hoja de ruta del independentismo

La ANC exigirá a JxCAT y ERC la unilateralidad en sus programas electorales

Paralelamente, creará un 'comité de notables' encargado de dirigir la estrategia conjunta del independentismo en el futuro cercano

Foto: La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. (EFE)
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. (EFE)

La Asamblea Nacional Catalana apuesta por la unilateralidad como única vía para solucionar el conflicto catalán y exigirá a JxCAT y a ERC incluir en sus programas la declaración unilateral de independencia o la reactivación de la proclamación que se hizo en el Parlament el 27 de octubre de 2017 si el independentismo tiene el 50% de los votos más uno tras las próximas elecciones autonómicas.

Paralelamente, creará un 'comité de notables' encargado de dirigir la estrategia conjunta del independentismo en el futuro cercano. Así se recoge en el documento de la hoja de ruta para el próximo año que será llevada a la asamblea general que la organización celebrará el próximo mes de marzo.

El documento señala que la ANC formará "un grupo de análisis con personas de perfiles transversales y diversos, que pueda evolucionar hacia un grupo de generación de ideas o 'think tank', para estudiar de forma coordinada con otros espacios cuáles son los escenarios más viables y factibles para llegar a la independencia y cómo materializarlos".

Recuerda que en su última hoja de ruta, aprobada hace un año, preveía tres escenarios y ya entonces priorizaba la vía unilateral. "Después de los acontecimientos sucedidos el último año, ahora está claro que esta vía es la única posible". Por ello, pretende situar "en el centro del debate público una propuesta seria de unilateralidad factible, que contenga propuestas y escenarios perfectamente materializables, con indicación clara de los riesgos implícitos, y es preciso conjurarnos colectivamente para asumirlos con firmeza y preparación".

En otro apartado, subraya: "La unilateralidad es la única vía realmente factible que nos ha de permitir avanzar más. La ruptura se prepara. La independencia se prepara y se hace efectiva. La ANC apuesta claramente por prepararla y hacerla efectiva".

La entidad soberanista no ahorra en críticas veladas hacia ERC y JxCAT. No los cita, pero tampoco hace falta: "Se ha de abrir una nueva etapa que viene marcada por algunos hechos destacables: la aparición del Consell per la República Catalana, la lucha cada vez más cruenta por la hegemonía autonómica de los principales partidos independentistas y el nacimiento dentro de la sociedad catalana de otros movimientos independentistas", asegura el texto.

Críticas veladas

Por ello, la Asamblea se arroga también el papel de timonel del nuevo 'procés', asegurando que la entidad "habrá de tener una posición que la hará más crítica, lo que comporta una mayor incomodidad para los actores políticos que tienen patrimonializada la representatividad política de la sociedad. Estos actores políticos están posponiendo y abandonando, a causa de su lucha por la hegemonía autonómica, nuestro objetivo fundacional, la independencia de Cataluña".

En esa coyuntura, la ANC prepara una campaña para exigir a los partidos independentistas que introduzcan en sus programas electorales de las próximas elecciones autonómicas el compromiso de asumir la vía unilateral "con una unidad estratégica que la sustente. La ANC solo dará apoyo a los partidos que asuman explícitamente esta propuesta de mandato. Denunciaremos públicamente a aquéllos que, aún habiendo manifestado su compromiso, lo incumplan".

Destaca, además, que si hay una mayoría social del independentismo del 50% + 1 de votos "se habría de validar la estrategia unilateral y el Parlament habría de dar paso a la investidura de un Govern dispuesto a reconocer la voluntad de la mayoría social. Se habrá de generar un ambiente previo de plebiscito unilateral que convierta las elecciones en un acto de autodeterminación con una fuerza similar al 1 de octubre. Existen fórmulas para alcanzarlo si contamos con la complicidad de todas las fuerzas políticas y sociales".

En el caso de una victoria soberanista, además, la ANC advierte que el nuevo Govern "habría de ser capaz de preparar y forjar con determinación las herramientas necesarias para, cuando fuese el momento, rehabilitar la declaración del 27 de octubre [la proclamación de la independencia en el Parlament, tras la cual se aplicó el 155 y Carles Puigdemont huyó a Bélgica] y hacer una declaración política en sede parlamentaria". En ese momento, añade, debería realizar un llamamiento a la ciudadanía catalana para enfrentarse al Estado español.

El documento resalta los éxitos de la ANC durante los últimos años, asegurando que "es la entidad que ha hecho posible que el independentismo haya subido hasta límites no soñados antes de 2010. Es evidente que sin la ANC no hubiese habido un 1 de octubre. Y es evidente también que, sin la ANC, después de la brutal represión del Estado español y la falta absoluta de responsabilidad de los partidos políticos independentistas, el independentismo estaría vencido".

Mantener la moral de victoria

Siguiendo ese hilo argumental, destaca más adelante que la ANC "no ha de contribuir a la frustración, al desánimo ni a la confrontación entre las propias independentistas; ha de asumir la responsabilidad de ejercer de bisagra, de recordar y de resituar el objetivo político y el adversario común en el seno del independentismo, y de aportar aquellos elementos que permitan recuperar y mantener la moral de victoria. Ha de velar por que las disputas electorales o sociales tengan el mínimo impacto en el hecho de seguir avanzando; ha de poner el foco en todos aquellos aspectos que promueven el optimismo, la ilusión y la esperanza".

"Todas las fuerzas independentistas han de entender que la unidad estratégica es fundamental para la consecución del objetivo"

Augura que "se intentará difundir el relato de que la independencia no es posible (se dirá que solo con un 50% de apoyo no es viable, que no habrá reconocimiento internacional, que es preciso más apoyo, etc.) y, por tanto, se intentará que toda vía unilateral quede desautorizada por mucho tiempo para que el 1 de octubre quede del todo desvalorado y la ANC situada en la marginalidad del relato". Ante eso, propone insistir en que "la independencia unilateral, además de ser perfectamente posible, resulta indispensable para la libertad y el progreso de toda la ciudadanía de Cataluña". Y añade: "Todas las fuerzas independentistas han de entender que la unidad estratégica, tanto política como jurídica, es fundamental para la consecución del objetivo".

Vaticina también la hoja de ruta el fracaso de la mesa de negociación que la próxima semana inician los gobiernos español y catalán. Y asegura que "la ANC participa en la mesa previa catalana [las reuniones donde se discuten los temas que se llevarán a la mesa bilateral] con tres condicionantes: que solo asistan partidos o entidades independentistas; que el tema del debate sea el acceso a la independencia y que se negocien los términos con base en una mayoría independentista en el Parlament o basándose en un referéndum binario y vinculante acordado con el Estado español; y que las reuniones sean públicas. Nuestra función será ser garantes de estas tres condiciones, a pesar de que somos escépticos con relación a los resultados".

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios