LOS INDEPENDENTISTAS le ACUSAN dE traición

Grupos radicales llaman a sitiar la sede de ERC para que no apoye la investidura

La plataforma L’Alerta, que es la que difunde las órdenes más inmediatas del soberanismo, se hacía eco así de los rumores sobre un cercano acuerdo entre PSOE y ERC para la investidura

Foto: Pere Aragonès, junto al resto del equipo de ERC. (EFE)
Pere Aragonès, junto al resto del equipo de ERC. (EFE)

“Es preciso aprovechar el momento político que vivimos: si estiramos el tiempo de negociación, la presión irá hacia el PSOE. El partido presionará a la justicia para que cumpla la sentencia y libere a Oriol Junqueras, retire las euroórdenes a los exiliados y deje que el ‘president’ Quim Torra pueda presentar sus alegaciones. Si ERC aguanta la negociación y cada vez quedan más cerca las cuartas elecciones, el PSOE y sus barones (el verdadero problema) se pondrán nerviosos y cederán más”. De esta manera tan gráfica explicaba a primera hora de este lunes la plataforma L’Alerta a los independentistas catalanes la situación política. Y, de paso, la voluntad de que el poder político interfiera en el poder judicial, anulándolo.

Esta plataforma, que es la que difunde las órdenes más inmediatas del soberanismo, se hacía eco así de los rumores sobre un cercano acuerdo entre PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez. Las alarmas saltaron en los círculos más extremistas y, especialmente, en los de la CUP y en los acérrimos de Carles Puigdemont. Tanto que desde las plataformas de Anonymous Catalonia y desde los comités de defensa de la República (CDR) se llamó a sitiar la sede de Esquerra en Barcelona para presionar a los republicanos con el fin de que asfixien a los socialistas.

A pesar del masivo llamamiento a concentrarse a las 10 de la mañana en la calle Calabria, ante la sede republicana, lo cierto es que solo unas decenas de personas se han desplazado hasta el centro de Barcelona para secundar la protesta. “¡No puede haber investidura sin libertad, amnistía y autodeterminación! Nuestros votos no son un cheque en blanco”, ha sido la consigna de algunos CDR a través de las redes sociales. Y Anonymous redondeaba la presión: “En un país normal y ambicioso, a estas horas la sede de un partido que está a punto de vender el país por cuatro migajas e intereses puramente de partido estaría rodeada y bloqueada por la gente”, ha alertado esta plataforma a las 10 en punto. Media hora más tarde se lamentaba de la poca gente concentrada, reducida a un pequeño corro con una única bandera ‘estelada’.

Temor a una “mesa de promesas vacías”

“El acuerdo incluiría el reconocimiento de Quim Torra como interlocutor en una mesa de negociación con calendario y sin líneas rojas. Todo esto sería muy idílico, pero hay un gran y sonoro problema: no obligará al PSOE a hacer ni a cumplir nada”, explica L’Alerta en su editorial a sus activistas. Ante esa posibilidad, la plataforma radical expresa que “el PSOE y Pedro Sánchez no nos merecen confianza. Han incumplido todas las promesas que hicieron en el momento de pedir el voto pata destituir a Mariano Rajoy. Todo bien tapado con la exhumación de Franco, que acabó en una exaltación y homenaje al franquismo. Los barones socialistas no quieren dar ni una brizna de aire al independentismo para no perder los votos que han arañado gracias a la fragmentación de la derecha española”.

La estrategia para los extremistas, pues, es clara: contundencia, porque si se deja ser presidente a Sánchez sin nada concreto a cambio, “será el fracaso político del ‘procés”. O, como dice en otro momento, se volverá a “descabezar la rama política del independentismo a cambio de una mesa de promesas vacías”.

Por eso, L’Alerta enfatiza: “Si esta semana se inviste a Pedro Sánchez sin que haya un acuerdo claro para ejercer la autodeterminación, lo habremos perdido todo. Perderemos la oportunidad de liberar a Junqueras (a quien dejarán salir para recoger el acta de eurodiputado y lo volverán a encerrar en prisión) y Quim Torra será inhabilitado sin que tenga opción de presentar alegaciones a la decisión del TSJC”. Esta referencia es sobre la sentencia dictada por este tribunal contra el ‘president’ por haber desobedecido las órdenes judiciales.

Los radicales ponen el punto de mira en Esquerra. Y lanzan una clara amenaza: “Si ERC acepta el escenario es porque habrá sacado su cara más autonomista y ‘resultadista’. En el momento en que se inhabilite al ‘president’ Quim Torra, el vicepresidente de ERC, Pere Aragonès, será automáticamente quien ejercerá el cargo hasta las elecciones. Lo más seguro es que se convoquen los comicios a renglón seguido y, vistos los sondeos, ERC saldría ganadora. Eso si los catalanes no castigan su traición”. En otras palabras, que la amenaza que habían realizado discretamente a ERC durante los pasados meses sobre una campaña cívica acusándola de traidora comienza a tomar cuerpo antes incluso de que haya acuerdo oficial. A Cataluña, pues, le espera un invierno caliente. Políticamente hablando, se entiende.

Grupos radicales llaman a sitiar la sede de ERC para que no apoye la investidura

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios