El pucherazo imposible: la penúltima mentira del independentismo para el 21-D
  1. España
  2. Cataluña
Una 'fake new' irrumpe en la precampaña

El pucherazo imposible: la penúltima mentira del independentismo para el 21-D

Joan Tardà ha desautorizado a Sergi Sebrià, que puso el tema sobre la mesa y que para colmo es el director de campaña de ERC. Lo mismo ha hecho su compañero Gabriel Rufián

Foto: Mesas de votación en las autonómicas de 2012 en Cataluña. (EFE)
Mesas de votación en las autonómicas de 2012 en Cataluña. (EFE)

Un pucherazo en las elecciones autonómicas del 21-D es casi imposible porque precisaría la complicidad de miles de personas. Los interventores y apoderados están para eso. Y los partidos supervisan y recuentan el resultado. Las empresas como Indra solo avanzan el recuento provisional. El resultado definitivo en esencia se lleva a cabo de manera manual y bajo la tutela del conjunto de las fuerzas políticas. Pese a ello, el independentismo ha vendido, y ERC y representantes del JxCAT han comprado, que había un riesgo evidente de que el Gobierno de Mariano Rajoy falsease el resultado electoral.

La idea empezó a correr por grupos de WhatsApp independentistas en cuando se suspendió la autonomía por la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De hecho, el 'exvicepresident' encarcelado Oriol Junqueras pidió este mismo domingo, a través de un artículo en 'Político', a la Unión Europea que supervise los resultados del 21-D, "para garantizar que sean respetados realmente y para eliminar cualquier duda sobre el resultado".

[ERC y JxCAT cuestionan las elecciones insinuando un pucherazo]

El principal argumento es que la empresa que avanzará el recuento provisional la noche electoral es Indra, participada en un 18,7% por la SEPI (el Gobierno español) y muy dependiente de los contratos públicos. El rumor pasó a la dimensión pública cuando el portavoz de ERC, Sergi Sebrià, aseguró en rueda de prensa que su partido haría un “recuento paralelo” para evitar un fraude electoral.

Sebrià ha comprado mentiras, las mismas que en un tono menor también habían respaldado miembros de la candidatura de JxCAT, como el politólogo Josep Costa. Hasta el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha desautorizado a Sebrià, que para colmo es el director de campaña de ERC. Lo mismo ha hecho Gabriel Rufián, que cuando se le ha preguntado al respecto ha echado balones fuera.

Indra también trabajó para la Generalitat en el referéndum del Estatut de 2006

El argumento contra Indra se cae por si solo. Indra ha sido responsable de la gestión de recogida y difusión de datos provisionales de todas las elecciones para el Parlament de Cataluña desde 1999. La compañía Indra ha realizado las elecciones al Parlament de Cataluña en las convocatorias de 1988, 1999, 2003, 2006, 2010, 2012 y 2015. También trabajó para la Generalitat en el referéndum del Estatut de 2006. En muchos de estos casos, se produjo una victoria de las fuerzas catalanistas primero e independentistas después y nunca se había cuestionado a la compañía.

Funcionamiento habitual

El funcionamiento habitual dificulta mucho cualquier tipo de fraude. Y la idea de un 'escrutinio alternativo' vendida como novedad es absurda, porque justo es eso lo que hacen todos los partidos. Indra se limita a dar soporte tecnológico para la captura, transmisión, totalización y difusión de resultados provisionales en la convocatoria y en los colegios, despliega los datos web de los resultados electorales y suministra a la Generalitat la información de resultados consolidada, incluyendo un repositorio para que los medios de comunicación puedan acceder a la información. Además, se aporta soporte informático al proceso de escrutinio definitivo de las elecciones.

Se vende un recuento alternativo cuando lo habitual es que los partidos, todos ellos, controlen y tutelen un escrutinio que se lleva a cabo de forma manual

Sin embargo, Indra es ajena al recuento definitivo y los datos que facilita carecen de validez jurídica alguna de cara al recuento definitivo y a la proclamación de los diputados electos, según explican fuentes de la Generalitat que tratan el proceso electoral. Indra no interviene en el recuento de los votos, que se realiza de forma pública en los colegios electorales con las garantías que se detallan a continuación.

El recuento

Los que sí recuentan los votos son las mesas electorales, con un presidente, dos vocales y en presencia de los interventores y apoderados de cada colegio electoral. Que el proceso sea manual, que el presidente de la mesa anuncie el resultado en voz y traslade los datos a las actas de escrutinio, las cuales son rubricadas por el presidente, los dos vocales y los interventores de las candidaturas de los partidos políticos, supone una garantía añadida.

placeholder Urnas preparadas en el Ayuntamiento de Barcelona para las elecciones al Parlament de 2015. (EFE)
Urnas preparadas en el Ayuntamiento de Barcelona para las elecciones al Parlament de 2015. (EFE)

Además, posteriormente, el escrutinio general se realiza por las iuntas electorales provinciales entre el tercer y sexto día posterior a las elecciones y es público. Se lleva a cabo mesa a mesa a partir de la documentación original de las mesas, en presencia de los representantes y apoderados de las candidaturas. quienes en caso de discrepancia pueden interponer reclamación ante la Junta Electoral. Por tanto, la idea de que se puedan falsear los resultados a través de una conspiración gubernamental carece de base y solo demuestra la fragilidad en la que se mueve la campaña independentista en estas elecciones.

Independentismo Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Gabriel Rufián Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda