Barcelona estima en 2,5 millones los daños

Séptimo día de protestas en Cataluña: menos tensión y una montaña de basura

Miles de personas han lanzado bolsas de basura este domingo contra la Delegación del Gobierno para protestar contra la sentencia del 'procés'

Foto: Centenares de personas arrojan bolsas de basura ante Delegación del Gobierno. (EFE)
Centenares de personas arrojan bolsas de basura ante Delegación del Gobierno. (EFE)

Cataluña ha llegado exhausta a su séptimo día de protestas, de cortes de carreteras y de agitación. Mañana lunes se cumple una semana de la sentencia del Tribunal Supremo y la intensidad de las protestas está siendo significativamente menor a la de los días anteriores. Pasadas las nueve de la noche, no se habían registrado incendios en Barcelona ni se habían levantado barricadas. Por extraño que resulte decirlo, se trata de algo excepcional.

La concentración más significativa se produjo frente a la Delegación del Gobierno, donde el llamado 'Pícnic per la República' animó a los manifestantes a lanzar sus bolsas de basura llenas de restos domésticos o de papel. La gente iba desfilando por un pasillo humano para lanzar las bolsas a pocos metros de los furgones de los Mossos d'Esquadra. “Que el mundo vea que España apesta a franquismo”, repetían los activistas en sus mensajes por Telegram. Con una montaña de basura de más de un metro, entre los vecinos de la zona había temor de que le prendiesen fuego. Hubo un par de amagos, pero finalmente se paralizó.

Centenares de personas han secundado la convocatoria de 'Pícnic per la República'. (EFE)
Centenares de personas han secundado la convocatoria de 'Pícnic per la República'. (EFE)

Cientos de personas muy jóvenes desfilan por otras zonas de la ciudad, pero sin una coordinación clara y con un nivel de confrontación mucho menor a los de días anteriores. Grupos de manifestantes, en su mayoría estudiantes, bajaron de los Jardines de Gracia a Vía Laietana pasadas las nueve de la noche.

Varios manifestantes se han sentado en el suelo, mientras otros han permanecido de pie, ocupando todo el perímetro de la plaza, ataviados con varias 'esteladas' y más silenciosos que en la concentración anterior, donde han estado cantando consignas contra los Mossos d'Esquadra, el Gobierno, la Generalitat, y también contra Felipe VI.

En jornadas anteriores, los disturbios comenzaron al filo de la media noche, pero la sensación generalizada en Barcelona es de que este domingo es domingo de tregua en la agitación popular. “Están convocando también, pero hoy nos quedamos en casa”, comentaba Ricard, un estudiante que no se ha perdido ni una sola marcha hasta hoy.

Séptimo día de protestas en Cataluña: menos tensión y una montaña de basura

En otras partes de Cataluña se han vivido situaciones parecidas a las de los últimos días, aunque también con menor intensidad y menos gente en la calle. En Girona, miles de personas volvieron a rodear y bloquear los juzgados en protesta por la detención de dos personas en los disturbios del viernes.

También en Girona unos 50 manifestantes han incendiado este domingo por la noche una barricada que han colocado en la vía del tren en el apeadero de Celrà, según ha informado el Ministerio de Fomento. A las 22.00 de la noche los manifestantes se han disuelto y se han empezado a retirar los obstáculos del apeadero, entre las estaciones de Girona y Flaçà, de la línea Barcelona-Portbou de la red convencional.

A esa misma hora no hay incidencias en carreteras, puertos ni aeropuertos.

Balance de la semana

Después de siete días de tensión, disturbios y enfrentamientos con la Policía, el Ayuntamiento de Barcelona cifra en al menos 2,5 millones de euros los daños causados en la capital catalana, sin contar el pavimentado de calles y las horas extra del personal, especialmente el de limpieza, que cada noche ha salido a las calles tras la batalla campal para que por la mañana se pudiera circular con normalidad.

Durante la pasada noche, la más tranquila de la semana, pese a que hubo momentos de mucha tensión y se incendiaron algunas barricadas, los Mossos d'Esquadra también detuvieron a tres personas por saquear tiendas del centro de Barcelona, especialmente de telefonía, electrodomésticos y ropa.

Según datos del Gobierno, durante los disturbios de esta semana también se han causado daños a 267 vehículos policiales, de los que 221 son de la Policía Nacional, 43 de los Mossos d'Esquadra y tres de la Guardia Urbana.

Por su parte, las fuerzas de seguridad han replicado a la violencia de los manifestantes con cargas, el lanzamiento de pelotas de goma y proyectiles de foam —más de 500 en una noche—, usando la táctica del carrusel —hacer circular furgonetas a toda velocidad para dispersar—, disparando gases lacrimógenos, y por primera vez en Cataluña, los Mossos han recurrido a la tanqueta de agua que arrasa barricadas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios