Es noticia
Menú
La entidad belga que respalda a Puigdemont dona 80.000 euros a su asociación hermana
  1. España
  2. Cataluña
Cambios en CATGlobal ASBL

La entidad belga que respalda a Puigdemont dona 80.000 euros a su asociación hermana

La principal asociación de apoyo al 'expresident' catalán deja la denominada 'Casa de la República', la mansión de Waterloo, y se va a un 'coworking' de asociaciones nacionalistas

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont. (EFE/Claudia Sancius)
El expresidente catalán Carles Puigdemont. (EFE/Claudia Sancius)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Movimientos financieros en Waterloo. CATGlobal ASBL, la entidad belga que ofrece respaldo legal y financiero a Carles Puigdemont y su movimiento del Consell per la República, que pretende ser una especie de Generalitat en el exilio, ha inyectado 80.000 euros en su entidad hermana Catalunya Cultura i Progrés AISBL, también conocida como CATCiP. Así consta en la documentación de CATGlobal sobre la asamblea general ordinaria que celebró este ente el 22 de abril de este año. Se desconocen tanto el origen de los fondos como el destino de los mismos, ya que ninguna de las dos asociaciones sin afán de lucro, creadas en 2018, ha presentado cuentas en toda su historia.

En la documentación remitida al registro mercantil belga, se explica que se va a someter a la asamblea general de CATGlobal como punto 3 del orden del día “aprobar la donación de 80.000 euros a CATCiP AISBL imputada al ejercicio de 2021”. Pero por primera vez en un documento aparece el mecanismo de las donaciones entre entidades —legales, pero opacas— como el medio de financiación del entorno de Puigdemont.

CATGlobal ASBL y CATCiP AISBL son entidades similares, pero no idénticas. Ambas dan apoyo material y legal a Puigdemont y el resto de eurodiputados de JxCAT, según han reconocido ellos mismos en sus declaraciones al Parlamento Europeo. CATGlobal ASBL asume los gastos mayores, como la casa y los costes legales. CATCiP, por su parte, es una asociación sin afán de lucro internacional y puede tener filiales fuera de Bélgica. La única filial abierta se encuentra en Girona, pero no se sabe a qué se dedica. En la práctica, CATCiP asume costes informáticos, gestiona la base de datos de socios del Consell per la República y es propietaria de dominios web como consellperlarepublica.cat. También es la que cobra los 10 euros al año que pagan los socios por tener una identidad digital vinculada la Consell per la República, ente que legalmente no existe.

placeholder Pinche aquí para ver el documento completo.
Pinche aquí para ver el documento completo.

Que CATCiP, que percibe las cuotas de unos teóricos casi 102.000 socios, tenga que recibir asistencia financiera de su entidad hermana puede ser un síntoma de que las aportaciones de inscritos son marginales y que la clave de la financiación de la actividad exterior de Puigdemont se encuentra en las donaciones anónimas.

Otro punto del día en la asamblea de CATGlobal fue aprobar las cuentas del año 2020, que siguen sin haber sido declaradas al registro belga. También se revisaron las actividades de 2020 y se aprobaron los proyectos para este año.

Salida de Waterloo

Posteriormente a esta asamblea hubo otra, pero de carácter extraordinario, el pasado 3 de septiembre. En ella, solo se aprobó el cambio de sede, con lo que la principal asociación de apoyo a Puigdemont dejaba la denominada 'Casa de la República', la mansión de Waterloo donde reside Puigdemont y se reúne el Consell per la República.

Así que desde el pasado mes de septiembre CATGlobal, que preside la lobista Erika Casajoana, se ha mudado de Waterloo al centro de Bruselas, al número 51 de Rue de Trèves, donde tienen su sede otras dos entidades de tipo similar pero con una dimensión internacional. Se trata de Minority Rights Group International, que opera como una especie de ONG de grupos nacionales sin Estado. También está radicada en la misma dirección la sede en Bélgica de la UNPO, Unrepresented Nations & Peoples Organizations. Se da la circunstancia de que desde septiembre de 2020, Cataluña es miembro de la UNPO, cuya sede central se encuentra radicada en el Reino Unido.

Cataluña se integró en la UNPO de la mano de la ANC, no de la Generalitat ni de su política exterior. En la ficha sobre Cataluña, se pone todo el énfasis en la actuación policial durante el 1 de octubre, pero, por ejemplo, se omite que los líderes independentistas han sido indultados. La ANC abonó en donaciones 132.528 euros al cierre de 2020, según las cuentas hechas públicas por la propia entidad, pero el destino concreto de este dinero también se desconoce.

CATGlobal ha cambiado de sede, dejando Waterloo sin dar razones de esta mudanza

En todo caso, que CATGlobal ASBL acabe teniendo una sede compartida en una especia de 'coworking' de las minorías oprimidas del mundo parece un poco raro. Podría augurar una mudanza de Puigdemont de Waterloo. Hace meses que hay rumores en Bruselas de que los catalanes instalados en ese país están buscando un edificio en Lovaina, donde ya reside y trabaja Toni Comín, según fuentes cercanas al entorno independentista de Waterloo.

La opción de minoría nacional

Hace meses que personas importantes del entorno de Puigdemont como el abogado Gonzalo Boye o el jefe de su oficina, Josep Lluís Alay, están pidiendo un giro para que el independentismo se presente ante Europa como una minoría nacional oprimida, porque consideran que esa es la vía para poder obtener algún tipo de reconocimiento por parte de otros países, tal vez rivales molestos por reconocimientos europeos de sus propias minorías, como sería el caso de Rusia o China. Puigdemont nunca se ha pronunciado de forma definitiva y esta no es la política exterior que defiende la Generalitat. El soberanismo catalán siempre se ha justificado a sí mismo por lo contrario, por asegurar que son la mayoría en Cataluña. Estos compañeros de sede para CATGlobal apuntarían a un cambio de calado en la estrategia independentista.

Movimientos financieros en Waterloo. CATGlobal ASBL, la entidad belga que ofrece respaldo legal y financiero a Carles Puigdemont y su movimiento del Consell per la República, que pretende ser una especie de Generalitat en el exilio, ha inyectado 80.000 euros en su entidad hermana Catalunya Cultura i Progrés AISBL, también conocida como CATCiP. Así consta en la documentación de CATGlobal sobre la asamblea general ordinaria que celebró este ente el 22 de abril de este año. Se desconocen tanto el origen de los fondos como el destino de los mismos, ya que ninguna de las dos asociaciones sin afán de lucro, creadas en 2018, ha presentado cuentas en toda su historia.

Carles Puigdemont Bélgica Toni Comín Eurodiputados Junts per Catalunya Independentismo Cataluña
El redactor recomienda