El silencio de Laura Borràs agarrota a JxCAT en la negociación de la Mesa del Parlament
  1. España
  2. Cataluña
Aún retiene el acta del Congreso

El silencio de Laura Borràs agarrota a JxCAT en la negociación de la Mesa del Parlament

Ante el vacío, algunos están moviendo pieza. Es el caso del 'conseller' de Territori, Damià Calvet. Pero estas intenciones no han gustado ni a la CUP ni tampoco en su propio partido

placeholder Foto: La candidata de JxCAT a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs. (EFE)
La candidata de JxCAT a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs. (EFE)

El silencio de Laura Borràs está gripando la negociación para la Mesa del Parlament. En la reunión a tres en la Cámara catalana de ayer, JxCAT no llegó a concretar quién sería su candidato o candidata a presidir la institución. Es decir, se pide a la CUP que asuma la vicepresidencia del Parlament, pero sigue sin aclararse a quién pondrían al frente. Así que los encuentros seguirán mañana en medio de una gran incertidumbre sobre lo que pasará el viernes, cuando se debe constituir el órgano del poder legislativo. Borràs ganó las primarias, secundó a Puigdemont con el compromiso de este de que ella sería la presidenciable. Ahora se la quiere al frente de la Cámara, pero ella sigue sin desvelar lo que hará. La situación es tal, que todo lo que rodea la presidencia del Parlament se ha sumido en el caos.

Ayer, Jaume Alonso Cuevillas renunció a su acta en el Congreso. Borràs, compañera de lista en las catalanas y en las Cortes, ni siquiera ha hecho esto. De forma oficial, sigue siendo parlamentaria nacional. Le quedan 48 horas. El Confidencial se ha puesto en contacto con ella, pero no ha sido posible obtener una respuesta. Portavoces de JxCAT han explicado que todavía Laura Borràs no ha desvelado sus intenciones.

Foto: La candidata de JxCat a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs. (EFE)

Ante el vacío, algunos están moviendo pieza. Es el caso de Damià Calvet. El actual 'conseller' de Territori se ve fuera del nuevo Govern, o en el mejor de los casos despojado de sus competencias económicas. Y este pasado fin de semana ya se ha ofrecido para presidir el Parlament, según explican fuentes de la formación que preside Carles Puigdemont.

Pero el movimiento de Calvet no ha gustado en buena parte del partido. Así, por un lado, se ha atacado a Calvet filtrando a la prensa que se había saltado el confinamiento comarcal para votar en las elecciones del FC Barcelona. Ayer, la portavoz, Meritxell Budó, quitó hierro al asunto, asegurando que en realidad Calvet había venido a trabajar a la capital catalana el pasado domingo.

Borràs mantiene su silencio para castigar a Puigdemont y al aparato de JxCAT, que no le dejan ser la número dos del Govern

Por otro lado, en el entorno de JxCAT han empezado a dejar caer un nombre que cierre el paso a Calvet y que no tenga el poso convergente que arrastra el actual titular de la cartera de Territori. Dicho de otra manera, que pueda ser votado por la CUP. A falta de Borràs, la alternativa ha sido Aurora Madaula, diputada de JxCAT y representante del ala más izquierdista en lo ideológico y más radical desde el punto de vista soberanista. Sin embargo, el nombre de Madaula no fue puesto sobre la mesa ayer en la reunión sobre el Parlament, con lo que todo parece más bien una cuestión interna que una posición negociadora real.

Dos vías

El viernes, se constituye la Cámara. La vía más normal es que Borràs aclare lo que quiere hacer. Pero la 'exconsellera' de Cultura está prefiriendo mantener su silencio para castigar a Carles Puigdemont y al aparato de JxCAT, que no están respaldando su pretensión de ser la número dos del nuevo Govern en la próxima legislatura.

Foto: La candidata a la Generalitat, Laura Borràs, y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont (en la foto de pantalla). (EFE)

La CUP propuso en la reunión que el presidente del Parlament fuese Pau Juvillà, diputado de los anticapitalistas, según desveló 'NacióDigital'. Pero fuentes conocedoras de las interioridades de la reunión aseguraron que ERC calló y JxCAT se negó a la pretensión de la CUP. JxCAT reclama que la presidencia de la segunda institución de Cataluña le corresponde. Pero sigue la incógnita de a quién propondrá.

La CUP sí que ha dicho que quiere presidir el Parlament, algo que no parece posible

La otra opción sería una 'persona buena' que desde la neutralidad pudiera hacer equilibrios en lo que representan Borràs, los presos (que son los que siempre han respaldado a Calvet) y el aparato de JxCAT que encabeza Jordi Sànchez. Buscar una figura alternativa y conciliadora que a su vez acceda a presidir un Parlament que muchos de los 'juntaires' quieren poner ahora en primera línea de fuego de la confrontación con el Estado.

Caos en la formación

En la reunión de ayer en el Parlament, JxCAT dejó muy claro a la CUP que la presidencia le correspondía a ellos. Pero no explicaron ni lo que hará Borràs ni quién será su candidato o candidata a presidir la Cámara, con lo que el papel de los anticapitalistas queda en una situación comprometida. La CUP apoyaría a Borràs, pero no a Damià Calvet, por ejemplo. Y si la CUP y los comunes entran en el órgano rector del Parlament, quedan tres puestos: dos para JxCAT y uno para ERC.

Mientras, eso sí, Borràs siguió dedicada al activismo que tanto agradaba a su mentor, Quim Torra. Borràs se personó en el acto en Lledoners donde el independentismo protestó ante el final del tercer grado de los presos. Pero de su destino político, no aclaró nada.

Parlamento de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CUP Meritxell Budó Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña Independencia de Cataluña
El redactor recomienda