también washington y nueva jersey

El 'tour' de Puigdemont para promocionar el 'procés': Harvard, Boston, Nueva York...

La internacionalización del proceso soberanista no se frena. Tras gastar más de 700.000 euros desde 2012 en viajes, el Govern inicia este lunes un periplo por cuatro ciudades. Y va con comitiva

Foto: Puigdemont comienza este lunes un viaje de cinco días por cuatro ciudades de EEUU. (El Confidencial)
Puigdemont comienza este lunes un viaje de cinco días por cuatro ciudades de EEUU. (El Confidencial)

Los soberanistas siguen adelante con la internacionalización del 'procés'. Tras la escasa repercusión que tuvo la conferencia de Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Raül Romeva en Bruselas el pasado mes de enero, el Govern hace las maletas y viaja esta semana a Estados Unidos para llevar al otro lado del Atlántico el referéndum de autodeterminación. Acompañado del conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, y del delegado del Govern en EEUU, Andrew Scott Davis, Puigdemont inicia este lunes un viaje de cinco días que le llevará por cuatro ciudades norteamericanas. La primera parada es Boston, donde el presidente de la Generalitat ha llegado esta madrugada. Su agenda comenzará a primera hora en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde se reunirá con su director, Tim Rowe, y con emprendedores de distintas nacionalidades.

El plato fuerte será este lunes a las 16:15 horas (00:15 hora española) cuando pronuncie una conferencia en el Center for European Studies de la Universidad Harvard Kennedy School bajo el título 'Catalonia, today and tomorrow' -'Cataluña, hoy y mañana'- en la que abordará los retos a los que se enfrenta la Generalitat en el contexto europeo y mundial. Este acto llega menos de un mes después de que su predecesor, Artur Mas, viajara a la Universidad de Harvard para participar en la European Conference 2017 para exponer su visión en una conferencia titulada 'Catalonia's project at crossroad: Spain, the EU or beyond?' -''El proyecto catalán en la encrucijada: España, ¿la UE o más allá?'-, donde aseguró que una Cataluña independiente tendría un paro bajo, unos salarios altos y una democracia de calidad. En definitiva, Cataluña sería "la Dinamarca del Mediterráneo".

Washington, Nueva York y New Jersery

Tras Boston, el siguiente destino será Washington. El martes visitará el Center for Folklife and Cultural Heritage del Smithsonian, uno de los centros educativos más importantes del país. El objetivo es firmar un acuerdo para que la cultura catalana esté presente en la edición de 2018 del festival Folklife, del que fue protagonista la cultura vasca en 2016. Después, y según aparece en la agenda del presidente, mantendrá reuniones institucionales aunque se desconoce dónde y con quiénes. El miércoles, Puigdemont presidirá la firma de un memorando de entendimiento entre el centro de estudios Wilson Center y del Institut Català del Sòl para colaborar en materia de desarrollo urbano. Después, se reunirá con representantes de universidades de Washington y miembros 'thinks tanks', como el American Enterprise Institute, para analizar el futuro político de Cataluña.

El jueves viajará a Nueva York, donde comenzará la última etapa del viaje. Allí visitará el Museo Judío y acudirá a una recepción organizada por el FC Barcelona en las oficinas que tiene la entidad azulgrana en la ciudad. El viernes, Puigdemont visitará la nueva planta de Europastry, en New Brunswick (New Jersey), una empresa catalana líder del sector de masas congeladas en España y quinta del mundo en su ámbito.

700.000 euros en viajes desde 2012

De esta manera, Puigdemont y Romeva cumplen a rajatabla la petición de internacionalización del 'procés' que comenzó a ser una herramienta de trabajo en 2014 cuando el pleno del Parlament de Cataluña aprobó una moción en la que se pedía "intensificar los esfuerzos" para llevar el proceso soberanista catalán más allá de las fronteras de España con el fin de "obtener apoyos internacionales" a la consulta del 9-N. Reino Unido, Bélgica, Francia y Estados Unidos han sido los destinos predilectos de los independentistas para explicar el proceso soberanista.

A todo ello hay que sumar las partidas presupuestarias que la Generalitat ha reservado para este objetivo como los más de 100.000 euros que destinó en 2016 para que entidades civiles como la Plataforma pel Dret a Decidir para la internacionalización del 'procés'. Además, y como publicó El Confidencial el pasado mes de agosto, el independentismo ultimaba una gran campaña internacional para dejar España que se ha hecho visible en los meses posteriores con más viajes y entrevistas a medios internacionales como 'The New York Times'.

De hecho, desde enero de 2012 hasta diciembre de 2015, un mes antes de ser sustituido por Carles Puigdemont, el expresidente de la Generalitat Artur Mas gastó 645.970,04 euros en viajes, cifra que incluye tanto los desplazamientos como todos los gastos derivados (dietas, alojamientos...).Respecto a Puigdemont, el presidente lleva gastados 15.791,45 euros hasta noviembre de 2016 en viajes al extranjero.

Los viajes de Maragall, Rovira y Pujol a EEUU

Pasqual Maragal, Jordi Pujol y el exdelegado del Gobierno en Cataluña, César Rangel. (Efe)
Pasqual Maragal, Jordi Pujol y el exdelegado del Gobierno en Cataluña, César Rangel. (Efe)

Carles Puigdemont no es el único presidente de la Generalitat que ha viajado a Estados Unidos. También lo hizo en su momento Jordi Pujol, uno de los dirigents más viajeros de Cataluña. De hecho, desde que tomó posesión de su cargo en 1980 hasta 1985 realizó 11 viajes oficiales siendo el más caro el que realizó en 1983 a Estados Unidos. Nueva York, Boston y Washington fueron los destinos que él y su equipo recorrieron en ocho días con un presupuesto inicial de 11 millones de pesetas. Durante los 23 años que estuvo al frente de la Generalitat EEUU fue el destino de más viajes, como el que hizo en febrero de 1990 para reunirse durante seis minutos con el presidente George Bush o el de enero de 2002, cuando se entrevistó con algunas autoridades del país y visitó los centros tecnológicos más importantes del país en San Francisco, Silicon Valley y Sacramento. A este último viaje le acompañó su mujer, Marta Ferrusola.

También Pasqual Maragall viajó al otro lado del Atlántico. Lo hizo por primera vez como alcalde de Barcelona en 1986 cuando se reunió en Washington con George Bush. Sin embargo, polémico fue su viaje en 2009 a Nueva York pero ya como expresidente. En él, el Govern gastó 80.940 euros en el viaje oficial que encabezaron él y el vicepresidente del ejecutivo catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, para inaugurar oficialmente la delegación exterior de la Generalitat en esa ciudad. Junto a ellos dos, viajaron también el expresidente del Parlament Joan Rigol, además de otras siete personas que ejercían las funciones de protocolo, prensa, intérprete y seguridad. Un año antes, siguió las elecciones en Estados Unidos desde la Gran Manzana.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios