abierto a dialogar "a izquierda y derecha"

Sánchez tiende la mano a Cs y PP para negociar los Presupuestos si levantan el veto

El presidente del Gobierno afirma que está abierto al diálogo "a izquierda y derecha". La empresa familiar advierte a Sánchez sobre el cortoplacismo para sostenerse en el poder

Foto: Pedro Sánchez saluda al presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco Riberas. (EFE)
Pedro Sánchez saluda al presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco Riberas. (EFE)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se mostró este martes dispuesto a negociar los Presupuestos Generales del Estado con el Partido Popular y Ciudadanos si las dos formaciones levantan el veto de su tramitación en el Congreso de los Diputados. En el marco del discurso de clausura del XXI Congreso del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) y el contexto de la decisión del partido de Albert Rivera de permitir la entrada de las cuentas de 2019 en la Cámara Baja, Sánchez tendió la mano para abrir una fase de diálogo "a izquierda y derecha" para "lograr los mejores presupuestos que necesita España". "Si hay voluntad real de que no haya bloqueo, el Gobierno está dispuesto a hablar con todas las fuerzas políticas. El bloqueo tiene que ser del pasado, el presente y el futuro tiene que estar presidido por la voluntad de hablar y dialogar", señaló.

Tras su intervención, el jefe del Ejecutivo aprovechó la ronda de preguntas lanzadas por el aforo compuesto por más de 700 empresarios para abundar en su mensaje conciliador con los partidos de la oposición. "Si todos los grupos están pidiendo que haya unos presupuestos, el Gobierno lo que quiere hacer es tender puentes. Estamos dispuestos a hablar con el grupo parlamentario popular y de Ciudadanos porque lo que nos tendría que mover es el interés general", insistió. No obstante, defendió el proyecto básico remitido a la Comisión Europea. "Reinvidico la propuesta que hemos enviado a Bruselas, demuestra el compromiso del Gobierno con los compromisos europeos", dijo. "Mi apuesta es que estos presupuestos saldrán adelante", contestó a Juan Corona, director de 'lobby' que representa los intereses de la gran empresa familiar española, con más de un centenar de asociados directos como Mercadona o Acciona y entidades territoriales satélite.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), con Francisco Riberas (c) y el barón valenciano, Ximo Puig. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), con Francisco Riberas (c) y el barón valenciano, Ximo Puig. (EFE)

Sánchez protagonizó este martes la clausura de un congreso en el que Pablo Casado también aprovechó para reprochar a la formación naranja su decisión de dar luz verde a la tramitación parlamentaria de las cuentas del año que viene desde la Mesa del Congreso. El partido de Albert Rivera ha matizado que esto no quiere decir que vaya a respaldar los PGE y que mantiene su posición contraria, pero el líder del Partido Popular fue crítico con el levantamiento del veto. Con su oferta de diálogo, Sánchez trata de ampliar ese boquete entre las dos principales fuerzas de la oposición.

Lo hizo ante un foro en el que, por las preguntas de los empresarios, la situación económica y la gestión pública está en la agenda de las preocupaciones. Los socios del IEF creen que la reducción de la deuda y la política fiscal están entre los principales riesgos del país. Lejos de la masiva promesa de bajadas de impuestos que Casado proponía por la mañana, Sánchez se limitó a destacar la rebaja del tipo de Sociedades del 25% al 23% sobre los beneficios para empresas que facturen menos de un millón de euros (más de un millón de compañías, según dijo). Y, tras admitir que su reflexión podía no ser bien recibida por una parte de sus interlocutores, revindició su reforma fiscal para elevar la presión tributaria sobre las grandes empresas. "¿Es justo tener una sistema fiscal donde las grandes corporaciones tienen tipos fiscales efectivos por debajo del 10%? Yo creo que no", afirmó tras mostrarse favorable a abrir un debate sobre la progresividad del sistema fiscal.

El presidente de la Empresa Familiar insta a Sánchez a propiciar consensos como en la Transición para garantizar la estabilidad económica

Frente al mensaje alarmista de Casado, que unas horas antes afirmaba que los Presupuestos de Sánchez eran "la semilla de una nueva recesión", el presidente del Gobierno insistió en que sus cuentas "sientan las bases para las transformaciones necesarias", entre las que citó la reforma de las pensiones, medio ambiente, la reforma de la educación o la ley de dependencia.

Tras admitir que los organismos internacionales como FMI o los servicios de estudios auguran una desaceleración de la economía, Sánchez anunció que su Gobierno tiene previsto elevar a Bruselas lo que denominó una "agenda del cambio para un crecimiento sostenible y justo". Según explicó, se trata de un paquete de iniciativas basado en cinco ejes: 1) Transición energética y lucha contra el cambio climático; 2) Reformas del empleo con un nuevo Estatuto de los Trabajadores; 3) Del sistema universitario y la formación profesional; 4) Despliegue de 5G; 5) Apoyo el emprendimiento; 6) Respaldo a la digitalización de los administraciones pública; y 7) Fortalecimiento de la calidad institucional y mejora del funcionamiento de los mercados.

Riberas (Gestamp) y el riesgo de recesión

La oferta de diálogo de Sánchez a PP y Cs se producía instantes después de que el presidente del IEF lanzase un mensaje de advertencia sobre el juego de alianzas para sostenerse en el poder y los efectos sobre la estabilidad económica. "Nuestra economía se encuentra hoy en peor estado que el que tenía en 2008, por ejemplo, a nivel de endeudamiento público o desempleo, para afrontar una futura recesión. Ese posible cambio de ciclo que llegará antes o después no puede pillar a España sin los deberes hechos. No podemos permitirnos que se sigan adoptando medidas de corto plazo con la finalidad principal de garantizar la gobernabilidad". La frase busca advertir sobre los riesgos que los patronos ve en medidas de incremento del gasto público o el endeudamiento ante una posible ralentización económica y los compromisos que Sánchez pueda asumir con otras formaciones para sostenerse en el poder.

En esta línea, el también máximo responsable de Gestamp invitó a Sánchez a alcanzar grandes consensos, no solamente en las cuentas públicas, sino también en otras materias de gestión económica. "Es necesario tomar medidas e implementar reformas y precisamos avanzar sin dilación. Sabemos que la coyuntura política de nuestro país no es fácil, sin embargo, ahora que nos acercamos al aniversario de nuestra Constitución, sería necesario apelar al espíritu de consenso de aquellos años para tomar decisiones importantes para el futuro de nuestro país", dijo el presidente del IEF.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios