Pide la amnistía y ver al Rey

Torra califica la sentencia de “insulto a la democracia” y “herencia de la dictadura”

Torra ha estado secundado durante la declaración institucional por todos los miembros del Govern y por el presidente del Parlament, Roger Torrent

Foto: Quim Torra (Reuters)
Quim Torra (Reuters)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en un durísimo comunicado, ha rechazado la sentencia del Tribunal Supremo sobre el “procés” presentando una enmienda a la totalidad. La ha calificado de “insulto a la democracia”, de “inventarse los hechos” y de ser “heredera de la dictadura”. Y tras eso solicitar una “reunión urgente” con el Rey para buscar una salida política, la cual, a su juicio pasa por la “amnistía”.

[VÍDEO: Reacción de Quim Torra a la sentencia]

Torra ha comparecido arropado por todo el Govern, además del president del Parlament, Roger Torrent; el vicepresidente de la cámara catalana, Josep Costa; los exvicepresidentes de este organismo, Núria de Gispert, Joan Rigol y Ernest Benach; y el expresidente catalán, Artur Mas, el hombre que arrancó el procés en 2012 y que tenía uno de los gestos más graves entre los convocados. Tras el discurso, Torra les ha dado la mano en agradecimiento por haberle acompañado en lo que ha definido como “l’hora greu”, la hora grave.

Quim Torra se centrado en no reconocer al Tribunal Supremo como un poder legítimo. Para el presidente catalán, el fallo que condena a Oriol Junqueras y el resto de procesados es un “desprecio a la sociedad catalana”, porque evidentemente, como es habitual en el caso de Torra, no hay catalanes que puedan estar de acuerdo con la sentencia. Y la mayor prueba que presenta para la inocencia de los encausados es que “son líderes políticos y sociales”. De nuevo ha insistido en la idea de que “hacer un referéndum no es ningún delito”.

Para Torra, y todos los que le han respaldado en la dura declaración de hoy, la sentencia es un “acto de venganza y no de justicia” y no ha faltado el recuerdo a la violencia vivida en el 1 de octubre de 2017, al aseverar que “toda la sociedad catalana sabe lo que pasó el primer de octubre y cómo se rechazó el ataque de las fuerzas de seguridad españolas”.

Perseverar

“La democracia consiste en no violentar los derechos” ha asegurado un Quim Torra visiblemente afectado y para quien la decisión del tribunal que preside Manuel Marchena supone “una acusación extendida a millones de catalanes” a los que ha justificado por “el derecho de autodeterminación de los pueblos”.

A partir de aquí, ninguna propuesta de Torra ha parecido anclada en algo parecido a la “real politik”. “Exigimos el fin del a represión y la libertada”, ha manifestado en castellano, y ha añadido que su apuesta es “la amnistía como punto final” porque “el camino a la resolución de los conflictos es la palabra y el voto. El castigo no es una solución de nada y es una herencia de la dictadura”.

Torra califica la sentencia de “insulto a la democracia” y “herencia de la dictadura”

Y eso sí, el final del discurso ha venido salpicado de la voluntad de persistir más allá de la sentencia. “Esto no nos detendrá en nuestra voluntad de libertad”, ha asegurado en su alocución institucional.

Escasa reacción institucional

“La represión no ganará nunca la partida al diálogo. Apoyamos a los presos, exiliados y a sus familias y nunca abandonaremos el compromiso de su libertad. Su sacrificio no será en vano”, ha afirmado hoy el presidente catalán, para quien “la sociedad catalana sabrá responder a esta ignominia con firmeza, y civismo. Nuestra causa es una causa justa. La hora es grave y los días que vendrán nos exigirán lo mejor de nosotros mismos”.

“He hablado con el president Roger Torrent para comparecer al Pleno del Parlament y habrá una reunión extraordinaria del Consell executiu mañana”, ha asegurado Torra con lo que todo apunta a una escasa reacción institucional.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios