El contable de Puigdemont cierra la empresa fantasma que había creado en Estonia
  1. España
  2. Cataluña
Sergi Miquel administra CATGlobal

El contable de Puigdemont cierra la empresa fantasma que había creado en Estonia

El cierre de la compañía se produce tras un escándalo vinculado con una de las firmas de su predecesor en CATGlobal, Jaume Cabaní, a cuenta de la contratación de publicidad electoral

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El publicista experto en medios digitales Sergi Miquel, actual contable de Carles Puigdemont, ha liquidado su empresa en Estonia tan misteriosamente como la creó, según consta en el Registro Mercantil de este país. La compañía, Lan Sei Consulting OÜ, fue fundada en marzo de 2020 y desde entonces no ha tenido actividad alguna, lo que resulta llamativo porque Miquel dejó en 2019 la cooperativa de publicidad digital que encabezaba en Barcelona para trasladarse a vivir a Bélgica y convertirse en el administrador de las dos entidades sin afán de lucro que dan cobertura legal a la actividad política del expresidente catalán: CATGlobal ASBL y CATCiP AISBL.

Un año después, creaba su firma en Estonia, pero esta compañía no se ha mantenido operativa. Hay un patrón. Su predecesor en el cargo, Jaume Cabaní, un ingeniero que operaba como informático y como contable en la primera época de Puigdemont en Bélgica, también constituyó sociedades en Estonia, las firmas Catalitza OÜ y Catalitza CSR. Cabaní había llegado a controlar 11 cuentas bancarias, algunas de ellas vinculadas a pagos para actividades de los servicios informáticos del Consell per la República que preside el 'expresident'.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

Se ha preguntado a los portavoces del Consell per la República la razón tanto de la creación de la empresa estonia de Miquel como de su liquidación, pero no se ha obtenido respuesta.

La liquidación de la firma de Miquel se produce después de un escándalo vinculado con las de Cabaní. En febrero, trascendió que una de las empresas de este último, Catalitza CSR, estaba pagando anuncios en Facebook desde Estonia a favor del independentismo en medio de la campaña electoral en que la candidata era Laura Borràs. La publicidad digital era la especialidad de Miquel, pero no fue su presunta consultora en Estonia la que estuvo vinculada a esta actividad.

Foto: El 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont, durante un acto electoral de JxCAT. (EFE)

Miquel ha mantenido siempre un perfil muy bajo. Solo ha aparecido de manera fugaz en medios de comunicación cuando denunció de manera pública que su teléfono había sido 'hackeado' a través del sistema Pegasus. No se conoce denuncia ante la Justicia belga por esta cuestión. Pero más allá de situaciones como esta, el especialista en publicidad carece de perfil político. Al contrario que la presidenta de CATGlobal ASBL, Erika Casajoana, nunca ha integrado las listas de JxCAT.

Un hombre para poner orden

La llegada de Miquel al núcleo duro del entorno del expresidente catalán en Bélgica se entendió como una manera de poner orden, ante un modelo mucho más caótico de su predecesor, Jaume Cabaní. Unificó las sede de las entidades en la mansión de Waterloo, por ejemplo.

El día a día en Waterloo vendra marcado más por los tribunales que por la política

En Waterloo, se avecina una época de cambios. Puigdemont ha perdido la inmunidad, su familia más directa prepara su traslado a Bélgica y su rol como guardián de las esencias se diluye en un momento en que desde la Generalitat se está abogando por políticas más posibilistas. Desde los indultos, los debates en Cataluña no son la desobediencia o la unilateralidad, como en la época de Quim Torra, sino cuestiones más terrenales, como la ampliación del aeropuerto de El Prat.

Foto: El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (Reuters)

Pagando abogados

Gran parte de los gastos de las entidades que gestiona Miquel en Bélgica se destinan a sufragar abogados para las múltiples causas judiciales que afrontan Carles Puigdemont, Toni Comín, Clara Ponsatí o Lluís Puig. Casi el 15% del presupuesto fueron gastos legales en 2020, según informó el propio Consell per la República. Entre los equipos de letrados del 'expresident' y los suyos, se encuentran prestigiosos penalistas como Paul Bekaert, Michèle Hirsch o Christophe Marchand. La principal fuente de ingresos son las donaciones, de las que se desconoce su cuantía, pero también las cuotas de los más de 98.000 socios, de los que no se sabe cuántos están abonando en este momento el pago anual, que es de 10 euros, más la compra del carné 'per la identitat digital', que cuesta otros 12. Las entidades que gestiona Miquel llevan tres años sin presentar cuentas en Bélgica.

El publicista experto en medios digitales Sergi Miquel, actual contable de Carles Puigdemont, ha liquidado su empresa en Estonia tan misteriosamente como la creó, según consta en el Registro Mercantil de este país. La compañía, Lan Sei Consulting OÜ, fue fundada en marzo de 2020 y desde entonces no ha tenido actividad alguna, lo que resulta llamativo porque Miquel dejó en 2019 la cooperativa de publicidad digital que encabezaba en Barcelona para trasladarse a vivir a Bélgica y convertirse en el administrador de las dos entidades sin afán de lucro que dan cobertura legal a la actividad política del expresidente catalán: CATGlobal ASBL y CATCiP AISBL.

Estonia Carles Puigdemont Cataluña Campañas electorales
El redactor recomienda