DESBLOQUEA UN TOTAL DE 21 PROPOSICIONES DE LEY

Rivera se distancia de Casado y abre la vía a debatir las cuentas de Sánchez

El partido de Rivera dejará de apoyar el bloqueo de un total de 21 proposiciones en la Mesa entre la que está la Ley de Estabilidad. Eso sí, sigue rechazando de plano los Presupuestos

Foto: Pablo Casado y Albert Rivera en los Premios Princesa de Asturias hace dos semanas. (Reuters)
Pablo Casado y Albert Rivera en los Premios Princesa de Asturias hace dos semanas. (Reuters)

El partido de Albert Rivera permitirá el desbloqueo de un total de 21 proposiciones de ley que la Mesa del Congreso tenía paralizadas hasta el momento gracias a la mayoría de populares y naranjas. Entre las afectadas está la reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria presentada por el Gobierno y sus socios políticos (Unidos Podemos, ERC y el Grupo Mixto) que busca privar al Senado de su capacidad de veto a la senda de déficit (paso previo para la aprobación de las cuentas).

La solicitud de tres prórrogas por parte de PP y Ciudadanos mantenía parado el primer paso de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado: el debate de las enmiendas a la totalidad. Será este martes cuando los naranjas la desbloqueen en la reunión del órgano de gobierno de la Cámara. Ahora, el partido de Rivera considera que no es necesario contar con más tiempo y permitirá que esta ley empiece su tramitación parlamentaria con los debates de las enmiendas a la totalidad en pleno.

El partido de Pablo Iglesias ya tiene registrada la suya, igual que los centristas. De hecho, Ciudadanos presentará este mismo martes una de esas enmiendas de totalidad, según explican fuentes del grupo. La enmienda propone que el veto de la Cámara Alta a los objetivos de estabilidad pueda ser levantado mediante una mayoría cualificada de tres quintos del Congreso (en vez de la mayoría absoluta como sucede ahora).

La presidenta del Congreso, Ana Pastor (c), la secretaria primera(i) y la vicepresidenta tercera. (EFE)
La presidenta del Congreso, Ana Pastor (c), la secretaria primera(i) y la vicepresidenta tercera. (EFE)

En todo caso, la reforma de la ley no tendrá efectos en los Presupuestos del año que viene pactados entre el Ejecutivo y Podemos, ya que está previsto que la tramitación de esta propuesta acabe hacia mediados de 2019. En concreto, una vez se debatan las enmiendas a la totalidad y si decaen (como todo parece indicar), comenzarán en comisión los trabajos de enmiendas parciales al articulado de la norma. Fuentes parlamentarias recuerdan que la Mesa puede solicitar prórrogas para estas enmiendas parciales. Por lo tanto, la decisión —anunciada por sorpresa, eso sí— de Ciudadanos de desbloquear el inicio del debate supone solo el primer paso de un largo camino.

Entonces, ¿qué hay exactamente detrás de la decisión de Ciudadanos? En el fondo, hay una estrategia política de peso. En la formación naranja entienden que no pueden aparecer ante la opinión pública como un partido de bloqueo. Fuentes de la misma insisten en que no van a ser un partido inútil "que veta la tramitación parlamentaria" y que en connivencia con el PP de Casado dejan las iniciativas durmiendo durante semanas y meses en la Cámara sin permitir que empiecen a debatirse. "Nosotros vamos a dejar que los trabajos parlamentarios se inicien. Que el legislativo pueda trabajar", insisten, recordando que lo que hacen es solo facilitar el inicio del debate. Lo que después salga aprobado será otra historia. Ciudadanos tiene claro que siempre estará en frente de estos Presupuestos, "malos para España".

Precisamente, este martes se debate una propuesta de reforma del reglamento del Congreso que el PSOE registró hace más de un año [aquí en PDF], pero que los socialistas han decidido debatir esta semana. La idea, según el partido del Gobierno, es cambiar un mecanismo que consideran una "argucia" utilizada constantemente: hasta ahora, cuando dos grupos, al margen de cuál sea su peso, piden ampliar el plazo de presentación de enmiendas de una iniciativa, la Mesa del Congreso lo concede. Es decir, que si PP y Ciudadanos lo demandan, que son quienes suman mayoría absoluta dentro del órgano rector de la Cámara Baja (tienen cinco de los nueve puestos), se otorga.

Pero el giro dado por los naranjas les permitirá desvincularse de esa crítica. De hecho podrán subir a la tribuna del Congreso y defender que su partido permite el desbloqueo de los trabajos parlamentarios y, al mismo tiempo, separarse del PP de Casado, el otro gran objetivo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
68 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios