Respaldo de PSOE, COMPRomís, Podemos y ciudadanos

Las Cortes resucitan Canal 9 sin apoyo del PP y con un coste máximo de 100 millones

Los partidos consensuan un modelo de televisión pública con órganos de gobierno elegidos por mayorías reforzadas, un presupuesto mínimo de 50 millones y en la lengua autóctona

Foto: Empleados de Canal 9, al día siguiente del apagón de 2013. (EFE)
Empleados de Canal 9, al día siguiente del apagón de 2013. (EFE)

Menos de tres años después del polémico y tumultuoso cierre de Canal 9 por parte de la Generalitat valenciana de Alberto Fabra, las Cortes valencianas han aprobado este jueves la nueva ley que servirá para poner otra vez en marcha una televisión autonómica. PSPV-PSOE, Compromís, Podemos y Ciudadanos han consensuado tras varios meses de negociaciones un texto que articula un nuevo modelo teóricamente mucho más austero y con órganos independientes del poder político. El Partido Popular, que ha participado en las negociaciones, es la única formación que no respalda la iniciativa, pero tampoco se ha opuesto a ella, consciente de que existe una demanda social para rescatar las emisiones en la única autonomía con lengua propia que no cuenta con televisión.

La aprobación de la ley supone el pistoletazo de salida para la articulación del instrumento audiovisual, que podría comenzar a funcionar en otoño en pruebas e ir tomando cuerpo y tamaño a partir del año que viene.

Financiación mixta

Para evitar excesos 'a priori', el nuevo Canal 9 nace con las alas cortadas en materia presupuestaria. La denominada Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) recibirá una “compensación” económica por su labor de servicio público que no podrá ser inferior al 0,3% del Presupuesto de la Generalitat, pero tampoco superior al 0,6%. Esto es sinónimo de una horquilla financiera de entre 50 y 100 millones de euros al año. Los primeros ejercicios, la aportación estará más cercana al porcentaje mínimo que al máximo, por una cuestión de disponibilidad de recursos de la Administración valenciana. 

Ximo Puig y Mónica Oltra, este jueves por la mañana. (EFE)
Ximo Puig y Mónica Oltra, este jueves por la mañana. (EFE)

La CVMC podrá además obtener recursos del mercado publicitario y comercial, pues la ley fija un modelo de financiación mixta que habrá que ver qué reacción provoca en el sector de las televisiones privadas. Hay que recordar que la presión de los canales no públicos obligó a RTVE a renunciar a la obtención de fondos a través de la publicidad directa.

La antigua televisión valenciana, que acumuló una deuda de 1.200 millones, llegaba a gastar más de 300 millones al año. Ahora, si los gestores del nuevo ente se exceden en un 10% del presupuesto aprobado, podrán ser relevados del cargo.

La plantilla, punto caliente

La capacidad económica condicionará también la dimensión de la plantilla. El punto más caliente de la negociación ha sido qué hacer con la antigua plantilla que fue despedida a través de un expediente de regulación de empleo, más de 1.600 personas. El colectivo que trabajaba en Canal 9 tras haber aprobado una oposición (unos 700 trabajadores) es el que más ha presionado para intentar recuperar su puesto de trabajo. Podemos se ha erigido en defensor de sus intereses, pero se ha topado con el resto de fuerzas políticas, que han entendido que para evitar caer en los excesos de la etapa del PP, había que empezar de cero. Los extrabajadores han amenazado con mantener la batalla judicial y exigen regresar con las mismas condiciones laborales (algo inasumible en los tiempos actuales) y cobrando los salarios de tramitación de tres años fuera del empleo.

Un trabajador de Canal 9 muestra un cartel contra el cierre en 2013. (EFE)
Un trabajador de Canal 9 muestra un cartel contra el cierre en 2013. (EFE)

Por el presupuesto marcado, la nueva nómina oscilará entre los 200 y 400 trabajadores cuando la televisión obtenga velocidad de crucero. En los procesos de selección, se valorará como un mérito la experiencia como extrabajador de RTVV, pero esto no garantizará la plaza. Hasta que esto ocurra, la nueva televisión hará contratos temporales a través de una bolsa de trabajo, en la que sí será mérito suficiente haber trabajado en el viejo Canal 9, la antigüedad y el haber accedido mediante un proceso de selección. Las condiciones de contratación son consideradas insuficientes por colectivos de extrabajadores.

Mayorías reforzadas para los órganos de gobierno

La ley busca garantizar la independencia de los gestores de la nueva televisión y la autonomía de sus periodistas. Un consejo rector de 10 miembros elegidos por tres quintas partes de las Cortes valencianas será el máximo órgano de gobierno. Mediante un proceso de selección, elegirá un presidente como máximo representante con un mandato de seis años, que deberá pasar también por el filtro del Parlamento autonómico. Los integrantes del consejo rector se elegirán el próximo 27 de julio.

Las protestas frente el Palau de la Generalitat han sido constantes durante los últimos tres años. (EFE)
Las protestas frente el Palau de la Generalitat han sido constantes durante los últimos tres años. (EFE)

El consejo rector elegirá un director general con tareas ejecutivas, que tendrá que renovar el cargo a los tres años y deberá recibir el visto bueno de la comisión de televisión valenciana de la Cámara autonómica. Este director general podrá ser vetado por el consejo de informativos, un órgano representativo de la redacción de la nueva televisión, que velará por la independencia en las labores informativas. Un consejo ciudadano asesora también en materia de contenidos y programas.

Apoyo al valenciano y la producción local

La ley busca garantizar además la colaboración con el sector audiovisual valenciano. El 35% del coste destinado a producción deberá ir dirigido a empresas locales y programas en valenciano. Además, se ha introducido una cláusula antimonopolio que impedirá contratar más del 20% de la producción externa con una única empresa. También se abre la puerta a firmar acuerdos de colaboración con medios privados comarcales y locales.

La sociedad dependiente de la corporación pondrá en marcha una televisión generalista, pero podrá abrir un canal infantil y otro temático. Igualmente, habrá un canal de radio generalista, otro dedicado en exclusiva a la música de artistas valencianos y en lengua valenciana, una plataforma digital y la opción de crear una agencia de noticias. Lo lógico es que, por razones presupuestarias, el nuevo ente eche a andar solamente con los canales generalistas y la web.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios