Investigan a los seis concejales de Badalona que abrieron el Ayuntamiento el 12-O
  1. España
  2. Cataluña
por desobediencia

Investigan a los seis concejales de Badalona que abrieron el Ayuntamiento el 12-O

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña les ha citado a declarar el 25 y 26 de este mes a raíz de la denuncia del PP tras no cumplir la resolución que les prohibía abrir las dependencias municipales

Foto: El primer teniente de alcalde, Oriol Lladó, (i), y el tercer teniente de alcalde, Josep Téllez (2i), rompen la resolución de un juzgado barcelonés contra su voluntad de abrir las dependencias municipales en el Día de la Hispanidad. (Efe)
El primer teniente de alcalde, Oriol Lladó, (i), y el tercer teniente de alcalde, Josep Téllez (2i), rompen la resolución de un juzgado barcelonés contra su voluntad de abrir las dependencias municipales en el Día de la Hispanidad. (Efe)

El juez ha citado a declarar como investigados -antes imputados- por un delito de desobediencia a los seis concejales del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Badalonaque el pasado 12 de octubre acudieron al Consistorio para atender a los ciudadanos pese a la prohibición judicial de abrir sus puertas.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el juez ha citado a los seis concejales para los días 25 y 26 de octubre a raíz de la denuncia que presentó el PP badalonés contra ellos. El primer día declararán en calidad de investigados el teniente de alcalde de Badalona, Oriol Lladó, el tercer teniente de alcalde y concejal, José Antonio Téllez, -que fue el que rompió la resolución judicial ante las cámaras-, y la concejala de Servicios Sociales, Agnès Rotger. El miércoles 26 será el turno para la cuarta teniente de alcalde y concejal de Educación, Eulàlia Sabater; a la concejal de Participación, Fàtima Taleb, y al concejal de Espacios Públicos y Movilidad, Francesc Duran.

El juez pide imágenes a los medios

Asimismo, el juez de instrucción ha requerido a los medios de comunicación las imágenes en las que el concejal José Antonio Téllez rompió en pedazos el auto judicial del juez de lo contencioso, en un gesto desafiante con el que oficializó la decisión del consistorio de desoír la orden judicial.

En el acuerdo que la Delegación del Gobierno impugnó ante el juez de lo contencioso el Ayuntamiento de Badalona acordaba abrir sus puertas y dejar en manos de los concejales la decisión de acudir a su puesto de trabajo y recuperar el festivo del 12-O en otra ocasión. El juez de lo contencioso dictó unas medidas cautelares que impedían al consistorio abrir al público -y que ratificó después del 12-O tras escuchar los argumentos del Ayuntamiento y del Gobierno-, al entender que ello colocaría a los trabajadores municipales en la tesitura de significarse políticamente.

Otro de los argumentos del juez de lo contencioso es que la festividad del 12 de octubre obedece a "razones sociales y culturales, que reflejan un interés general, social o colectivo en su celebración", por lo que debe ser respetada.

No pudieron hacer ningún trámite

Fue el pasado miércoles, día de la Fiesta Nacional, cuando el PP de Badalona presentó una denuncia en el juzgado de Instrucción número 5 de esta localidad -que estaba de guardia-, después de que seis concejales de Guayem Badalona (formado por la CUP, Podem, ERC, ICV y EUiA) acudieran a trabajar en día festivo y abrieran el Consitorio solo unas horas después de que una resolución judicial les prohibiera hacerlo.

El alcalde accidental aquel día por la ausenca de la regidora Dolors Sabater, Oriol Lladó, defendió esta decisión del equipo de Gobierno argumentando que hay que "garantizar la representación política y atender al ciudadano" independientemente del día que sea. Así, atendieron a cerca de 200 badaloneses aunque no pudieron hacer trámites al no ser un día hábil.

Independentismo Cataluña
El redactor recomienda