aprobadas", señalan fuentes del departamento de Oltra.

Según este relato, Soler dijo desconocer la propuesta remitida por Igualdad y se comprometió a una rectificación. Las conversaciones entre los equipos derivaron en el envío al presidente de las Cortes valencianas de una carta en la que el responsable valenciano de Hacienda señala que hay un "error en la distribución" en las líneas presupuestarias correspondientes a la 'conselleria' de Oltra y que el lunes 2 de noviembre se procederá a su corrección, algo que anoche, 3 de noviembre, todavía no había ocurrido.

Foto: Ximo Puig y Mónica Oltra. (EFE)

Fuentes de la Conselleria de Hacienda consultadas por El Confidencial atribuyen la polémica a un error procedimental. Sostienen que el equipo de Oltra remitió a la comisión delegada a las ocho de la mañana del viernes una propuesta con un exceso de 21 millones. A la vista de que no encajaba, habrían optado por aprobar unas cuentas basadas en los documentos que se habían intercambiado los días anteriores para ajustarlas a las posibilidades de gasto. Sin embargo, no es la interpretación que se lanza desde la vicepresidencia de Oltra, donde hablan de un golpe deliberado para socavarla políticamente. "No es un error. Es un falseamiento de un acuerdo del Consell. Se puede seguir la trazabilidad de toda la negociación. Nadie va a imponer el presupuesto a Oltra", indicaron.

Lo cierto es que en el entorno de la vicepresidenta autonómica cunde la percepción de cierto acoso político por parte del equipo de Puig. En esta clave interpretan, por ejemplo, que no fuese hasta el último momento cuando Hacienda reclamó un fuerte recorte en las pretensiones económicas de Oltra. No obstante, finalmente los socialistas aceptaron elevar en un 19,1% sus partidas, por encima de la media de la Generalitat (11%). La cuestión es qué pasará ahora con esas cuentas, porque el Partido Popular ya ha advertido de que la legislación no contempla modificar como una mera fe de errores el presupuesto completo de una 'conselleria'. De ser así, Oltra tendría que modificar vía enmiendas toda su planificación económica o someterla a modificaciones de crédito.

El conflicto entre socialistas y Compromís por las cuentas de Mónica Oltra se encauzó este miércoles 4 de noviembre por la tarde después de que la Conselleria de Hacienda remitiese a las Cortes un documento de 199 páginas con el presupuesto de Igualdad "corregido". El texto asigna los recursos económicos a las distintas líneas presupuestarias tal como exigía la vicepresidenta valenciana y las partes alcanzaron un acuerdo verbal para que los 21 millones de euros de diferencia se asignen el año que viene a través de modificaciones de crédito. Estos fondos servirán en gran parte parta equiparar salarialmente al personal de las residencias públicas con el de la Conselleria de Sanidad, con el fin de evitar fugas de recursos humanos en plena pandemia del covid, según sostienen desde la vicepresidencia.

"Ha sido una incidencia puntual que lamento profundamente y que afectaba únicamente a una cuantía que representa el 0,08% del total del Presupuesto", dijo el conseller socialista de Hacienda, Vicent Soler. "A partir de ahora, es nuestra responsabilidad aprobar el que es, sin duda, el mejor Presupuesto de la historia de la Generalitat, con un incremento extraordinario del gasto social y de los sectores productivos".

Ximo Puig Mònica Oltra Noticias de Comunidad Valenciana
El redactor recomienda