Camps rehusó investigar a Orange Market hace cuatro años a pesar de los indicios de evasión fiscal

La supuesta trama corrupta descubierta por el juez Baltasar Garzón no es tan ‘nueva’ como parece. De hecho, los nombres de Special Events, Orange Market, Francisco

Foto: Camps rehusó investigar a Orange Market hace cuatro años a pesar de los indicios de evasión fiscal
Camps rehusó investigar a Orange Market hace cuatro años a pesar de los indicios de evasión fiscal

La supuesta trama corrupta descubierta por el juez Baltasar Garzón no es tan ‘nueva’ como parece. De hecho, los nombres de Special Events, Orange Market, Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo son viejos conocidos de la prensa levantina, así como del Partido Popular en la región. Ya en 2005 diversos medios de comunicación se hicieron eco de las sospechas en torno a este grupo empresarial, sospechas de evasión fiscal y corrupción que, sin embargo, el PP enterró sin explicación alguna.

 

En el verano de 2005 el PSPV presentó en el registro de las Cortes Valencianas una serie de preguntas relacionadas con los contratos de Orange Market con la Generalitat presidida por Francisco Camps, con tal mala suerte que el PP vetó esas preguntas que se quedaron para siempre sin respuesta. El PP valenciano esgrime a su favor que Orange Market poco o nada tenía que ver ya entonces con Special Events, que era la que en realidad se encontraba bajo sospecha.

 

Eso, sin embargo, no es del todo cierto. Tal y como cuenta en junio de ese año el diario Levante, Orange Market se fundó en 2003 en Algemesí con dos socios, Álvaro Pérez, que puso un capital de 3.006 euros, y Pablo Crespo, a la sazón socio de Correa en Special Events, que participó con la desorbitada cantidad de un euro: esa presencia sólo tenía como leitmotiv poner de manifiesto la conexión entre ambas compañías.

 

Y es que ya entonces Special Events estaba bajo sospecha en la calle Génova, donde cada vez conseguía menos contratos, hasta que en 2004 dejó de trabajar para el PP nacional. No ocurría lo mismo con Orange Market. Mientras una rompía sus lazos con el PP, la otra los fortalecía. Orange Market heredó los contratos de Special Events en la Comunidad, y logró otros nuevos con el mismo estilo de actos espectaculares por su brillantez y colorido.

 

Los puntos negros destapados por la Sindicatura de Cuentas

 

Así, Pérez igual organizaba la cena de inicio de curso político del año 2005 con Zaplana y Acebes como estrellas invitadas, que montaba por todo lo alto la fiesta-mitin del segundo aniversario de Camps al frente de la Generalitat. Todo con contratos limpios y transparentes, según el PP y el Consell valenciano, aunque no opinaba lo mismo la Sindicatura de Cuentas que tuvo que pedir al PP y a la empresa información de varios pagos que consideró no estaban bien aclarados por las partes.

 

No solo el PP ha contratado con Orange Market -hasta la última campaña electoral, la de 2007-, sino que también lo ha hecho el Consell que empezó adjudicando a esta empresa la realización de la Guía de la Comunicación y ha acabado por darle casi en exclusiva la organización y montaje del stand de la Comunidad en Fitur, por tres años consecutivos, con cantidades que oscilan entre los 800.000 y el millón de euros. Por eso la detención de Álvaro Pérez ha caído como una losa entre los ‘populares’ valencianos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios