Tsunami Democràtic coordinará las protestas

La nueva estrategia del independentismo: desgastar a España por agotamiento

El objetivo consiste en llevar a cabo una movilización de baja intensidad pero permanente, para mantener la tensión entre la militancia. Pretenden ser la 'gota malaya' del Estado español

Foto: Activistas de Tsunami Democràtic ocupan una sucursal de Caixabank en Barcelona
Activistas de "Tsunami Democràtic" ocupan una sucursal de Caixabank en Barcelona

El independentismo cambia de estrategia. Tsunami Democràtic, la plataforma que los grandes partidos y las entidades soberanistas harán servir para vehicular las protestas contra la sentencia, ya ha hecho saber a sus activistas que la independencia no es cosa de un día y que irá para largo. "¿El Estado puede aguantar un 1-O? Sí. ¿Varios? No. Propondremos un encadenado de acciones contundentes y coordinadas que, como demostraron los recientes movimientos ‘noviolentos’ del mundo, son más efectivas que una sola sostenida", dice la plataforma ‘indepe’ en una comunicación a sus afiliados enviada este mismo sábado.

La comunicación dirigida a los activistas explica que “estos días que vienen, será preciso generar muchas confianzas”. Y advierte de que “la represión hace que hasta el día de la sentencia no podamos explicarnos como nos gustaría, pero hemos intentado responder de manera sincera algunas de las preguntas que nos hacéis”.

Estas apreciaciones coinciden punto por punto con el discurso de la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, el pasado 11 de septiembre, tras la Diada

Tsunami envía así un pequeño argumentario a la militancia en el que expone sus principales ideas. Entre otras cosas, explica que “ojalá durase días o semanas, pero hemos aprendido que poner límites es jugar con las expectativas. Esto puede generar frustración. No mentir quiere decir explicar que puede durar más, como cualquier proceso de emancipación nacional. La fuerza de la gente lo determinará”. Estas apreciaciones coinciden punto por punto con el discurso de la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Elisenda Paluzie, el pasado 11 de septiembre, tras la manifestación de la Diada. Paluzie alertó de que a partir de ahora no se pondrán plazos para proclamar la independencia o celebrar un referéndum para no caer en el mismo error que hasta ahora y generar falsas expectativas entre los soberanistas.

Desde el movimiento secesionista son conscientes de que la ciudadanía no está para gaitas. Bajo un lema que dice que “la gente no está dispuesta a dejarlo todo para parar el país”, se prepara para la desmovilización ciudadana. De ahí el cambio de estrategia: a partir de ahora, será menos importante la cantidad de gente que salga a la calle que el contenido de los discursos lanzados por los timoneles del nuevo ‘procés’. “La gente tiene realidades diversas en su día a día. Pero… ¿y si encontramos la manera de saber cuándo y dónde está dispuesto a manifestarse cada uno?. Hemos encontrado la manera de hacerlo. La calle será nuestra casa a partir de ahora. Hasta ganar”. Ello significa una movilización de baja intensidad pero permanente, para mantener la tensión entre la militancia.

Sorpresas para el lunes

En otro apartado, Tsunami afirma que no enviará a la gente a casa. “Cada uno es libre de manifestarse cuando quiera, pero nos hará falta mucha inteligencia y coordinación colectiva para transformar cada acción en una victoria. Y eso quiere decir, también prepararnos para la próxima al cabo de pocos días. Los movimientos ‘noviolentos’ recientes demuestran que se es más efectivo de esta manera”. Se trata, en definitiva, de ser la ‘gota malaya’ del Estado español, molestar continuamente aunque sea a pequeñas dosis.

La plataforma soberanista asegura, no obstante, que las movilizaciones comenzarán “en el momento en que salga la sentencia”. Es decir, el próximo lunes. En ese instante, “explicaremos los primeros pasos. Será una respuesta inmediata”. Además, se vanagloria de que “no lo saben, pero nos hemos preparado y tenemos una sorpresa que al final del día de la sentencia desvelaremos. Todo dependerá de la fuerza de la gente”. Hay una cosa que tienen claro: "Iremos a por todas". Y aseguran que "estamos pendientes de que Rosalía componga ‘Fucking Tsunami Man’".

Decenas de activistas del denominado 'Tsunami Democràtic'en una oficina de CaixaBank. (EFE)
Decenas de activistas del denominado 'Tsunami Democràtic'en una oficina de CaixaBank. (EFE)

Una de las prendas de ropa vendidas en nombre de Tsunami Democràtic. (EC)
Una de las prendas de ropa vendidas en nombre de Tsunami Democràtic. (EC)

La plataforma también he hecho pública una nota en la que advierte de que un grupo de vivales está haciendo su agosto vendiendo camisetas con la marca de la plataforma. “Tsunami Democràtic no vende merchandising ni ningún otro producto y no podemos asegurar que si alguien lo comercializa no lo haga con una finalidad lucrativa en lugar de generar fondos para las cajas de resistencia”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
73 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios