Noticias de Telefónica: Telefónica da otro empujón a la Marina de Valencia con su centro de ciberseguridad
se suma a bankia fintech, lanzadera y edem

Telefónica da otro empujón a la Marina de Valencia con su centro de ciberseguridad

La operadora ocupará un primer espacio de 300 metros para innovar en prototipos de seguridad informática. PSOE y Compromís se tensionan por el protagonismo del acuerdo

Foto: Marina de Valencia. (Web oficial)
Marina de Valencia. (Web oficial)

La Marina de Valencia, la dársena portuaria interior rediseñada como espacio urbano con motivo de la celebración de la America's Cup, tendrá un nuevo inquilino. El espacio, en el que un consorcio invirtió 400 millones de euros aprovechando el acontecimiento deportivo con la idea de regenerar la fachada marítima de la ciudad, albergará el primer centro de ciberseguridad e internet de la cosas y ciudades inteligentes de Telefónica, un centro de innovación en el que inicialmente trabajarán una veintena de personas y que investigará la generación de prototipos con especialistas externos. La iniciativa, aún en fase embrionaria, fue presentada este jueves a bombo y platillo en el Palau de la Generalitat por el 'president' Ximo Puig y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, en un ambiente de competición entre PSPV-PSOE y Compromís por acaparar protagonismo a un año de las elecciones. La negociación con la operadora que en la Comunidad Valenciana representa Kim Faura había partido del consistorio, pero Presidencia optó por llevarse el proyecto a su terreno y liderar un acuerdo cuyo detalles aún no están cerrados, sobre todo en su concreción administrativa.

El presidente de Telefónica España, Emilio Gayo, participó en el acto con el anuncio de una inversión inicial de seis millones de euros. Aunque todavía está por cerrar el mecanismo administrativo para ceder un espacio cuya gestión está en manos de la Administración pública, el centro de ciberseguridad y 'smart cities' podría ubicarse en la que fue base del Alinghi, nombre del barco y del equipo del multimillonario Ernesto Bertarelli en la Copa América.

Ximo Puig y Joan Ribó, frente a Kim Faura y Emilio Gayo, de Telefónica. (EFE)
Ximo Puig y Joan Ribó, frente a Kim Faura y Emilio Gayo, de Telefónica. (EFE)

El proyecto se ha presentado como el primer centro de innovación digital de Telefónica, aunque la cotizada tiene un acuerdo también con Grandiant en Vigo para poner en marcha un centro de investigación en identidad digital, también relacionado con la protección de la información y los datos personales en la red. Según informó la compañía, Telefónica impulsará el centro a través de su unidad de ciberseguridad Eleven Paths, mientras que tanto la Generalitat valenciana como el ayuntamiento de la ciudad también participaran en un proyecto que está abierto además a la colaboración de universidades y empresas privadas. Hasta el momento, firmas como Govertis ya han mostrado interés por participar en el mismo.

Aunque el nuevo centro de innovación de Telefónica es todavía modesto en cuanto a cifras de inversión y creación de empleo, se suma a otras iniciativas ya en marcha en la Marina de Valencia y encaja con el plan estratégico de los gestores del espacio por tratar de convertirlo en un foco de atracción de empresas ligadas a la tecnología y la innovación. De momento, están como inquilinos en este espacio portuario Bankia Fintech y el complejo compuesto por la escuela de negocios EDEM y la aceleradora Lanzadera, que financia el dueño de Mercadona, Juan Roig. El Consorcio de la Marina tiene en fase de licitación la antigua Estación Marítima, donde la empresa Cirkuit Planet, propietaria de la marca española de dispositivos inteligentes Mywigo, quiere impulsar un espacio de trabajo para más de 300 'startups'. Este proyecto podría tener que competir con DayOne, el servicio para jóvenes emprendedores de CaixaBank, que también ha mostrado interés en instalarse en este espacio, según informó 'eldiario.es'.

La deuda millonaria sigue atascada

La licitación de estos espacios y la puesta en valor de la Marina como enclave urbano que combine usos públicos y ciudadanos con otros de corte industrial, empresarial y tecnológico se producen en paralelo a la negociación de la mochila financiera de más de 400 millones de euros de deuda que arrastra el Consorcio Valencia 2007. Se trata de la carga que provocó el coste de las obras de acondicionamiento de la dársena interior del puerto de Valencia para albergar las necesidades de la llamada Fórmula 1 del mar. El consorcio tripartito participado por la Generalitat, el ayuntamiento y el Ministerio de Hacienda asumió las obras, pero la deuda, básicamente derivada de préstamos del Instituto de Crédito Oficial, sigue sin resolverse. La Marina ha logrado equilibrar su cuenta de explotación gracia a los ingresos de las concesiones de hostelería, pero su elevado pasivo sigue lastrando su capacidad de generar nuevas inversiones.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios