cree que el 'procés' no está muerto

La CUP pide, tras el veto a los presupuestos, tender puentes "si se han roto"

La diputada Mireia Boya pidió en la mañana de este jueves al presidente catalán, Carles Puigdemont, recomponer los puentes entre esta formación y el Gobierno si existiera algún problema entre ellos

Foto: Los miembros de la CUP David Fernández, als diputadas Anna Gabriel y Eulàlia Reguant y el presidente de Omnium Cutural, Jordi Cuixart. (Efe)
Los miembros de la CUP David Fernández, als diputadas Anna Gabriel y Eulàlia Reguant y el presidente de Omnium Cutural, Jordi Cuixart. (Efe)

La CUP no da nada por perdido. La diputada Mireia Boya pidió en la mañana de este jueves al presidente catalán, Carles Puigdemont, recomponer los puentes entre esta formación y el Gobierno "si se han roto". Situó esta estrategia en el marco de la "confrontación con el Estado". "No llegaremos a la ruptura con el Estado español si no sumamos. Y para nosotros la vía unilateral sigue siendo la prioritaria".

A ello respondió el mandatario catalán que "los mejores puentes son aquellos que no se dinamitan". El partido anticapitalista ofrece así renegociar las hojas de ruta para ir al unísono en los temas de la escalada rupturista con España y en el desarrollo de las tres leyes de la desconexión (Ley de Transitoriedad Jurídica, de la Agencia Tributaria Catalana y de la Seguridad Social Catalana) que ambos partidos confeccionan a cuatro manos (el resto de los grupos parlamentarios no participan) en unas dudosas “comisiones conjuntas”.

Boya insistió en ofrecer una salida a Puigdemont apostando por la unilateralidad, una cuestión que ya había reivindicado en la campaña electoral del 27 de septiembre. "Hay margen para la unilateralidad. Nosotros no renunciamos al referéndum ni a la unilateralidad, aunque la respuesta sería el referéndum unilateral". Luego, se dirigió a las restantes fuerzas políticas y, en especial al PSC y a Catalunya Sí Que Es Pot (CSQEP), partidarios de un referéndum legal. "Pido a los que defienden el referéndum pactado que, una vez el Estado les haya dicho que no, se acerquen a la vía democrática unilateral".

[Estos son los 10 anticapitalistas de la CUP que pueden 'reventar' Cataluña]

Arrepentido de ser 'president'

Precisamente este jueves el 'president' ha recocido que de haber sabido que el acuerdo de estabilidad con la CUP iba a fracasar, no hubiera dicho 'sí' a Artur Mas. Así lo ha asegurado en una entrevista en 'Catalunya Ràdio', donde ha reconocido sentirse arrepentido de haber aceptado este cargo el pasado mes de enero tras el veto de la CUP. "Si me hubieran advertido al inicio de que el acuerdo tenía que mutar, yo no me habría metido, así de claro", ha asegurado, advirtiendo que si esto lo hubiera sabido Artur Mas antes de proponerle como su sustituto "ni me lo hubiera propuesto". 

Tras haber anunciado que se someterá a una cuestión de confianza después de agosto al no haber podido tramitar los Presupuestos, Puigdemont considera que esta será no solo "una nueva oportunidad" para la CUP, sino para que el resto de grupos del Parlament se pronuncien sobre la Cataluña que quieren para los próximos años: si hacia "la regresión a un autonomismo tronado" que según él "no lleva a ningún sitio" o "un proyecto de innovación y progreso" encaminado a la creación de un nuevo Estado.

[Lea aquí: '¿Es la CUP la reina de Cataluña?']

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Efe)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (Efe)

El 'procés' no está muerto

Ante la incapacidad del Govern de pactar los Presupuestos, Puigdemont exhonera a Junts Pel Sí y considera que "la responsabilidad de romper el acuerdo es de la CUP unilateralmente". Por ello ha pedido a todas las entidades soberanistas, muchas de ellas dentro de la CUP, que se posicionen ante lo que considera un frenazo en el camino a una Cataluña independiente.

Convencido de que el 'procés' no está muerto a pesar de que el acuerdo con la CUP ha hecho aguas, el 'president' considera que la hoja de ruta hacia la independencia "no se puede cambiar" porque "está bien definida". "Nos han dado por muertos muchas veces", ha dicho, advirtiendo a la CUP de que "el futuro de Cataluña está en manos del Parlament". En este sentido, considera que la república catalana debe ser el principal objetivo de los partidos independentistas, cuestionando que este sea el verdadero deseo de los anticapitalistas ya que, según ha dicho, "sus actos les alejan" de la meta.

Los diputados de la CUP votando en contra de los presupuestos de la Generalitat. (Efe)
Los diputados de la CUP votando en contra de los presupuestos de la Generalitat. (Efe)

¿Se presentará si hay elecciones?

A la espera de que el próximo mes de septiembre se someta a una cuestión de confianza, Puigdemont no descarta nuevas elecciones después del verano. "Si tiene que haber nuevas elecciones, que no sean por una decisión mía", ha explicado, dejando claro que si hay que acudir a las urnas no será por un "capricho táctico" suyo, sino por la decisión del Parlament.

Sobre si concurriría como candidato para ser reelegido, Puigdemont ha señalado que dirá 'no' si las elecciones son para crear un Parlament constituyente que no cumpla con la hoja de ruta "con la que me he comprometido". "La única vía es retomarla y completarla", ha dicho señalando que el apoyo al independentismo debería contarse en votos y no en escaños si de nuevo hay que ir a las urnas. 

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios