Pide superar el marco parlamentario

Puigdemont endurece su discurso y culpa a ERC de la falta de unidad del soberanismo

"Yo soy del PDeCAT y el PDeCAT habla por sus actos. El PDeCAT no ha hecho a Pedro Sánchez presidente del Gobierno español", ha asegurado el 'expresident' en una pulla muy evidente

Foto:  El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

Carles Puigdemont está endureciendo su discurso a medida que el clima en Cataluña se va haciendo más preelectoral. La pasada semana aseguró que para la independencia de Cataluña “una rémora sería quien tiene capacidad de arrastrarnos abajo, pero no es el PDeCAT quien ha frenado la política de firmeza frente al gobierno español. No ha sido el PDeCAT quien ha investido Pedro Sánchez. No es una rémora en este sentido”, en una alusión nada velada a las actuaciones de ERC en Madrid. De hecho, ha culpado a ERC de la falta de unidad estratégica en el independentismo.

En una entrevista en Vilaweb en la que respondía a los abonados a esta web, Puigdemont volvió a defender la postura de bloqueo de JxCAT en Madrid contraponiéndola, sin decirlo, a los intentos de ERC de abrir una vía de diálogo con el Gobierno. En otro recado a los republicanos mantuvo que “quien ha mantenido firme ante una manera clara en un intento de abusar del estado de alarma ha sido el PDeCAT, que se ha plantado”.

Puigdemont recalca: “Yo soy del PDeCAT y el PDeCAT habla por sus actos. El PDeCAT no ha hecho a Pedro Sánchez presidente del Gobierno español y esto se debe decir también. Dicho esto, solo podemos salir si encontramos unidad estratégica”.

Por esta unidad pasa todo el futuro del independentismo, según Puigdemont que mantiene que “quizá podríamos dejar de atacarnos a nosotros mismos y deberíamos atacar quien no quiere que sobrevivamos como nación. Quizás deberíamos destinar nuestras energías y recursos a hacer esto. Si no somos capaces de ir juntos, debemos explicar a la gente que no seremos independientes. Quien quiera la independencia y haga un ejercicio de honestidad intelectual y política, debe explicar cómo lo piensa hacer sin unidad. Yo no puedo decir ni explicar que sin unidad no habrá independencia. No lo puedo decir. Solo puedo decir que puede haber independencia si vamos juntos. No significa necesariamente que sea una lista única, hay muchas maneras de ir juntos. Y hoy no vamos”.

En la entrevista, Pugidemont repite algunas ideas ya anunciadas, como que fue un error suspender la declaración de independencia del 10 de octubre o que España nunca dialogará por lo que la confrontación, según él, resultará inevitable.

Más allá del Parlament

Puigdemont insiste en que hay que ir más allá del Parlament, porque considera que esos espacios le parecen insuficientes para un proyecto como la independencia de Cataluña. “La política parlamentaria y autonómica tienen un recorrido cada vez más pequeño y vigilado. Tampoco podemos pedir a las instituciones autonómicas ni siquiera lo que podíamos pedir a las anteriores. Debemos ser conscientes de ello. Si no, no podremos llegar hasta el final”, valora el 'expresident'.

Mientras que niega al Parlament capacidad para gestionar algo como la independencia, sí que da todo el protagonismo a la Generalitat para hacer frente al coronavirus. Aquí Puigdemont reconoce un paso al lado para poner todo el foco en Quim Torra. Cuando se desató la pandemia el 'expresident' explica lo siguiente: “pensé y lo comenté con el presidente Torra que en aquel momento gravísimo nosotros teníamos que estar detrás de él, porque tenemos una responsabilidad enorme con unos recursos escasísimos para poder asumir una crisis como esta. Por eso, con otra gente que está en el exilio, nos pusimos al servicio cada día del equipo del presidente Torra para ver cómo podíamos enderezar la situación y ayudar a su liderazgo”.

Sobre el camino para llegar a la independencia, Puigdemont se moja poco. Habla de "paradiplomacia" pero no explica cómo usarla

“El país en estos momentos miraba su 'president', sobre todo en un momento en que el gobierno español y la autoridad única competente generaba mucho desconcierto y caos”, valora Puigdemont sobre el modo de enfocar esa crisis.

Vaguedad sobre el futuro

Respecto a cómo conseguir la independencia, Puigdemont sigue siendo muy vago. Advierte que habrá que gestionar “una confrontación democrática con el Estado”, considera que el 155 “fue un golpe de Estado” y que el independentismo ha de prepararse para “hacer frente a las ofensivas del estado en el ámbito económico, financiero, estratégico y ahora precisamente en estos días de confinarnos debemos pensar también la forma en que hemos podido sobrevivir y soportarlo basándonos en nuestros propios recursos”. Habla de “paradiplomacia”, pero en esencia no ofrece ninguna pista de cómo lograr su objetivo político más allá de la ya comentada unidad.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios