principal accionista de isolux-corsán

Delso, de 'Luis el cabrón' a las millonarias comisiones a Pujol Jr. en México y Gabón

Financiero muy vinculado al PSOE, su nombre y el de la constructora que preside han aparecido en muchos de los importantes sumarios judiciales del país: Gürtel, Yogui, Pujol y ahora Petrum

Foto: El presidente de Isolux, Luis Delso. (EFE)
El presidente de Isolux, Luis Delso. (EFE)

Luis Delso Heras vuelve a estar bajo sospecha judicial. Nada nuevo para este conocido empresario madrileño de 63 años, acostumbrado a ver su nombre relacionado con los sumarios más importantes de este país. Principal accionista de Isolux-Corsán, constructora que facturó 977 millones de euros en el primer semestre del año, Delso es un especialista en moverse en los terrenos pantanosos que muchas veces, demasiadas, inundan las adjudicaciones públicas. Gürtel, operación Yogui, caso Pujol y ahora caso Petrum… Luis Delso Heras sabe moverse en esas arenas movedizas.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, con solo 21 años empezó a trabajar como analista financiero en Citybank. En 1980 pasó al First National Bank of Chicago y comenzó a establecer muy buenas relaciones con un PSOE emergente de la mano de Felipe González. Un año después del triunfo de los socialistas, en 1983, con 31 años, fue elegido consejero delegado de la entidad pública Caja Postal de Ahorros. Sus siguientes cargos en el sector bancario fueron en el Banco de Financiación Industrial y en el Banco de Comercio (este último del Grupo Bilbao Vizcaya). Muy amigo del exministro socialista Carlos Solchaga, en abril de 1990 ocupó la presidencia ejecutiva de Transmediterránea, la famosa línea de ferris. Con él llegó el escándalo del gratis total: la familia Solchaga al completo, incluidos los escoltas, amén de más cargos socialistas, viajando sin ningún tipo de coste en los barcos que les trasladaban a Mallorca.

En 1994 Delso cambió de rumbo, y el entonces presidente de Banesto, Alfredo Sáenz, le repescó desde Radiotrónica (empresa del banco) para presidir Isolux, la constructora de la entidad, especialista en concesiones. Dos décadas después, Delso controla más del 50% de la empresa a través de dos sociedades, una de ellas radicada en Luxemburgo, y muchos coinciden en resaltar su capacidad para tener compañeros de viaje de todos los colores e ideologías. Así se entiende que en el consejo de administración de Isolux se sienten Antonio Hernández Mancha y Javier Gómez-Navarro, vinculados al PP y al PSOE. Y así se entiende que de momento la única imputación que tiene Delso sea por sus oscuros negocios con el hijo mayor de Jordi Pujol. Lo dicho, de todos los colores e ideologías.

'Luis el cabrón'

Delso se hizo famoso judicialmente, más allá de sus méritos empresariales, gracias al caso Gürtel. Luis Bárcenas, el denostado extesorero del PP, dejó caer su nombre en sede judicial para relacionarle con el ya famoso apodo de 'Luis el cabrón', que aparecía en la contabilidad opaca de Francisco Correa junto a una deuda de 72.000 euros. Al parecer Correa llamaba a Delso "el cabrón" porque el empresario era muy pesado a la hora de reclamar su dinero. Nunca se pudo demostrar durante la instrucción del caso y Delso siempre lo ha negado.

Su nombre sí apareció relacionado a una promoción de 16 pisos de lujo que Correa levantó en Majadahonda (Madrid) junto a Jacobo Gordon (empresario imputado en el caso y amigo de Correa y de Alejandro Agag). El sumario del caso Gürtel contiene un gráfico con todas las sociedades y particulares que invirtieron en el fondo de inversión que construyó las viviendas. La constructora Isolux-Corsán Inmobiliaria SL tenía 96 participaciones, el 7,8% del fondo. ¿Quién más participó en la construcción de los pisos? Correa, obviamente, el exalcalde de Majadahonda y al parecer la mujer de Bárcenas. Delso nunca ha estado imputado en la Gürtel.

Después llegó la operación Yogui, la presunta trama de malversación de fondos públicos en las obras del AVE a Barcelona que instruye un juzgado de instrucción de Barcelona. Entre los detenidos e imputados hay trabajadores de Isolux-Corsán. La obra del trazado del AVE Madrid-Barcelona (621 kilómetros) se adjudicó por 6.822 millones, pero acabó costando 8.996 millones (un 31% más). En 2008, Isolux-Corsán se llevó el tramo entre La Sagrera y el túnel de la Trinidad por 67,9 millones, obras que costaron al final 81 millones. Delso tampoco está imputado. 

Sus negocios con los Pujol

A la tercera fue la vencida. La Audiencia Nacional ha confirmado que Jordi Pujol Ferrusola, a través de la sociedad Iniciatives, recibió 14 millones de euros de la constructora Isolux-Corsán, por el Proyecto Azul de Cortés, un desarrollo turístico, residencial y de ocio en Baja California (México). Delso tuvo que comparecer incluso en el Parlamento catalán. El juez cree que es el pago de comisiones encubiertas e investiga también otros servicios de asesoría que el hijo mayor de Pujol hizo a Isolux por otros proyectos en México y Gabón. Delso está imputado por supuestos delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal y falsedad en documento mercantil. 

Habrá que ver ahora si la implicación de Delso en la operación Petrum afecta de alguna manera a los negocios de la constructora, que ha contratado nuevos proyectos por 1.222 millones en los seis primeros meses del año. Entre los contratos firmados recientemente figuran una autopista en Rumania por 120 millones, obras en el AVE en el País Vasco por 101 millones, una planta solar en Japón valorada en 60 millones y la construcción de dos subestaciones eléctricas en Kuwait por un importe de 19 millones de euros. Porque Delso ha pasado de ser el empresario de las concesiones al imputado de las comisiones.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios