Es noticia
Menú
La doble cara del corte de La Jonquera: enfadar a Europa y dañar la economía
  1. España
  2. Cataluña
tras la sentencia del 'procés'

La doble cara del corte de La Jonquera: enfadar a Europa y dañar la economía

Fue un éxito, porque la policía francesa no actuó. Ahora se estudia la posibilidad de otros cortes de vías similares en otros puntos estratégicos: Alcanar y Alcarràs

Foto: Centenares de personas participan en el corte de la autopista que enlaza España y Francia. (EFE)
Centenares de personas participan en el corte de la autopista que enlaza España y Francia. (EFE)

La plataforma Tsunami ya sabía lo que hacía al cortar a primera hora de la mañana de este lunes la frontera de España con Francia en La Jonquera. Sorprendentemente, la cortó en suelo francés, fuera del territorio competencia de los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional o la Guardia Civil. No fue casual: este lunes era festivo en Francia, por lo que estaba prohibida la circulación de camiones hasta la tarde y, además, las fuerzas policiales mantenían solo los retenes de cualquier festividad. Solo le hizo falta poco más de un millar de militantes y que fuese festivo en el país vecino para crear un caos monumental con un doble interés: internacionalizar el conflicto catalán y dañar la economía española. Fue un éxito, porque la policía francesa no actuó. Ahora se estudia la posibilidad de otros cortes de vías similares en otros puntos estratégicos: Alcanar y Alcarràs.

Tsunami Democràtic bloquea la frontera con Francia en las proximidades de La Jonquera

“Hoy se aguantará, pero mañana ya veremos. Hoy, en Francia, es fiesta y la circulación de camiones está prohibida hasta las 22 horas. A partir de esa hora, Francia reaccionará sí o sí”, advertía un mensaje entre independentistas a las 7 de la tarde de este lunes. En aquel momento, millar y medio de activistas se habían sentado ante los antidisturbios franceses, con las manos en alto en plena autopista. “La Gendarmería quiere avanzar por el extremo norte del corte, en territorio francés, para ocupar espacio”, advertía la plataforma Tsunami Democràtic, la organizadora de la protesta, a la misma hora.

Foto: El cabeza de lista de ERC por Barcelona, Gabriel Rufián. (EFE)

Un mensaje del colectivo La Forja, el núcleo duro de la juventud independentista, explicaba también que “hoy es fiesta en Francia y mañana se prevén más problemas de circulación”. Fuentes de La Forja señalaron que, extraoficialmente, la policía francesa comunicó a los concentrados que no cargaría durante esta jornada, por lo que podrían quedarse a pasar la noche. No obstante, aseguran otras fuentes, se dio un plazo que expira a las 6 de la mañana del martes para decidir “si se carga contra los manifestantes o no”. De hecho, Tsunami confía poco en una carga y convocó un ‘desayuno popular’ a las 8 de la mañana en la autopista. Según La Forja, los problemas circulatorios afectaron a toda la vía desde Figueras, en Girona, a Perpignan (Francia). En realidad, el corte afectó a la autopista hasta Narbonne, desde donde se cerraron todas las entradas a la vía.

Las autoridades francesas dieron la alarma a primera hora de la mañana de este lunes ante una inusual presencia de coches españoles cruzando la frontera y parando en áreas de servicio del país vecino. Sobre las 9 de la mañana, comenzaron a practicarse los cortes de la autopista, aunque la convocatoria era de un par de horas antes. Los soberanistas temen que este martes, los antidisturbios franceses no sean tan comprensivos como el lunes y terminen con el corte de la autopista por las bravas.

Poca gente

El punto flaco de la concentración es la escasez de gente, por lo que se organizaron durante la tarde de este lunes grupos de apoyo para subir a activistas hasta la Jonquera. En concreto, se organizaron ‘caravanas’ desde las cuatro capitales de provincia catalanas, y desde otras ciudades como Sabadell, Tarassa, Sant Cugat y Cerdanyola, así como desde las comarcas del Maresme, Vallès Occidental, Vallès Oriental, Baix Llobregat, Bages, Garraf y Baix Penedès. Desde Tarragona se fletó también un autocar de 29 plazas a las 8 de la tarde. Y Arran, la rama juvenil de la CUP, fletó un autocar para jóvenes de 55 plazas que sale a las 7 de la mañana de este martes de Barcelona hacia la frontera.

placeholder Documento del Gobierno francés sobre las vías cortadas.
Documento del Gobierno francés sobre las vías cortadas.

Desde Barcelona, CDR y Arran animaban a los de la frontera mientras unos cientos de activistas más se concentraban ante la Delegación del Gobierno español en Barcelona. Los jóvenes ‘cuperos’ arengaban que “cada minuto en el corte de La Jonquera es una victoria. ¡Es preciso ser muchos!”. El montaje de un escenario, con la actuación estelar de Lluís Llach a las 16.00 horas del lunes, fue un reclamo más para atraer a gente al lugar, aunque de poco sirvió. No pasaron del millar y medio los activistas concentrados. Y en un momento determinado, cuando a primera hora de la tarde los antidisturbios estuvieron a punto de cargar, el alcalde de Prats de Molló, Claude Ferrer, acudió como mediador, vestido con su banda de alcalde con los colores de la bandera gala.

Un mensaje de Tsunami Democràtic dirigido a sus activistas señala que “hoy comenzamos una nueva forma de protesta, haciendo servir la tecnología para defender los derechos y libertades colectivas en lugar de la represión y el control. Con este nuevo paradigma, los vehículos son los protagonistas de la acción y, por eso, es preciso ser masivos”.

Foto: Torra recibe a los organizadores del 9N. (EFE)

Un comunicado oficial de la organización de este lunes dejó claro que la movilización “es para pedir a la comunidad internacional que haga entender a España que el único camino es sentarse a hablar sobre autodeterminación, derechos fundamentales y libertad de presos, exiliados y represaliados”. Destaca en este comunicado que lo que pretendió con el corte de La Jonquera fue poner ante la Policía vehículos y no personas. “Con el conocimiento de que toda protesta hecha con vehículos estáticos en el Estado ha acabado sin consecuencia penal ni administrativa, Tsunami entiende que es un camino a explotar”.

Aun así, los gendarmes comenzaron a retirar vehículos, amenazando con multas de 600 euros por entorpecimiento de vía pública. A cambio de retirar las multas, un centenar de activistas accedió a retirar sus coches de la autopista.

“Cataluña es un problema europeo”

En otro escrito de valoración de la jornada, Tsunami asegura que la acción del corte de La Jonquera “es un toque de atención a la comunidad internacional poniendo sobre la mesa la gravedad en las vulneraciones de derechos fundamentales que se vive en Cataluña”. Desmiente a la Comisión Europea (que había minimizado los efectos económicos del corte) subrayando que quedó parada “toda la circulación de mercancías en dirección al Estado español (sobre todo, de componentes para las fábricas de automóviles), pero también la distribución de frutas y verduras que diariamente llegan a los mercados del centro y el norte de Europa. El colapso es total al norte y al sur de la frontera administrativa entre los Estados español y francés”. Advierten, asimismo, que “con la acción de hoy se quiere poner de manifiesto que el problema político entre Cataluña y España es y será un problema europeo”.

De lo que se trata, sin embargo, además de llamar la atención internacionalmente, es de afectar a la economía. “Alteremos la normalidad, apuntemos a sectores estratégicos y a la economía”, clamaba Arran. Resaltaba también que habría “15 millones de pérdidas diarias para el Estado español”. A media tarde, los CDR lanzaban una angustiosa llamada: “¡La Jonquera sigue cortada y pedimos refuerzos! Hemos de afectar al Régimen del 78, su economía y las infraestructuras que le apoyan. ¡Mantengamos encendida la llama!”. El Cercle Català de Negocis (CCN) señalaba en un tuit que por la Jonquera circula el 60% de las exportaciones de España a la UE y 20.000 toneladas diarias de mercancías.

placeholder Centenares de personas participan en el corte de la autopista que enlaza España y Francia. (EFE)
Centenares de personas participan en el corte de la autopista que enlaza España y Francia. (EFE)

Más concreto era La Forja: “Según datos de la patronal del transporte, el corte de La Jonquera comporta: 15 millones de euros de pérdidas diarias para las empresas; el 30% de la fruta y verdura y el 47% del pescado de Mercabarna llegan por esta vía; 20.000 vehículos de transportes presentes cada día”. Por eso, a primera hora de la noche saltaron las alarmas de que había un problema: “Hay un tráfico de camiones inusualmente alto entre el túnel del Cadí y Puigcerdà. Seguramente buscan pasos fronterizos alternativos”, alertaba Anonymous Catalonia a las 8 de la noche. De hecho, esa vía es la alternativa, un poco más occidental, a la frontera de La Jonquera. Desde Puigcerdà, los activistas avisaban de que no podían hacer cortes de carreteras porque no tenían gente.

Saturar a la Policía

Pero, en el mismo momento en que los de La Jonquera negociaban con los gendarmes retirar un centenar de coches a cambio de que no se multase a la docena que ya se había llevado la grúa, desde algunas plataformas se pedía a Tsunami que llamase a “cortar todas las fronteras de Cataluña con España y Francia y ocupar infraestructuras para saturar a la Policía”. De hecho, ya ha habido contactos para conocer las posibilidades de éxito de cortes en Alcanar (en la frontera con Valencia), por el sur y en la A-2, en Alcarràs, por el oeste, la organización de las cuales podría cederse a Picnic per la República u otras plataformas similares.

Paralelamente, el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalanas (SEPC) recordaba que continúa vigente la huelga indefinida de las universidades (huelga que solo es secundada por un pequeño porcentaje de estudiantes) y llamaba a “vaciar los institutos estos tres días de convocatorias de Tsunami Democràtic”. Y Picnic x República, por su parte, animaba a “ir un grupo de amigos con material diverso [adjuntaba una fotografía con palets y neumáticos] para dejarlos en el lugar del picnic y, antes de que lleguen los ‘piolines’, marchad y buscad otro lugar para hacer otro picnic. La clave: rapidez de movimientos. Sugerencia de lugares: cerca de conexiones con España. No hagáis convocatoria pública, pero sacad fotos y vídeos y pasadlos por las redes”.

Las únicas acciones con cara y ojos fueron, no obstante, la concentración de varios cientos de personas ante la Delegación del Gobierno de Barcelona, que luego cortaron la Avenida Diagonal, y el tradicional corte de tráfico en la avenida Meridiana junto a Fabra i Puig. Todo ello, bajo la resurrección de un viejo eslogan que alguien desempolvó: “Si Europa no nos escucha, Europa no pasa”. Y, paralelamente, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) también desempolvó algunos de sus viejos servicios: distribuyó los números de teléfono para “emergencias jurídicas” y para “asistencia psicológica”. Decía la entidad soberanista en su mensaje: “Estos días, recuerda que tienes unos teléfonos de asistencia disponibles”. En definitiva, fue una jornada con pocas nueces pero mucho ruido.

La plataforma Tsunami ya sabía lo que hacía al cortar a primera hora de la mañana de este lunes la frontera de España con Francia en La Jonquera. Sorprendentemente, la cortó en suelo francés, fuera del territorio competencia de los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional o la Guardia Civil. No fue casual: este lunes era festivo en Francia, por lo que estaba prohibida la circulación de camiones hasta la tarde y, además, las fuerzas policiales mantenían solo los retenes de cualquier festividad. Solo le hizo falta poco más de un millar de militantes y que fuese festivo en el país vecino para crear un caos monumental con un doble interés: internacionalizar el conflicto catalán y dañar la economía española. Fue un éxito, porque la policía francesa no actuó. Ahora se estudia la posibilidad de otros cortes de vías similares en otros puntos estratégicos: Alcanar y Alcarràs.

CDR
El redactor recomienda