ESTUDIAN ACUDIR A LOS TRIBUNALES

Drama en la residencia de Alcoy: 40 muertos, 90% de contagios y familias desesperadas

Pese al protocolo de Sanidad de habilitar líneas de comunicación entre residentes y enfermos, la dirección del centro restringe la información y las familias recurren a un abogado

Foto: La residencia de ancianos Domus Vi de Alcoy. (Efe)
La residencia de ancianos Domus Vi de Alcoy. (Efe)

"Os informamos que nuestra línea no se encuentra operativa desde ayer por la tarde por motivos técnicos. Para vuestro conocimiento, los médicos del centro hoy se pondrán en contacto únicamente con aquellos familiares de los usuarios que hayan presentado entre el día de ayer y hoy una evolución desfavorable. Esperamos que pronto se solucione el problema y poder continuar con las llamadas diarias".

Este mensaje de la dirección cayó como una bomba en el chat de WhatsApp que comparten noventa familiares de residentes del centro geriátrico de Domus Vi en la ciudad alicantina de Alcoy (Alcoi, en normalizado oficial). Ubicado en el antiguo Hospital Civil de Oliver, un edificio rehabiltado y adaptado del siglo XIX, lo que se presentaba como un confortable lugar de retiro para personas mayores, con problemas de movilidad o déficits cognitivos se ha convertido en apenas tres semanas en un infierno de enfermedad, lágrimas y muerte.

Con capacidad para 140 residentes, se sospecha que el coronavirus entró por la puerta como un caballo de Troya a través de uno de los trabajadores del centro. Se estima que el 90% de los ancianos están contagiados. Es una estimación a partir de fuentes de familiares y de personas que han participado en tareas de desinfección, porque la Conselleria de Sanidad hace días que dejó de ofrecer datos detallados por residencias. La última cifra oficial de fallecidos es de 32 personas, pero es de hace tres días. Familiares hablan de 40 muertos al menos acumulados.

El coronavirus se ha cebado con especial virulencia con la residencia de Domus Vi en Alcoy. (EFE)
El coronavirus se ha cebado con especial virulencia con la residencia de Domus Vi en Alcoy. (EFE)

"Llevamos 40 personas. Hay goteo diario pero no tenemos información. Por parte de la empresa nos dijeron que no facilitarían datos generales, solo sobre la situación particular de cada familiar. Queríamos un canal de información para conocer la situación general del centro. Me pueden decir que el famiiar está bien pero si no han logrado contener el contagio me sirve de poco", afirma José Luis García, portavoz de la plataforma de familiares.

El mensaje de la dirección de la residencia Domus Vi de Alcoy a los familiares.
El mensaje de la dirección de la residencia Domus Vi de Alcoy a los familiares.

Sanidad y la Conselleria de Políticas Inclusivas han puesto en marcha un protocolo para facilitar el contacto entre residentes y familiares en las residencias intervenidas, como la de Alcoy. El centro se ha convertido en una suerte de hospital de campaña donde las unidades de asistencia domiciliaria, trabajadores y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias acceden con los trajes de buzo de alta protección para evitar contagiarse. "Hace cinco días comenzaron con lo de las videollamadas y lo solicitamos a Domus VI, pero hoy (por ayer) nos dicen que ya no se pueden poner en contacto. Es un auténtico desastre", dice García.

La plataforma de familiares está recopilando todos los hechos y ha solicitado asesoramiento legal por si presenta algún tipo de reclamación judicial contra la empresa gestora. "Estamos hablando de una empresa que factura 543 millones. Que no sean capaces desde que cerraron de poner diez líneas telefónicas para facilitar información no se entiende. Nos están llevando al límite de la paciencia. Están jugando con nosotros", señala este familiar.

Preguntada al respecto por El Confidencial en su comparecencia diaria, Ana Barceló se escudaba en el protocolo de comunicación. "Si llaman a la residencia se les facilitará información. No hay apagón informativo. No se está abandonando a nadie", señalaba sobre la situación de las residencias.

Como muchos de estos centros en la Comunidad Valenciana se trata de una residencia privada con plazas concertadas con la Generalitat. No es el único caso con incidencia trágica del coronavirus. En Torrent, en el centro Santa Elena, han fallecido ya al menos seis residentes y el contagio sigue extendiéndose. En la Comunidad Valenciana ya hay 84 residencias con algún caso positivo. Los mayores afectados alcanzan los 536 y se han registrado 118 muertes. Para tratar de reducir el alcance de la letalidad en centros que se han convertido en fábricas de cadáveres, la Generalitat ha dado luz verde a familiares para sacar a los residentes sanos y prepara la forma de poder reagrupar ancianos entre enfermos y no contagiados, como están haciendo autonomías como Aragón.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios