TAMBIÉN COMPRA PISTOLAS 'MATAPOLICÍAS'

Cataluña adquiere 100 fusiles de precisión pero solo tiene siete francotiradores

El Ejecutivo catalán ya tiene permiso para comprar armas para los Mossos d’Esquadra, que deben renovar su armamento aunque no tienen homogeneizada el arma

Foto: Mossos d'Esquadra, el pasado 3 de mayo. (EFE)
Mossos d'Esquadra, el pasado 3 de mayo. (EFE)

El Gobierno catalán ya tiene permiso del Ejecutivo español para adquirir diversas partidas de armas con destino a los Mossos d’Esquadra, que deben renovar su armamento a pesar de que no tienen homogeneizada el arma que portan los agentes. Lo más sorprendente son algunas de las partidas: desde 100 fusiles para francotirador hasta una partida de pistolas ‘matapolicías’, capaces de atravesar un chaleco blindado.

El grupo más curioso de armas está formada por 50 fusiles del calibre 308 WIN y otros 50 del calibre 338 Lapúa Magnum. Estas armas verdaderamente excepcionales son utilizadas solo por francotiradores. En concreto, el 338 LM es un arma capaz de derribar a un enemigo a 1.500 metros de distancia. “Se utiliza exclusivamente para tiro militar y lleva la munición más potente que existe actualmente en el mercado”, explica a El Confidencial un experto en el tema.

El 338 LM es un calibre desarrollado desde la década de los ochenta. Se apreció que el 308 Winchester se quedaba corto en distancias superiores a los 800 metros, perdiendo algo de precisión, y se desarrolló otro calibre de mayor fiabilidad.

Mossos d'Esquadra, durante una operación. (EFE)
Mossos d'Esquadra, durante una operación. (EFE)

Lo curioso del tema es el uso final de 100 fusiles de uso tan restringido. Según comentan fuentes internas de los Mossos d’Esquadra a El Confidencial, este cuerpo solo tiene francotiradores integrados dentro del Grupo Especial de Intervención (GEI), que viene a ser como los GEO autonómicos. Y dentro del GEI, solo hay siete francotiradores, por lo que un número tan elevado de estos fusiles no tiene demasiado sentido.

El Gobierno catalán también ha comprado una partida de 50 pistolas del calibre 5,7x28. Se trata de la FN Five-seven, una semiautomática fabricada por la compañía belga FN Herstal. Es tan especial que su cartucho no es utilizado por ninguna otra arma del mercado. De bajo retroceso, es capaz de atravesar chalecos antibalas a 50 metros. De ahí que popularmente esta pistola sea conocida como la ‘matapolicías’. Su munición está reservada exclusivamente para fuerzas militares y policiales, y su munición es muy rara y cara. La propia pistola tiene también un elevado precio: casi 1.000 euros por unidad.

El Gobierno catalán también ha comprado una partida de 50 pistolas del calibre 5.7x28, capaces de atravesar chalecos antibalas a 50 metros

Fuentes consultadas por este diario apuntan a que esta es un arma que puede ser utilizada en la lucha antiyihadista. “Por la penetración que tiene, es la ideal para abatir a un terrorista suicida aunque lleve un chaleco blindado”. Y no hay que olvidar que Cataluña es uno de los objetivos que aparecen reiteradamente en las amenazas de los extremistas musulmanes.

Un subfusil que atraviesa chalecos

Especialmente importante es la adquisición de 400 unidades de fusiles del calibre 5,56x45 milímetros. Se trata del HK G36, que también porta el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), de la marca alemana Heckler & Koch. Este es el fusil de asalto que jubiló al tradicional Cetme español. Esta adquisición se produce, sin embargo, pocos meses después de que Alemania haya anunciado que dará de baja sus G36 por problemas de precisión, después de que se recaliente tras unos cientos de disparos en situación de clima cálido. La versión española del G36 (que se fabricaba en A Coruña) tenía el cañón diferente, por lo que, según el Ministerio de Defensa, no adolece de los problemas del modelo original alemán.

Varios agentes de los Mossos d'Esquadra, en el Aeropuerto de El Prat, en marzo. (EFE)
Varios agentes de los Mossos d'Esquadra, en el Aeropuerto de El Prat, en marzo. (EFE)

De la misma casa, los Mossos comprarán 50 subfusiles de calibre 4,6x30 milímetros, los que popularmente se conocen como metralletas. Se trata del modelo MP, un arma con cadencia de 950 disparos por minuto, es decir, con una velocidad de fuego mayor que el fusil de asalto. La munición de esta arma está pensada también para atravesar chalecos blindados y es más potente que la munición de las ‘matapolicías’ (lógico, ya que se trata de un arma mayor y de más potencia).

De la marca alemana es también una partida de 1.000 pistolas HK USP, un arma semiautomática de nueve milímetros que ya utilizan los Mossos pero que repondrán en un millar durante este ejercicio. Otras dos partidas son para adquirir 300 escopetas del calibre 12 y 300 subfusiles de calibre 9x19 milímetros.

Los Mossos tendrán también 500 "lanzadores de orden público" de 40 milímetros, esto es, fusiles para lanzar proyectiles no mortales en las manifestaciones

Los Mossos tendrán también 500 “lanzadores de orden público” de 40 milímetros, esto es, fusiles para lanzar proyectiles no mortales en las manifestaciones. Los lanzadores son de menor tamaño que las escopetas de pelotas utilizadas hasta ahora, y sus proyectiles (formados por un cartucho de punta viscoelástica) son más precisos y menos lesivos que dichas pelotas.

Paralelamente, el Gobierno catalán también comprará la correspondiente munición. Para las pistolas y subfusiles de nueve milímetros, cinco millones de proyectiles. Para el subfusil MP, 50.000 cartuchos. Para los rifles de francotiradores, 20.000 balas para los 308 WIN y otros tantos para los 338 LM. Para los G36, 200.000. Para los lanzadores, 1.000 cartuchos más 500 cartuchos fumígenos, más 500 cartuchos lacrimógenos, más 500 granadas aturdidoras de sonido/luz, más 500 artificios triples lacrimógenos (ATL), más 500 artificios triples fumígenos (ATF), más 30.000 cartuchos de impacto, más 150.000 iniciadores de recarga de munición. Aunque puedan parecer cifras excesivas, en realidad son muy justas para una plantilla de 17.000 efectivos: solo dan para una clase práctica al año y la reserva normal de la munición necesaria para llevar encima durante las labores que realizan los agentes catalanes.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios