La agresión al líder del PSC muestra cómo la crispación cerca al antiguo 'oasis' catalán
  1. España
  2. Cataluña
navarro, golpeado al grito de "Eres un h. de p."

La agresión al líder del PSC muestra cómo la crispación cerca al antiguo 'oasis' catalán

“Tu ets un fill de puta!” (“¡Tú eres un hijo de puta!”). Ésa fue la frase que una señora bien, 50 años aproximadamente, dijo justamente antes de propinar un puñetazo en la cara de Pere Navarro, líder del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)

placeholder Foto: El líder del PSC, Pere Navarro. (EFE)
El líder del PSC, Pere Navarro. (EFE)

Tu ets un fill de puta!” (“¡Tú eres un hijo de puta!”). Esa fue la frase que una 'señora bien', 50 años aproximadamente, dijo justamente antes de propinar un puñetazo en la cara de Pere Navarro, líder del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ayer a mediodía. En otra ocasión, no dejaría de ser una anécdota más o menos desafortunada. Hoy, es la consecuencia de una escalada de tensión social que nadie sabe cómo acabará. Navarro debía asistir a una primera comunión, una celebración familiar en Terrassa, localidad de la que fue alcalde de 2002 a 2012. Y, como acto privado, no llevaba escolta ni creía necesitarla.

Según una fuente muy cercana al líder socialista, la señora, bien vestida y "catalana hasta la médula", se fue directamente a él y le propinó un puñetazo en el rostro. Era la una menos cinco de la tarde. “No fue un bofetón, sino un puñetazo en toda regla. Ni tampoco un intento de agresión, sino una agresión consumada”, especifican las fuentes. Algunos familiares quisieron sujetar a la dama, pero el propio Navarro les pidió que no lo hicieran. “Por favor, por favor, dejad que se vaya. No la cojáis”, ordenó a sus acompañantes.

“El porqué le pegó está claro. Sólo había que ver su mirada, porque le estaba llamando traidor”, dice una de las fuentes consultadas por El Confidencial. Y añade que “lo más desagradable es que esto ha pasado en un entorno familiar, en una fiesta de primera comunión. No eran dos personas que discuten de política y se pelean en un bar, sino que, además, no hay diálogo previo. Es una reacción de violencia que delata la tensión a la que está llegando la sociedad, en la que calan determinados mensajes. A este extremo de violencia nos están llevando algunos”, explica.

Ramon Espadaler. (Efe)
Además, subrayan las fuentes que “es un síntoma alarmante de la descomposición social a que nos arrastran, porque hay que tener en cuenta que esto ocurre en medio de un proceso a ninguna parte. Y el puñetazo no proviene de ningún exaltado, sino de una señora perfectamente normal, sin síntomas alarmantes ni indicios de que fuese a perpetrar una acción semejante. Si una persona aparentemente normal hace esto, ¿qué podemos esperar de otros que ya de por sí sobrepasan cualquier límite?”.

Después de la agresión, el consejero de Interior, Ramon Espadaler, llamó al líder socialista para interesarse por su estado. También lo hicieron los responsables policiales de los escoltas, para brindarse a ponerle protección. “¿Queréis que mandemos una patrulla?”, ofrecieron. Desde el PSC agradecieron estos gestos. Y reconocen que, “aunque hubiese ido con escolta, nadie le habría librado de la agresión, porque esta provino de una señora que no despertaba sospechas”.

Replantearse la necesidad de escoltas

De hecho, los socialistas habían comunicado a la Consejería de Interior que Navarro prescindiría de la escolta este fin de semana porque no tenía actos oficiales, sino privados, por lo que no necesitaba protección. “En casos así, comunicamos siempre su agenda a Interior”, explican algunas fuentes consultadas.

La “señora bien” se camufló enseguida entre los centenares de personas que abarrotaban la plaza, aunque su rastro podría seguirse en los próximos días.

Lo malo es que las buenas palabras de algunos (los mayoritarios) se tornan acciones intolerables en otros (los minoritarios).

El incidente sucede en un momento delicado, cuando se acrecienta la tensión política no sólo porque hay unas elecciones europeas a menos de un mes vista, sino por la propia hoja de ruta soberanista, que prevé celebrar un referéndum independentista el próximo 9 de noviembre. El voltaje aumenta exponencialmente conforme se acerca la fecha del anunciado referéndum. Y las diferencias sociales se van haciendo día a día más evidentes.

Riada de solidaridad

A pesar de todo, la agrupación local de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de Terrassa emitió ayer por la tarde un comunicado en el que rechazaba la agresión a Pere Navarro y subrayaba que estos actos “no tienen cabida en una sociedad democrática”. El diputado de ERC Pere Aragonès señaló en su cuenta de Twitter: “Quiero expresar el máximo rechazo a la agresión padecida por Pere Navarro en un acto privado hoy en Terrassa”. También el diputado republicano Alfred Bosch salió en su defensa. “Acabo de condenar la agresión y reafirmo por Twitter. Rechazo toda violencia, del color que sea, reciente o no”, escribió.

En el mundo político, las muestras de solidaridad inundaron las redes sociales durante toda la tarde. El líder de ICV, Joan Herrera, le expresó su solidaridad, lo mismo que su compañera de partido, aunque del ala crítica, Montserrat Tura: “Ninguna violencia es admisible. Condeno rotundamente los hechos y recuerdo que cuando se acaban las palabras hacen falta más palabras”. Y luego, remató con otro tuit: “Entre el puñetazo y la palabra, siempre estaré del lado de la palabra aunque sea gritando”.

placeholder Joan Herrera. (Efe)

Incluso el ya exdiputado de Ciutadans Jordi Cañas se pronunció: “Todo mi apoyo y solidaridad a Pere Navarro y mi absoluta repulsa a su agresión. La siembra del odio empieza a recoger sus venenosos frutos”. A este político, un exaltado, camuflado tras el nick de patriota català, le advirtió: “El próximo eres tú, Jorge Cañas. Ya sabemos que vas por la calle camuflado con gafas de sol redondas”.

Y no tan solidarios...

El secretario de Organización de Convergència, Josep Rull, que siempre había perdido las elecciones en Terrassa frente a Navarro, fue más comedido: “Condena rotunda a la agresión padecida por Pere Navarro en Terrassa. Ahora bien, que nadie quiera coger un hecho puntual y convertirlo en categoría”. Pero hay quien ha liberado tensión.

Por ejemplo, un nacionalista (al que siguen, por ejemplo, el propio Rull, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, el exsocialista Ernest Maragall o la comentarista Pilar Rahola) que colgó una foto con un supuestamente jocoso comentario: “Primeras imágenes de la hostia a Pere Navarro. Ya se ha identificado a la señora”. En la foto, aparece Carme Chacón acariciando la cara al líder de los socialistas catalanes. La propia Chacón había escrito poco antes: “Contra la intolerancia. Con Pere Navarro, con la concordia y la pluralidad de ideas y opiniones. Con la libertad. Con la Cataluña de todos”.

Lo malo es que las buenas palabras de algunos (los mayoritarios) se tornan acciones intolerables en otros (los minoritarios).

Pere Navarro PSC Redes Sociales Intolerancia Referéndum La Más Leída
El redactor recomienda