Daniel osÀcar también está acusado en el caso palau'

La Guardia Civil encuentra operaciones del tesorero de CDC con Luxemburgo

En el registro del domicilio de Osàcar, en agosto de 2015, los agentes hallaron abundante documentación sobre actividades empresariales del que había sido hombre de confianza de Artur Mas

Foto: El extesorero de CDC Daniel Osàcar. (EFE)
El extesorero de CDC Daniel Osàcar. (EFE)

El cerco judicial se estrecha sobre Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y sus altos cargos. Algo muy turbio se ha movido en el interior de este partido las últimas décadas. No todo es tan transparente como afirman sus dirigentes, que apelan al victimismo para denunciar un supuesto acoso y derribo del Estado español contra la formación que en su día creó y dirigió con mano de hierro Jordi Pujol. Su extesorero Daniel Osàcar está en el ojo del huracán y, por si fuera poco, desde el próximo miércoles se sentará en el banquillo de los acusados en el juicio que ahora comienza por el expolio del Palau de la Música. Osàcar es el principal cargo político acusado en ese escándalo, que comenzó a investigarse en el año 2009, y cuya imputación ya adelantó en su momento este diario.

Pero su historial de desaciertos parece ser mucho más amplio: Osàcar es también uno de los dirigentes convergentes investigados por el juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell en el denominado caso 3%, por el que también han sido detenidos otros dirigentes del partido y relevantes empresarios catalanes, entre ellos Jordi Sumarroca.

Existe constancia de una operación de inversión financiera con fecha de 13 de mayo de 2009 en la que aparece como país de destino Luxemburgo

El nombre de Osàcar, pues, aparece referenciado en un informe de la Guardia Civil fechado el 20 de octubre de 2015 y que fue entregado al juez Josep Bosch, de El Vendrell. "A dicho extesorero, según datos recabados del Sepblac, en fechas en que el mismo tenía el cargo de tesorero en CDC, le constarían operaciones bancarias realizadas en el extranjero. Así, existe constancia de una operación de inversión financiera con fecha de 13 de mayo de 2009 en la que aparece como país de destino Luxemburgo. Esta operación por valor de 55.000 euros es reportada por la entidad Deutsche Bank y aparece vinculada a la misma la cuenta corriente (…)". El domicilio aportado para esa cuenta es la vivienda particular de Osàcar. No fue esa la única transferencia. Al menos otros 30.000 euros se habían enviado a la misma cuenta en el año 2006.

Las actividades de Osàcar, no obstante, arrojan más puntos oscuros: el 6 de marzo de 2008, recibe en una cuenta corriente de la Caixa Penedès una transferencia de 522.776,48 euros. “Cabría reseñar la relevancia que pudiera tener el hecho de que el que fuera tesorero de CDC, en ese momento, dispusiera, que se sepa, de al menos 500.000 euros en cuentas o depósitos en el extranjero, por lo que no se descarta que dicha persona pueda tener dinero en el extranjero en la actualidad, fruto de sus supuestas actividades ilícitas”, explica el informe de la Guardia Civil.

La Guardia Civil, durante el registro de la sede de CDC en Barcelona. (EFE)
La Guardia Civil, durante el registro de la sede de CDC en Barcelona. (EFE)


La empresa pantalla

No era de extrañar. Desde los años noventa, Osàcar era accionista de la empresa Natur System (curiosamente, la misma que había rehabilitado la fachada del Palau de la Música y el emblemático Pati dels Tarongers de la Generalitat). En el año 2002, esta compañía hizo constar en sus declaraciones al fisco que tenía una deuda de 600.000 euros con una compañía de Luxemburgo que tenía un nombre idéntico al suyo. En ese momento, Osàcar figuraba como apoderado en la empresa, pero al mismo tiempo era secretario particular de Artur Mas. En el año 2005, se hizo cargo de la tesorería de Convergència y de sus fundaciones al morir Carles Torrent.

La rocambolesca historia del dinero luxemburgués no tiene desperdicio: según el informe que acompañaba las cuentas de 2002, fechado en agosto de 2003: “En el ejercicio de 1994, la sociedad Natur System & Co, que poseía el 90% del capital de Natur System SL y domiciliada en Reino Unido, otorga un préstamo de 601.012,10 euros a Natur System SL, con vencimiento final y como única cuota de amortización a 30 de noviembre de 2004. El tipo de interés fijado es el Libor +0,5. Actualmente, esta deuda se ha subrogado en Natur System SA Luxemburgo por el importe nominal inicial de 601.012,10 euros, antes del cálculo de intereses”. Con intereses, la deuda era ya de 886.003,01 euros a 31 de diciembre de 2002.

La mecánica era que una empresa inglesa prestaba a su homónima catalana 100 millones de pesetas en el año 1994 y ocho años más tarde aceptaba que se le pagase esa deuda, pero en una cuenta de otra empresa de Luxemburgo. Lo más curioso del caso es que las tres empresas… ¡se llamaban igual! Un informe elaborado por una agencia internacional de detectives desvelaba posteriormente que la sociedad luxemburguesa fue creada en el año 2000 en las Islas Vírgenes Británicas por dos despachos dedicados a formalizar empresas pantalla. Por otro lado, en el despacho de Luxemburgo donde se hallaba la sociedad acreedora, tenía su sede otra empresa pantalla que luego compró una firma que teóricamente cobraba del Palau de la Música por trabajos que no pudieron ser verificados. ¿Por qué se realizó esa transferencia? Una fuente consultada por El Confidencial apunta solo a que en el año 1994 hubo unas elecciones al Parlamento europeo y que Natur System pudo necesitar el dinero para ayudar en alguna operación propagandística.

Negocios con el sobrino de Matutes

Más tarde, Osàcar llegó a tener firma reconocida en la Fundación CatDem, pero también en la Fundación Fòrum Barcelona (otro de los instrumentos que hacía servir Convergència para financiarse). Y, por si fuera poco, también llevaba una intensa actividad empresarial cuando se encontraba todavía en activo en CDC.

Daniel Osàcar (izda), durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investigaba el desvío de fondos del Palau de la Música. (EFE)
Daniel Osàcar (izda), durante su comparecencia en la comisión parlamentaria que investigaba el desvío de fondos del Palau de la Música. (EFE)

En el registro del domicilio del extesorero, llevado a cabo el 28 de agosto de 2015 en la zona alta de Barcelona, los agentes encontraron abundante documentación sobre actividades empresariales del que en otro tiempo había sido hombre de confianza de Artur Mas. Entre otras cosas, los agentes encontraron documentación sobre paquetes accionariales en las empresas BCN Craic y Osàcar & Andreu, así como diversa documentación sobre la comunidad de bienes Port Canigó (rayana con la localidad gerundense de Roses) y Llars Catalunya.

Osàcar tuvo cargo hasta finales de mayo de 2015 en la empresa inmobiliaria Pintas y Medias SLLa compañía Osàcar & Andreu es una inmobiliaria que el extesorero convergente creó y que domicilió en su vivienda particular. Y BCN Craic es una compañía creada en 2003 dedicada a explotar establecimientos de bebidas. Osàcar puso el punto de mira en establecimientos de este tipo y desde 2009 (es decir, desde que estalló el escándalo del Palau de la Música) se alió con Marc Rahola Matutes, sobrino del empresario balear Abel Matutes, con quien comenzó a compartir negocios en empresas como Ryans Irish Pubs SL, Barcelona Ample 24 SL, Patrimonial Ryans SL, Ryans Ecudellers SL o Costa Craic SL. La primera de ellas, Ryan Irish Pubs, a pesar de su nombre, es una inmobiliaria con sede en Ibiza, creada el 19 de julio de 2009, justamente la semana en que el Palau de la Música fue intervenido. El grupo, no obstante, también controla la cadena de pubs irlandeses Ryans y los 'beach clubs' del mismo nombre .Osàcar también tuvo cargo hasta finales de mayo de 2015 en la empresa inmobiliaria Pintas y Medias SL.

El extesorero fue también responsable de 'Revista Anàlisi', una publicación fundada en 1988 por un grupo de convergentes de pro que acabó convirtiéndose en otro de los instrumentos de financiación del partido. Su reparto de hacía por suscripción, pero lo cierto es que en ella se anunciaban todos los grandes adjudicatarios de obras de la Generalitat, así como grandes empresas que, de esa manera, estaban 'a buenas' con CDC. Osàcar cogió las riendas de la sociedad en el año 2003 y trasladó su sede a la de la fundación de Convergència.

Ahora, los detalles de la agitada vida profesional de Daniel Osàcar serán mirados con lupa, no solo porque el juicio del caso Palau estará en el candelero hasta el mes de junio, sino por los indicios que se han encontrado contra él en la nueva investigación que realiza el juez de El Vendrell.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios