confesión total del dos de camps

Costa cerca a Camps y señala a Bárcenas: "El PP se financiaba con dinero negro"

El que fue número dos de Camps en el PP valenciano confiesa pagos en B para las campañas y las aportaciones de empresarios con obras públicas: "Asumo mi responsabilidad"

Foto: Ricardo Costa, a su llegada a la Audencia Nacional.
Ricardo Costa, a su llegada a la Audencia Nacional.

El que fue número dos del PP valenciano de Francisco Camps, Ricardo Costa, ha confesado este miércoles que su partido financió las campañas electorales con dinero negro procedente de empresarios adjudicatarios de obras públicas y con la generación de facturas falsas emitidas a los integrantes de la red Gürtel liderada por Francisco Correa. "Sí, es cierto que el PP se financiaba con dinero negro", ha señalado el pequeño de los hermanos Costa, que se ha mostrado dispuesto a asumir su "responsabilidad". "Omití mi obligación de denunciarlo", ha manifestado en una confesión total en la sala de juicios de la Audiencia Nacional en la que ha detallado que la dirección nacional del PP estaba informado de lo que ocurría a través del que fue su tesorero, Luis Bárcenas. Es la primera vez que un alto responsable del PP en la época juzgada confiesa el delito electoral.

Costa ha implicado a toda la cúpula del Consell de Camps, desde los dos vicepresidentes, Vicente Rambla (procesado) y Víctor Campos, y el exconseller Juan Cotino, en la financiación ilegal de la campaña de las autonómicas de 2007. "En 2006 Víctor Campos me llama y me muestra unos sobres donde él me dice que hay dinero en efectivo y me comenta que es dinero que los empresarios que tienen relaciones con la administración le aportan, que es un encargo del presidente Camps y Juan Cotino", ha dicho en referencia al dinero B empleado en las campañas.

Los cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Perez, Pablo Crespo y Francisco Correa, la semana pasada en el juicio. (EFE)
Los cabecillas de la trama Gürtel, Álvaro Perez, Pablo Crespo y Francisco Correa, la semana pasada en el juicio. (EFE)

Ha explicado que, además de los pagos en dinero negro, Camps ordenó, a través de Campos, pagar deudas a Orange Market con facturas de empresarios y que él se negó, que se reunió con el gerente del PP en Génova, Luis Bárcenas, y que este le dijo que ese sistema estaba "prohibido" en el partido porque "eso sería un Filesa dos". "Me quedo tan preocupado y me desplazo a Génova y mantengo una reunión con Bárcenas donde le traslado la petición del PPCV, en este caso de Campos", ha añadido sin dar más datos sobre la reacción de Génova a esa advertencia. Según su relato, finalmente todos los pagos se realizaron de forma irregular tal como quedaba fijado en el sistema que ha atribuido a Camps y sus subordinados.

Costa implica a toda la cúpula del Consell de Camps: los dos vicepresidentes, Vicente Rambla (procesado) y Campos, y el exconseller Juan Cotino

"En referencia a las elecciones municipales son exclusivas de la dirección nacional del partido, que hace transferencias a las sedes provinciales. La dirección regional no interviene en ningún acto. Pero soy conocedor de que actos determinados fueron pagados mediante facturas de empresarios o mediante aportaciones en efectivo", ha declarado en referencia a la campaña de las locales en 2007. En este sentido, ha citado actos de la que fue alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, de la campaña del PP en Castellón y de la municipal que hizo Adela Pedrosa, ex secretaria general, en Elda.

"En esas elecciones municipales y las generales de 2008 hubo instrucción general de Camps de complementar actos que montaba Génova", ha señalado en concreto en referencia los actos centrales en la Plaza de Toros de Valencia en los que participó Rajoy. "Fueron 30.000 euros en la campaña de 2007. Esas cantidades fueron aportadas también con dinero opaco al fisco aportado por empresarios y con facturación de empresarios", ha dicho. También ha señalado que el mismo sistema se empleó en las generales en las que Rajoy fue candidato a la presidencia del Gobierno. En total se recibieron 120.000 euros irregulares para "fuegos artificiales o una banda de música".

Ricardo Costa: "Sí, el PP se financiaba con dinero negro"

Costa ha tratado de desligarse de la relación directa con los empresarios a la hora de gestionar la entrega de las cantidades de dinero, una labor que ha atribuido a los vicepresidentes de Camps. No obstante, ha confesado la relación con Álvaro Pérez, ha admitido que el delito electoral se produjo y que no lo denunció: "Sé las repercusiones que esto va atener en mí y en mi familia. No he denunciado durante muchos años de servicio público. Quiero manifestar mi arrepentimiento y pedir perdón especialmente a la sociedad española valenciana y en particular a mi familia, que va a sufrir consecuencias".

Ricardo Costa admite que los actos de la Plaza de Toros protagonizados por Rajoy en 2007 y 2008 los pagaron contratistas de la Generalitat

La confesión de Ricardo Costa se suma a las revelaciones que la semana pasada hicieron Francisco Correa y Álvaro Pérez, que también señalaron a Francisco Camps como el responsable de dar las órdenes en el sistema de financiación irregular del partido. Los acusados buscan rebajar sus condenas con sus declaraciones, aunque la Fiscalía Anticorrupción ha avisado que no replanteará su posición su escrito de acusación inicial hasta que finalice el juicio. Para Ricardo Costa, la petición es de siete años y nueve meses de cárcel, por lo que su arrepentimiento debe ser considerado suficiente para obtener una rebaja de penas suficiente para no entrar en la cárcel, pues no tiene antecedentes penales.

Guerra total entre Costa y Rambla

Las manifestaciones de Ricardo Costa complican la situación de Vicente Rambla, que ha mantenido su inocencia durante el procedimiento. Su abogado ha lanzado duras preguntas a Costa: "¿Es cierto que recibió de regalo una moto amarilla del señor Pérez?¿Recibió dinero en efectivo en un coche del chófer de Gabriel Batalla?".

"No le voy a contestar", fue la respuesta de Costa.

Las estrategias de Costa y Rambla han entrado en colisión absoluta durante los interrogatorios. Mientras el primero disparaba hacia arriba, el que fue vicepresidente con Camps trató de desvincularse en todo momento de la trama de financiación irregular. No negó los hechos, a la vista de las confesiones en cadena del resto de acusados, pero sí trató de presentarse como una persona dedicada a las tareas de Gobierno y ajena a los movimientos económicos del partido durante la campaña de 2007, la única en la que ha reconocido que participó. "Costa era la persona que tenía todo el peso en el partido. Era el embudo, la persona por la que había que pasar para tener la interlocución", asestó contra la línea de flotación del pequeño de los Costa.

Rambla eludió implicar directamente a Camps. Su declaración se limitó a decir que, si se estaban produciendo irregularidades, el presidente de la Generalitat no le dijo nada. La fiscal Myriam Segura buscaba cercar a Rambla con el documento incautado a la trama Gürtel en la que aparece una deuda de más de 800.000 euros atribuida a las iniciales V.R.. El acusado se ha defendido presentando una secuencia de la evolución histórica de esa deuda en el sistema informático de Orange Market que demostraría que nunca se pagó y que, por tanto, no entró en el asunto de financiación irregular.

Mariano Rajoy defiende a Francisco Camps

Precisamente este miércoles, Mariano Rajoy se ha referido a las revalaciones que están saliendo del juicio. El presidente del Gobierno ha señaló que "no sabía nada" de la presunta financiación ilegal del PP valenciano y ha subrayado que todas las personas que están en los tribunales por este asunto ya no están en el partido. Rajoy, en declaraciones a Onda Cero, manifestó, además, que Francisco Camps, ya ha asumido responsabilidades políticas "durísimas", en referencia a su dimisión en 2012 como presidente de la Generalitat. "No sabía nada de todo eso y estaré a lo que digan los tribunales. Lo que tenía que hacer el partido ya lo ha hecho y todas las personas que están en esos momentos en los tribunales ya no están en el partido. Ya hemos hecho nuestra labor y ahora corresponde a los jueces hacer la suya y a todos respetarla y acatarla", afirmó.

A preguntas sobre la situación de Camps, Rajoy incidió en la defensa de ha hecho desde el principio de su figura política. En este sentido volvió a circunscribir las responsabilidades penales a los subordinados del ex presidente valenciano. "En esta vida, todos tenemos nuestras responsabilidades y a veces hay colaboradores que hacen lo que no hay que hacer. Pero eso no significa que cualquier persona que dirige una gran organización sea responsable de todo lo que hace los miembros de esa organización, que pueden ser cientos de miles". Pese a las revelaciones de Costa sobre su reunión con Bárcenas, Rajoy insistió en que "no sabía nada" del tema de la financiación ilegal del partido.

Camps tuvo que salir a mediodía a desmentir las acusaciones lanzadas por Ricardo Costa y negar "rotundamente" tener conocimiento y ordenar operaciones de financiación ilegal en el partido que el presidía en la Comunidad Valenciana. "Sin hechos concretos, porque no los hay, porque jamás he dado ninguna orden para que se cometiera ninguna ilegalidad", señalaba. A las puertas del Consejo Jurídico Consultivo (CJC), del que es miembro como ex 'president', Camps ha insistido en varias ocasiones en que "el derecho a la defensa no da derecho a la ofensa", en alusión a la declaración de Costa, y manifestó que le parece "inexplicable" que ahora se le mencione durante el juicio, según recoge EFE.

Pese a que Camps insiste en exculparse, el grupo popular en las Cortes Valencianas ha respaldado una proposición de Compromís en la que insta al expresidente de la Generalitat valenciana a renunciar a sus privilegios como máximo mandatario autonómico hasta el año 2011: salario de 58.000 euros en el CJC, chófer y secretaria particular.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios