La relación de ERC y JxCAT, abierta en canal

Puigdemont pide a Torra que espere unas semanas para avanzar elecciones en Cataluña

Todas las fuentes consultadas aseguran que Torra se mantendrá fiel a su mentor. Y que si desde Bélgica no mueven ficha, por él no quedará. La cuestión es si habrá Presupuestos

Foto: El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el pleno monográfico del Parlament. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante el pleno monográfico del Parlament. (EFE)

Carles Puigdemont ha pedido a Quim Torra que espere unas semanas para avanzar elecciones en Cataluña tras la ruptura vivida ayer en el Parlament a cuenta de la inhabilitación del presidente catalán como diputado. La teoría es que necesitan tiempo para reorganizar el espacio posconvergente —JxCAT, PDeCAT, la Crida—. Algunas fuentes en Waterloo y en el seno del Govern apuntan que el plan de Puigdemont pura y simplemente es que Torra se enfríe y dejar el Govern en barbecho mientras se aprueban los Presupuestos de la Generalitat, que llegarán al Parlament mañana y que necesitan dos meses y medio de tramitación. Total, se prevé que Torra sea inhabilitado por el Tribunal Supremo, y esta vez ya como presidente, para el mes de mayo.

Todas las fuentes consultadas aseguran que Torra se mantendrá fiel a su mentor. Y que si desde Bélgica no mueven ficha, por él no quedará.

Puigdemont pide a Torra que espere unas semanas para avanzar elecciones en Cataluña

En otras palabras, unos y otros solo están haciendo creer a Torra que gobierna. Pero no. No puede votar, inhabilitado por su torpeza con la pancarta en la fachada del Palau. Igual que no pudo cesar al 'conseller' de Interior, Miquel Buch; ni consiguió desplazar a Pere Aragonès como vicepresidente. Torra preside pero no gobierna. Poder simbólico ahogado en su propio simbolismo de rebeldías simbólicas, como esta última con la que intenta arroparle JxCAT: que no corra la lista y que no sea sustituido. Así, el soberanismo perdería otro voto en la Cámara.

Torra se debate entre dar luz verde a los Presupuestos y mantener la legislatura unos meses, o paralizar las instituciones, tal y como demostraron ayer cuando tumbaron a Roger Torrent los Presupuestos del Parlament que preside.

Puigdemont pide a Torra que espere unas semanas para avanzar elecciones en Cataluña

Roger Torrent, cuando contabilizó los votos, intentó hacer un guiño hacia sus socios: "Debería haber sido contabilizado el voto del 'president', pero ha sido secuestrado por la JEC". Hubo risas de sorna en la bancada de JxCAT. Torrent intentaba que no se notase lo poco que había hecho para evitar lo inevitable: dar obligado cumplimiento al mandato de la JEC y que Torra perdiese el escaño.

Quim Torra, de hecho, ayer se borró. No acudió a votar por la tarde al pleno, pese a que se encontraba en el Parlament. Y en la Junta de Portavoces, JxCAT anunció que el presidente catalán no iba a participar en el debate sobre corrupción que había pedido Cs. Solo se le vio por los pasillos haciendo un trayecto entre su despacho en el Parlament y el grupo de JxCAT, siempre arropado por Laura Borràs, que prefirió ayer permanecer en el Parlament antes que estar en su destino en Madrid.

Puigdemont pide a Torra que espere unas semanas para avanzar elecciones en Cataluña

Cuando habló ante la Cámara, Torra acusó a Torrent de “desguazar las instituciones”. Ya había saltado todo los aires, pero la ruptura no se confirmó y no parece que vaya a formalizarse durante los próximos días. Tras su intervención, ERC no aplaudió a Torra, mientras que los diputados de JxCAT se ponían en pie.

Torra, solo

Pero incluso este respaldo a Quim Torra tenía un punto de ficticio, porque en la formación no ven claro volver a ir a elecciones. Carecen de fondos, carecen de líder —aunque puede intentar volver a presentarse Puigdemont— y adolecen de unidad interna, divididos en múltiples facciones enfrentadas entre sí. En el PDeCAT, por ejemplo, tampoco ven claro acudir a las urnas con anticipación. Hay más miedo que expectación en el partido y por eso todo el mundo prefiere que Torra no tome las decisiones en caliente.

Pese a los esfuerzos de JxCAT por arropar a Quim Torra ante su inhabilitación, quedó muy claro que el presidente catalán estaba más solo que nunca

Significativo silencio de Puigdemont en Twitter. En la página web del Consell per la República se ignoraba la situación de Torra, pero se colgaba un anuncio para convocar a las masas a Perpiñán, a un mitin de Puigdemont el 29 de febrero. Torra siempre estuvo aislado, pero su soledad resultó muy obvia en el día de ayer.

La oposición, mirando

Ayer en el Parlament, la oposición se quedó mirando. Fue un día aciago para Torra, pero todo se lo hicieron los independentistas a sí mismos, desde las alocadas estratégicas jurídicas de Josep Costa, que ya se ha visto adónde conducen, hasta los desencuentros entre ERC y JxCAT.

Puigdemont pide a Torra que espere unas semanas para avanzar elecciones en Cataluña

Como siempre, en el Parlament, Torra amagó pero no remató: “He dicho siempre, siempre, que continuaría en el cargo, a no ser que fuera censurado —algo que se pretendió por un grupo de la oposición, con un fracaso absoluto—. He dicho siempre que continuaría, mientras esto lo viera posible. He dicho también a menudo que no tengo ningún afán de poder; en cambio, tengo toda la ambición por mi país, toda; toda la ambición por mi país, libre, donde se respeten sus derechos y libertades. Y si reivindico el acta de diputado, que la represión del Estado español me quiere usurpar irregularmente, es porque no me pertenece a mí. No me pertenece a mí, sino que pertenece a los ciudadanos que votaron la lista en la que yo estaba incluido”. Ahí parecía que iba a anunciar que disolvía la Cámara y convocaba elecciones. Pero no lo hizo. El resto de la sesión fueron reproches entre ERC y JxCAT sin que se detectase un punto de luz al final del túnel.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios