Cada facción reivindica algo diferente

De ERC a Puigdemont pasando por Torra: la Diada más dividida del independentismo

La división más evidente: entre ERC, que apuesta por un referéndum pactado, cueste los años que cueste, y el exilio exterior, liderado por Puigdemont, que pide unilateralidad

Foto: Manifestación convocada por la ANC con motivo de la Diada del 11 de septiembre de 2017. (EFE)
Manifestación convocada por la ANC con motivo de la Diada del 11 de septiembre de 2017. (EFE)

“Res no et serà pres” es, quizás, el mejor poema de Maria-Mercè Marçal, poetisa cercana al PSAN y simpatizante del independentismo cuando este movimiento no era una moda. “Nada te quitarán”, podría traducirse de manera libre. Esta convocatoria de la Diada suena a eso, al “res no et será pres”. Solo que cada uno de los participantes lo entiende a su manera. Cosas de la poesía. Así que el independentismo acude a su fiesta nacional más dividido que nunca pero encabezado por Quim Torra, un presidente de la Generalitat literato y con tendencia a la metáfora huera que usa el lirismo para no mojarse en la política real.

De ERC a Puigdemont pasando por Torra: la Diada más dividida del independentismo

Cada sector convocante o participante aspira a algo. Y las divisiones son muy obvias. La más evidente, entre ERC, que apuesta por un referéndum pactado, cueste negociarlo los años que cueste, y el 'exilio' exterior, liderado por Carles Puigdemont, que aboga por una unilateralidad que fuerce otro choque con el Estado.

[Sigue en directo la Diada 2018​]

No son los únicos. Así, entre los convocantes, la ANC y su presidenta, Elisenda Paluzie, aseguran que la manifestación es para forzar esa ruptura que busca Puigdemont, mientras que Òmnium, la organización que presidió el ahora encarcelado Jordi Cuixart, pone el énfasis en las libertades amenazadas, los encausados en prisión y la recuperación de derechos fundamentales. Que ni siquiera la ANC y Òmnium estén de acuerdo muestra hasta qué grado la unidad del independentismo se encuentra fracturada.

Del mismo modo, Quim Torra también se ha salido del guion. El presidente de la Generalitat ha llamado a los propios, haciendo que la manifestación de la Diada sea solo para los independentistas. Lo contrario que estaban pidiendo los presos y exiliados, que en sus comunicados pedían que la convocatoria se dirigiese al mayor espectro de gente posible, incluyendo no independentistas preocupados por las libertades. La alegría con la que Quim Torra sectarizó la convocatoria a unas horas de la misma muestra el descontrol con que cada facción actúa al margen de lo que piense el resto. También, que el 'president' va por libre, sin pensar en lo que hagan el resto de actores.

Éxito y cifras

La ANC asegura que cuenta con 440.000 inscritos. Una manifestación con la mitad de asistentes sería un éxito muy grande, dados la debacle que ha experimentado el independentismo y el tono excluyente que le ha dado Torra al acto de esta tarde.

El PSC no acudirá a la manifestación. Sí a la ofrenda floral del acto institucional por la mañana. Torra se refirió a ellos de manera literal cuando dijo “si quieren manifestarse por el federalismo, que se vayan a otro sitio”. Tampoco lo harán los comunes. Tanto ICV como Podem Catalunya no acudirán, dado el tono poco integrador desde una Generalitat que ya solo aspira a que vengan los fieles. La ausencia más destacada: la alcaldesa Ada Colau, que otros años sí había asistido.

Ni el PSC ni los comunes acudirán a la manifestación del 11 de septiembre. Tampoco lo hará Ada Colau, que había ido en años pasados

Sin embargo, una de las tendencias es entrar en guerras de cifras absurdas o en dinámicas en las que siempre has de superar el año anterior. La Generalitat se ha puesto de acuerdo con un observatorio digital de la UAB para no depender del número de asistentes que ofrezca la Guardia Urbana de Barcelona.

Lema y temas

El lema de la manifestación, lo que rezará la campaña que encabece la marcha, será 'Fem la república catalana'. La república que no existe. La situación ha llegado a tal estado que Vicent Partal, director del portal independentista Vilaweb, ha tenido que hacer un editorial pidiendo a la gente que grite “¡Independencia!”, tal es el estado de estupor de una parroquia que siempre ha buscado que la dirijan desde el poder y que cuando se apagaron los dirigentes de grupos de Telegram el 27 de octubre del año pasado ya no supieron ni qué hacer ni adónde ir.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios