LAS ENTIDADES NO HAN TENIDO QUE ACTUAR

Òmnium pincha en su intento de "boicot blando" a la banca en Cataluña

Existía gran temor entre los principales bancos por si el volumen de dinero retirado era elevado, pero finalmente no se han tenido que emplear las medidas de urgencia

Foto: Una ciudadana muestra a los medios el efectivo retirado en una entidad de Barcelona. (A.P.)
Una ciudadana muestra a los medios el efectivo retirado en una entidad de Barcelona. (A.P.)

Anoche cundió el pánico entre los principales banqueros de España. A última hora de la tarde, Òmnium Cultural, la fundación privada con más predicamento en las bases independentistas de Cataluña, lanzó un mensaje que instaba a los ciudadanos a retirar dinero en efectivo de alguno de los cinco principales bancos (Sabadell, CaixaBank, Bankia, Santander y BBVA) como medida de protesta ante la aplicación del artículo 155 de la Constitución. La medida, epigrafiada como "La força de la gent", es la primera de una serie de acciones para presionar a los poderes fácticos del Estado.

Sin embargo, y como ha sucedido en otras ocasiones durante esta semana, la convocatoria no ha tenido un apoyo masivo. A las 8 de la mañana había colas en algunas sucursales del centro de Barcelona, grupos de ocho o diez personas con la libreta en la mano. "¿Que a qué vengo? A sacar dinero, claro. Tengo que hacerlo y este es el mejor momento", decía un joven que esperaba en la sucursal de Plaza de Cataluña. Cuando se abrieron las puertas, los empleados se lanzaron a contener la multitud. Uno de ellos iba preguntando uno por uno y, a los que le decían que estaban para retirar efectivo, se les enviaba al cajero.

"No, yo es que prefiero sacarlo en caja", decía otro joven siguiendo el manual de Òmnium, que pedía a los ciudadanos expresar su descontento por el cambio de sede ante el personal del banco. Muchos han incluido en el concepto de la operación la palabra "protesta". "He sacado un poco de dinero para gastarlo en las tiendas de por aquí cerca, y el resto lo usaré para un viaje a Múnich", afirmaba otra mujer a la prensa extranjera mientras mostraba billetes dentro de un sobre. Otra, que se había bajado de un coche aparcado en doble fila en plena Ramba de Cataluña, muy a lo 'Espe', gritaba divertida a sus acompañantes desde el cajero: "¡Oye! ¡Que no me deja sacar 155 euros! ¿Qué hago?".

Una sucursal vacía en la Barceloneta (D.B.)
Una sucursal vacía en la Barceloneta (D.B.)

Sin impacto y subvencionados

En el centro de Barcelona no se han registrado colapsos en sucursales, y mucho menos en el sistema bancario, como pretendían los organizadores; los bancos habían preparado medidas de urgencia ante una eventual falta de liquidez que no ha hecho falta utilizar. Las entidades más señaladas eran CaixaBank y Sabadell, al ser de origen catalán y haber trasladado sus sedes sociales recientemente. Fuentes de CaixaBank sostienen que la normalidad ha sido absoluta: "Aún no sabemos qué impacto ha tenido la acción, pero no ha sonado ningún teléfono dando la voz de alarma, y entiendo que tampoco ha sucedido en otras entidades". En el Sabadell, lo mismo: "No ha pasado absolutamente nada. Ni una protesta fuera de tono ni una sucursal llena ni un cajero sin efectivo, como han dicho en Twitter. Todo normal". Otras fuentes añaden que las retiradas de efectivo son habituales los viernes por la mañana, ya que muchas personas aprovechan para reunir efectivo de cara a escapadas de fin de semana.

Òmnium recibe subvenciones de 160.000 euros al año de una de las entidades boicoteadas

Lo que sí hay es estupor en las plantas nobles. En las altas esferas financieras existe gran sorpresa porque haya sido Òmnium, y no plataformas anticapitalistas como la CUP, la que ha tomado la iniciativa para intentar perjudicar a la banca. "La Òmnium de los Carulla, los Millet, de Cendrós... ¿estos son los que piden que se saque el dinero? ¿Los que más créditos concedidos por ellos tienen en toda Cataluña? ¡Es de locos!", dice una fuente del sector bancario. Personas cercanas a Òmnium aseguran que se dudó hasta última hora entre un "boicot blando", apoyado por la ANC, y otro más duro, que consistía en pedirles a los ciudadanos que cancelasen sus cuentas. Al final se impuso el primer modelo, el que defendían los sectores burgueses.

Òmnium pincha en su intento de "boicot blando" a la banca en Cataluña

Otras versiones exponen que ha sido Òmnium la organizadora por dos motivos: porque tiene más fuerza entre los acaudalados de la sociedad catalana y también porque la CUP ya intentó organizar un boicot a los bancos en 2015 sin éxito. No obstante, cuesta entender que Òmnium, una de las entidades culturales que recibe fondos de la Fundación La Caixa, la ataque sin remordimientos ahora. Desde la Generalitat estiman en torno a 160.000 euros el dinero que recibe anualmente la promotora del boicot directamente desde una de sus boicoteadas.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
50 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios