POR LAS ACCIONES DE GRUPOS VIOLENTOS

Los destrozos en el transporte público de Barcelona costarán más de 200.000 euros

Los disturbios en Barcelona ocasionados por grupos violentos costarán a la ciudad de Barcelona más de 200.000 euros en reparaciones del transporte público

Foto: Imagen de una pintada en Barcelona (EFE/Enric Fontcuberta)
Imagen de una pintada en Barcelona (EFE/Enric Fontcuberta)

Más de 200.000 euros de pérdidas por los destrozos en transporte público. Esa es la estimación de gasto que hace la red de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) con respecto a los daños ocasionados por grupos violentos en las instalaciones de metro y autobús de la capital durante las protestas en contra de la sentencia condenatoria a los líderes del 'procés' dictada por el Tribunal Supremo.

[Siga la última hora de las protestas en Cataluña]

A través de una nota de prensa, el principal operador de transporte público en Cataluña ha informado de que los daños en el metro de la ciudad supondrán un desembolso de 130.000 euros, mientras que la reparación de las marquesinas de autobuses urbanos costarán unos 84.000 euros tras los incidentes que tuvieron lugar este viernes, 18 de octubre.

Según ha señalado TMB, grupos de grafiteros accedieron ayer a las instalaciones del suburbano y dañaron 24 trenes con pintadas. Los actos vandálicos tuvieron lugar en la línea 10 Norte del metro de Barcelona y en la estación de Urquinaona de la línea 4, por lo que las puertas de acceso a la estación, así como los elementos de señalización e información de la calle y del vestíbulo, sufrieron destrozos.

La reparación de los daños en esta estación tendrá un costo de 15.000 euros por las pintadas y la basura acumulada en este acceso del suburbano. Además del deterioro de trenes, los radicales que irrumpieron en las inmediaciones del suburbano sustrajeron también nueve extintores y rompieron tres cámaras de videovigilancia. Por otro lado, las maquínas de venta de billetes de la estación Torre Baró de la línea 1 quedaron inutilizadas al ser rociadas con líquido corrosivo.

En cuanto a las líneas y paradas de autobús, las más afectadas han sido las marquesinas de la plaza Urquinaona, el epicentro de las protestas, y alrededores, donde se rompieron los cristales de cinco paradas, lo que conlleva que se tengan que reponer íntegramente. El mobiliario urbano de la zona del paseo de Gracia, plaza Cataluña y ronda Universidad también ha sufrido las consecuencias del vandalismo, por lo que un total de 30 marquesinas y 12 autobuses han registrado pintadas, junto con 10 vehículos particulares.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios