El debate, quizá para después de la Navidad

Sánchez está dispuesto a alargar los contactos con ERC para lograr la investidura

Ambos partidos buscan superar en unas semanas de rondas de conversaciones la desconfianza acumulada por ambas formaciones políticas después de años de desencuentros

Foto: José Luis Ábalos, Adriana Lastra y Gabriel Rufián se saludan antes de entrar a la reunión de este jueves en el Congreso. (EFE)
José Luis Ábalos, Adriana Lastra y Gabriel Rufián se saludan antes de entrar a la reunión de este jueves en el Congreso. (EFE)
Adelantado en

Los seis negociadores del PSOE y ERC viven el ciclo de contactos en los que están sumidos como la última oportunidad de salvar la XIV Legislatura, que de manera oficial comienza el próximo 3 de diciembre, cuando se constituyan el Congreso y el Senado. Así que hasta el PSOE está dispuesto a alargar la ronda de contactos y retrasar el calendario de la investidura hasta después de las vacaciones de Navidad. Según fuentes conocedoras de los contactos, no se trata tanto de la gran distancia entre las posturas de ambos partidos, que existe —no tanto en cuestiones sociales, sí un abismo en el modelo territorial—, sino en superar en unas semanas de rondas de conversaciones la desconfianza acumulada por ambas partes después de años de desencuentros.

El miedo en el PSC es que, con más tiempo, los de Oriol Junqueras resulten más sensibles a las presiones políticas y mediáticas de JxCAT, ya que Carles Puigdemont es del todo contrario al acuerdo, sobre todo por el protagonismo que asumirán sus socios de gobierno en la Generalitat si las rondas de contactos se van prolongando durante el mes de diciembre.

El cabeza de lista al Congreso por ERC, Gabriel Rufián. (EFE)
El cabeza de lista al Congreso por ERC, Gabriel Rufián. (EFE)

Las relaciones en la historia reciente del PSOE, PSC y ERC han estado marcadas por el traumático fin del tripartito catalán y por el fracaso del PSC, en general, y de Miquel Iceta, en particular, en la mediación para desactivar lo que luego fue la declaración de independencia de octubre de 2017. Tras esto, las cosas no mejoraron: ERC tumbó los Presupuestos de Pedro Sánchez y Sánchez les replicó con una repetición de elecciones que buscaba dejarlos fuera de juego en las sumas de mayorías en la Cámara Baja. El juego de traiciones, la aplicación del 155 en Cataluña y la actuación de la Fiscalía durante el juicio del 'procés' tampoco ayudaron. Se cumple aquella máxima del final de la película 'El club de la lucha': "Me has conocido en un momento difícil de mi vida", asegura el protagonista. En los últimos años, entre ERC y los socialistas solo ha habido momentos difíciles.

No se llegó a ningún acuerdo en la primera reunión y las posturas están muy distanciadas. El PSOE quiso abrir el campo: derechos sociales, inversiones en Cataluña, Presupuestos… ERC estrecharlo: autodeterminación. Las posturas se encuentran muy alejadas pero ambas partes salieron convencidas de que en el otro lado de la mesa había personas dispuestas a negociar.

Los representantes de ERC salieron satisfechos en este sentido, en especial Gabriel Rufián, según apuntan fuentes conocedoras de los entresijos de los contactos para la investidura. En el PSOE se valoró de manera positiva que la contraparte no solicitase nada que afectase a la independencia del poder judicial. De modo que, pese a la firmeza de las posiciones iniciales, hay voluntad de seguir trabajando en crear un espacio de diálogo estable. Pero no se forzará la máquina: como indicaban fuentes cercanas a Sánchez, aunque los negociadores socialistas trasladaron su intención de ir a la investidura cuanto antes —la fecha que lleva tiempo sobre la mesa es la semana del 16 de diciembre—, también en Ferraz se asegura que lo prioritario es conseguir los apoyos. "No iremos a una investidura fallida", reconoció este viernes con total rotundidad la portavoz del Ejecutivo en funciones, Isabel Celaá.

Sánchez está dispuesto a alargar los contactos con ERC para lograr la investidura

Llamada a Pedro Sánchez

En cuanto se acabó la larga reunión en el Congreso, de dos horas y media, los representantes del PSOE y PSC, José Luis Ábalos, Adriana Lastra y Salvador Illa, llamaron a Sánchez para reportarle cómo había ido el encuentro. Una vez que se informó al presidente en funciones, se empezó a redactar el comunicado, según relataban fuentes de Ferraz. Eso explica por qué se demoró tanto. No hubo una nota conjunta porque las posiciones estaban muy distantes.

Fijar la situación de Cataluña como "conflicto político" y establecer que hace falta una salida institucional fueron los dos hitos del encuentro

Por su parte, fuentes de ERC vieron con agrado el reconocimiento de que la crisis en Cataluña era un "conflicto político" y la consideración de que la vía de diálogo ha de ser institucional.

El gesto pendiente

La próxima semana hay que comenzar a dotar de contenido a esa mesa y establecer algunos de los condicionantes que exige ERC, como un sistema de garantías para hacer un seguimiento de que se cumple lo que se haya pactado. Esto todavía está por establecer, según apuntan las fuentes consultadas de ambas formaciones políticas.

Pero más allá de esto, ERC espera un "gesto" del PSOE que no acaba de definirse. El gesto pendiente es una de las cuestiones medulares. La reunión del martes será más complicada porque hay que empezar a concretar. Laura Borràs (JxCAT) ha pedido al PSOE una reunión para meter baza. También será el martes, a las cuatro de la tarde, una hora antes del segundo encuentro entre las comisiones negociadoras comandadas por Lastra y Rufián. El PSOE ha aceptado, pero más que nada para mantener el clima de entendimiento con Cataluña.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios