EXPUESTOS AL SOL Y SIN AIRE ACONDICIONADO

Dejan a un bebé y a su hijo de 10 años en el coche a 40 grados para ir a hacer la compra

Los menores estuvieron, al menos, 20 minutos expuestos a altas temperaturas hasta que los padres “aparecieron tranquilamente” cuando terminaron de hacer la compra

Foto: El centro comercial al que acudieron los padres para hacer la compra (Foto: elstrullolsparc.cat)
El centro comercial al que acudieron los padres para hacer la compra (Foto: elstrullolsparc.cat)

La tragedia rondó las calles de Manresa, en Barcelona, el pasado sábado. Eran las seis de la tarde cuando la Policía Local recibía varias llamadas alertando de la presencia de dos niños en el interior de un coche a pleno sol. Se trataba de un bebé de apenas 8 meses y de su hermano mayor, de 10 años, a quienes sus padres habían dejado en el vehículo mientras iban a la compra.

Los agentes se dirigieron rápidamente a un centro comercial situado en la zona de Trullols ante el peligro de que los dos menores pudieran morir asfixiados en el interior. La temperatura a esa hora de la tarde rondaba los 40 grados y los padres se habían marchado dejando el vehículo apagado y, por lo tanto, sin aire acondicionado.

Al llegar al recinto, los agentes rescataron a los menores y los llevaron al interior del vehículo policial que contaba con aire acondicionado. Después de hablar con algunos testigos pudieron confirmar que tanto el bebé como su hermano mayor habían estado más de 20 minutos en el interior del vehículo expuestos directamente al sol.

Investigan a los padres

A continuación, la policía requirió la presencia de una ambulancia para analizar el estado del bebé y los servicios médicos decidieron trasladarlo al hospital San Juan de Dios. Fue en ese momento cuando los padres “aparecieron tranquilamente, con varias bolsas de la compra”, tal y como explica la policía de Manresa en un comunicado.

La buena noticia es que los servicios médicos pudieron comprobar que, a pesar de la temperatura a la que habían estado expuestos, el estado de salud de los menores era buena. La policía investiga ahora a los padres, un hombre de 41 años y una mujer de 30, ambos vecinos de Manresa, por si se dieran los requisitos para imputarles un delito de abandono de menores.

La policía investiga ahora a los padres, un hombre de 41 años y una mujer de 30, por si pueden imputarles un delito de abandono de menores

Además, han trasladado un informe al departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Manresa, para que evalúen la situación global de los niños. Las autoridades alertan cada verano de los peligros de dejar a menores o animales en el interior de los coches sin ventilación y expuestos al sol, ya que las temperaturas suben exponencialmente en apenas unos minutos.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios