Compromís revela facturas por 278.000€ en gastos

'Ritaleaks': La filtración masiva de facturas revela la falta de transparencia en Valencia

25.000 euros en naranjas, 80.000 en hoteles y 42.000 en restaurantes. Son algunos de los gastos que el Ayuntamiento de Valencia ha realizado con dinero público entre 2010 y 2014

"No hay nada. Los gastos de representación de Alcaldía son públicos". "No es cierto que sean públicos, de hecho, nosotros los hemos pedido y no nos los han dado". El vicealcalde de Valencia, Alfonso Novo, del PP, y el portavoz de Compromís en el consistorio valenciano, Joan Ribó, han reaccionado con estas palabras contradictorias a la publicación de 467 facturas vinculadas a gastos de representación realizados por la alcaldesa Rita Barberá.

Lo cierto es que la publicación de estos documentos, que ha sido canalizada por el grupo municipal del partido valencianista, ha levantado una polvareda en el agitado patio político local, especialmente por algunos de los gastos que desvela, como las estancias de Barberá en hoteles de gama alta por los que las arcas públicas llegaron a pagar casi 700 euros por una sola noche, así como otros gastos de representación que los responsables de Compromís han calificado de impropios en una situación de crisis.

En total, las 467 facturas se reparten a lo largo de los últimos cuatro años y ascienden a 287.000 euros. Hay desde billetes de tren o avión para viajes de la alcaldesa a distintas ciudades, a noches de hotel de la primera edil. Pero también se incluyen otros gastos de asesores de Barberá que le acompañan en algunos de estos viajes o de los miembros de la seguridad de la alcaldesa, los escoltas, que le acompañan incluso en sus vacaciones. El listado también incluye numerosas facturas de comidas institucionales en distintos restaurantes fundamentalmente de Valencia.

La existencia de estos gastos no supone de por sí ninguna irregularidad, al menos a primera vista, aunque Compromis ha anunciado que llevará las facturas a la Fiscalía por si hubiera algún indicio de malversación de fondos.

Muchos de los viajes están justificados por la asistencia de Barberá a actos en calidad de alcaldesa, ya fueran simposios, conferencias de Alberto Fabra, tomas de posesión de Mariano Rajoy o del rey Felipe VI. También hay viajes al extranjero, incluyendo billetes de avión para reunirse, por ejemplo, con Bernie Eclestone, el patrón de la Fórmula 1. A los actos del partido, la alcaldesa va sin que el coste corra a cargo del erario público, aunque sí constan en los gastos las facturas de sus escoltas, una situación que se puede considerar normal con los miembros de seguridad de cualquier alto cargo.

'Ritaleaks': La filtración masiva de facturas revela la falta de transparencia en Valencia

El elevado coste de los hoteles elegidos es otra cuestión, así como el hecho de que la alcaldesa no acuda en el día, ahorrando el alojamiento, como sí hacen algunos de los asesores que la acompañan. Barberá siempre pernocta en hoteles de gama alta -como el Westin o el Palace en Madrid- y lo hace en la modalidad de todo incluido, lo que en el sector hotelero se conoce como full credit. Durante su estancia en destino, y en Madrid para ser concreto, echa mano de un coche de alquiler con conductor que está a su disposición durante la estancia y que se paga por horas. Barberá no usa taxis.

Además, como se puede comprobar cotejando las facturas, Barberá se aloja en habitaciones más caras que su séquito. Hay varios ejemplos, como un viaje a Florencia en el que la habitación de la alcaldesa en el Hotel Galery Art costó 771 euros, mientras que la del concejal Cristobal Grau fue solo de 330 euros. Ambas eran dobles de uso individual, según las facturas.

El listado también devela algunos desplazamientos numerosos del equipo de Barberá, como ocurrió en 2010 cuando una delegación de 12 personas viajó a Bruselas para recibir la bandera que acreditaba a Valencia como Ciudad Europea del Deporte.

La ostentación de Rita Barberá

Estas cifras son sustancialmente más elevadas de las que puso como límite el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, para los altos cargos. Fabra, en 2012, decidió limitar con un decreto el montante que se podían gastar los miembros de su administración en comidas de trabajo (20 euros) y en alojamiento (65 euros). En todo caso, esos límites no afectaban al secretarios autonómicos o consellers.

Muy lejos de esas cifras está la media del menú por persona que pagó el ayuntamiento en las comidas de trabajo cuyas facturas aparecen en el listado. Las comidas llegan a alcanzar los 444 euros para 5 comensales en el restaurante Vuelve Carlina (de Quique Dacosta), y la media de los menús de estos almuerzos institucionales -que no solo son de Barberá, también corresponden a otros concejales del equipo de gobierno e incluso hay una factura que pasó la exconcejal socialista Carmen Alborch- está en los 50 euros. 

"Las facturas están fiscalizadas"

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha señalado que las facturas publicadas en la web 'www.ritaleaks.compromis.net', referidas a gastos de representación del Gabinete de Alcaldía y del servicio de Protocolo, están fiscalizadas sin reparos por la Intervención, no son "facturas de la alcaldesa", sino del conjunto de la corporación, y ha anunciado que los servicios jurídicos estudiarán si su difusión vulnera la Ley de Protección de Datos.

Al respecto, Barberá ha querido manifestar que "no hay ninguna Wikileak" porque Compromís ha hecho un "aprovechamiento de la transparencia municipal" para acceder mediante una clave a estas facturas, por lo que no se trata de "ningún trabajo de heroicidad".

También ha recalcado que "hay muchísima manipulación e intencionalidad", se refieren "a más de un mandato" como muestra la factura de un viaje a Copenhague en 2009, y su publicación ahora se debe a que "estamos -el PP- subiendo en las encuestas y tienen que echar más hachazos encima".

Esto demuestra, para Barberá, "la campaña que van a hacer" desde Compromís, una formación a la que ha acusado de no tener proyecto para la ciudad. "Compromís es un partido nacido para destruir, no presenta ningún proyecto constructivo; eso sí que es coherente con su línea ideológica originaria, que es el comunismo. Su único proyecto es echar a Rita Barberá, no todo vale", ha agregado.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios