espera "reconducir la situación con diálogo"

La Generalitat achaca a "las putadas del Estado español" el enfado de Duran Lleida

El Gobierno catalán espera reconducir la crisis generada por al anuncio del líder de UDC, Duran Lleida, de abandonar la secretaría general

Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), junto a Duran i Lleida (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), junto a Duran i Lleida (EFE)

El Gobierno catalán espera reconducir la crisis generada por al anuncio del líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, de abandonar la secretaría general de CiU. Fuentes del Ejecutivo señalaron a El Confidencial que esta decisión “se puede reconducir con diálogo. Nosotros no tenemos ningún interés en dinamitar la situación y esperamos que no se llegue a una ruptura entre Convergència y Unió”.

Las fuentes consultadas admiten que ni el Gobierno de la Generalitat ni la dirección de Convergència Democràtica (CDC) tenían noticia de la intención de Duran de abandonar ese cargo. Otra cosa es la portavocía de CiU en Madrid, para la que había dicho ya en varias ocasiones que no se postularía de nuevo. “Pero es que ha sorprendido incluso en la cúpula de Unió”, subrayan.

Además, las fuentes recuerdan que “hace dos años, tanto Artur Mas como Duran Lleida eran muy valorados en Cataluña. Incluso Duran aventajaba a Mas. En cambio, en la última encuesta del Centro de Estudios de Opinión [el CIS catalán], Duran suspende incluso entre los votantes de CiU. Sin embargo, Artur Mas aprueba con nota. Pero hay que entender las encuestas: lo que se ha de medir es la popularidad en porcentaje. Y aquí, Mas obtiene un 6,2%, aunque después hay un porcentaje de voto de extremos minoritarios que le dan un cero y la nota media baja a 4,2”.

En esa misma encuesta, enfatizan que “el líder de ERC, Oriol Junqueras, es percibido por los votantes de CiU como un aliado más leal que Duran y es el segundo mejor valorado tras Artur Mas. O sea, que, antes, Duran no generaba anticuerpos, pero ahora es otro cantar. Es matemática pura. De todos modos, esta percepción de nuestros votantes es muy injusta, porque Duran se ha mostrado más fiel que cualquier otro aliado a lo largo de las últimas décadas”.

Oriol Junqueras (Efe)
Oriol Junqueras (Efe)

Lo que ha pasado, aseguran en el Gobierno catalán, es que “el Estado español lo ha quemado. Duran no se acaba de encontrar cómodo. No puede construir un discurso creíble a partir de lo que le ofrecen en Madrid”.

Para la superación de la crisis abierta por el líder democristiano, sus aliados nacionalistas cuentan con dos elementos: el propio Duran y UDC se han mostrado partidarios de la consulta. Y, además, en el programa electoral tienen en común la petición de un Estado propio. “Hemos dejado este concepto explícitamente ambiguo como para que Unió se sienta a gusto. ¿Se puede entender como un estado independiente? ¿O como un estado confederado? Ya lo veremos. Lo que es cierto es que, con esa reivindicación, tenemos todavía un largo trecho en común para ir construyendo las estructuras de Estado que decíamos, como la Hacienda propia o la política exterior”.

“Si te portas bien, te sodomizan”

La culpa de que Duran tire la toalla, pues, es de Madrid. En el Gobierno catalán subrayan que “con Unió no ha dejado de haber diálogo. Pero estamos ante un aparato del Estado español que no tiene misericordia de nadie. Hasta ahora, Duran proyectaba la imagen de la comprensión, pero desde el Estado no se le ha dado ningún triunfo, ninguna concesión. Duran siempre se ha portado bien, pero si te portas bien, en Madrid te sodomizan. Sólo te dan palmaditas en la espalda. Y por eso hubo el salto hacia el independentismo en Cataluña. ¿Es que no se dan cuenta?”.

Para sus compañeros de Convergència, “Duran es quien más ha padecido las putadas del Estado español. Y ahora tienen el cinismo extremo los dirigentes del PP y del PSOE de glosar su figura, cuando jamás le dieron un argumento que traer a Cataluña. Fue menospreciado y de ahí su hartazgo. Lo que ha constatado en los últimos meses es que la tercera vía es imposible. Sólo hubiese tenido que llegar a Barcelona con una conexión ferroviaria del Puerto, o el pago de la disposición adicional tercera del Estatuto, que está reconocida por ley, o la decisión de no recurrir el euro por receta, o incluso algún traspaso pendiente. Pero nada de eso ha ocurrido. Si el Estado hubiese sido más leal, la fuerza de la tercera vía sería otra y no estaríamos donde estamos”.

Joana Ortega y Artur Mas (Efe)
Joana Ortega y Artur Mas (Efe)

Ante esta situación, los nacionalistas de Convergència esperan hacer que Duran recapacite. “Las relaciones con dirigentes de Unió y con los cuadros del partido son buenas, muy buenas. Padecemos juntos y cuando se padece juntos, la gente tiende a ser solidaria entre ella. Eso es lo que nos pasa con nuestros aliados de UDC. Hemos creado una complicidad, tanto en el partido como en el Gobierno, donde están Joana Ortega, Ramon Espadaler o Josep Maria Pelegrí. Las relaciones en el Ejecutivo son muy fluidas y esperamos que sigan siéndolo”, aseguran las fuentes.

Pero ahora queda todavía una cuestión pendiente: Duran y sus más cercanos dirigentes democristianos se han mostrado siempre contrarios a la independencia, aunque apoyen la celebración de la consulta. “Ahí tenemos una variable que superar, que es cómo ellos afrontan la respuesta a la doble pregunta de la consulta. Llegado el momento, hemos de ser tremendamente respetuosos con su posición cuando se pronuncien, igual que ellos lo han de ser con la nuestra. Y para ello no habrá ningún problema”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios