la formación cuenta con 30 ediles

La CUP se rebela y anuncia que sus alcaldes no declararán ante la Fiscalía

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha anunciado esta mañana que todos los ediles que colaboran con el referéndum están citados a declarar

Foto: La diputada de la CUP Anna Gabriel, este miércoles por la mañana. (EFE)
La diputada de la CUP Anna Gabriel, este miércoles por la mañana. (EFE)

La CUP vuelve a plantar cara. La formación anticapitalista ha anunciado que los ediles de ayuntamientos gobernados por su partido no comparecerán ante la Fiscalía, pese a que el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, haya anunciado esta mañana que los 712 alcaldes están citados a declarar para esclarecer los actos de cooperación para la celebración del referéndum del próximo 1 de octubre.

En un comunicado, la CUP emplaza al resto de fuerzas políticas a ampararse en la ley del referéndum de autodeterminación que aprobó la semana pasada la Generalitat de Cataluña y negarse a comparecer ante las citaciones de la Fiscalía General del Estado.

En una instrucción hecha pública este miércoles, Maza recuerda que el Tribunal Constitucional ha prohibido los actos de organización de la consulta ilegal y ha ordenado notificarlo personalmente a todos los ediles. La orden del fiscal es contundente, si no comparecen se les detendrá, agrega, acción que deberán realizar los Mossos d'Esquadra.

En la nota, la formación denuncia que la Fiscalía, "limitada por su propio Estado", no puede ordenar la detención de aquellos alcaldes y alcaldesas que no comparezcan ante la citación y considera que "estas detenciones sobrepasarían su límite competencial", quedando vulnerados sus derechos fundamentales, "entre ellos el de la libertad".

Y, continúan, "denunciamos la actuación demofóbica", así como lo que consideran ataques a los "derechos fundamentales por parte del Estado español". Sobre las detenciones, la formación asegura en la nota que tienen el único objetivo de atemorizar a la población y a sus alcaldes electos.

Finalmente, la formación concluye que responderán conjuntamente ante la "estrategia opresora del Estado" para hacer valer lo que "entendemos que es un mandato popular mayoritario amparado en el derecho inalienable de los pueblos a su autodeterminación". Por ahora, el alcalde de Cerdanyola, Carles Escolà, ya ha anunciado que no comparecerá ante la Fiscalía.

El partido anticapitalista no tiene solo la llave de la mayoría en el Parlament, sino que en las elecciones de mayo de 2015, los 237.661 votos que obtuvieron se transformaron en 382 concejales en Cataluña. En total, son 30 los alcaldes que la formación logró en aquellas elecciones, de los que nueve obtuvieron la mayoría absoluta.

La CUP gobierna en 28 ayuntamientos, y en otros dos —Sabadell y Badalona—, forma parte de la coalición que lidera los consistorios: Crida per Sabadell y Guanyem Badalona en Comú.

Los apercibimientos del TC, triturados

El alcalde de Argentona (Barcelona), Eudald Calvo, ha destruido en una trituradora los requerimientos del TC que la Delegación del Gobierno le remitió advirtiéndole de que colaborar con el 1-O es ilegal. "Recibido y archivado el requerimiento del Gobierno de España a la alcaldía de l'Ametlla de Mar", escribe en el tuit que acompaña en el vídeo.

No son los primeros que destruyen el documento, ya que el viernes el alcalde de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), Carles Escolà (Compromís per Cerdanyola), rompió con sus manos el escrito a las puertas del ayuntamiento.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
56 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios