C'S, PP Y PARTE DEL PSC HABLAN DE 'VASQUIZACIÓN'

Los antiindependentistas anuncian un "otoño caliente en Cataluña, haya o no referéndum"

Varias asociaciones cívicas preparan movilizaciones callejeras en Cataluña para después del verano, en protesta por la convocatoria del referéndum independentista del 9 de noviembre

Foto: Manifestación promovida por la plataforma Som Catalunya, Somos España el pasado 12 de octubre en Barcelona (Efe)
Manifestación promovida por la plataforma "Som Catalunya, Somos España" el pasado 12 de octubre en Barcelona (Efe)

Varias asociaciones cívicas preparan movilizaciones callejeras en Cataluña para después del verano, en protesta por la convocatoria del referéndum independentista del 9 de noviembre. A ellas se pueden sumar una serie de partidos políticos que están en desacuerdo con la deriva soberanista del Gobierno catalán. A la cúpula de la Generalitat le consta que se preparan movilizaciones “de la sociedad civil”. Pero hasta ahí pueden leer.

“Dicen que pasará, pero a saber. Hay sectores que sólo trabajan para crear tensión y esa iniciativa debe venir de ellos”, afirma una fuente de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) a El Confidencial. Para Matías Alonso, secretario general de Ciutadans, “hay un riesgo más que cierto de que haya alborotos en la calle. Estamos en una situación de máximos, con una actitud del Gobierno catalán que lo que está desencadenando es una gran frustración. Por parte de la Generalitat no se admite esa percepción ni se vive la preocupación de una gran parte de los ciudadanos y se niega la mayor”.

El dirigente de C’s manifestó a El Confidencial que “en Cataluña hay temas tabúes y uno de ellos es el soberanismo, que crea mucha crispación. Y nosotros constatamos que hay un riesgo de frustración porque este tema está mal canalizado”. De ahí que subraye que “es posible que en los próximos meses haya enfrentamientos fuertes. Y no lo decimos nosotros. Es una constatación que nos viene de los contactos que tenemos con muchas entidades cívicas, que nos hacen llegar sus preocupaciones”.

El presidente Artur Mas tras presentar la consulta (Efe)
El presidente Artur Mas tras presentar la consulta (Efe)

Alonso va más allá y apela al propio portavoz del Gobierno y consejero de Presidencia, Francesc Homs, para justificar su tesis: “Homs habló hace unos días de socializar el dolor, el sufrimiento. Lo dijo en una reunión interna con cargos municipales de Convergència. Y eso es lo que pretende el Gobierno de Artur Mas. A la Generalitat le preocupan poco o nada los altercados que pueda haber. Pero que sepan que por lo que hemos hablado con entidades de la sociedad civil, se prepara un otoño caliente. Habrá movilizaciones en las calles, se materialice o no el referéndum el 9 de noviembre. Lo cierto es que el Gobierno catalán lo sabe pero le preocupa poco”.

“No hay tensión en Cataluña”

Apenas unas horas antes, el secretario general de Ciutadans acusaba en ruede de prensa a CiU y ERC de saber “que hay una grave fractura sociopolítica en Cataluña, que puede acabar con enfrentamientos en la calle, y lo dan por bueno”. Además, subrayó que “el desafío separatista no está improvisado” y que “en Cataluña tenemos un núcleo de Gobierno que tiene la firme voluntad de profundizar la división, de romper la sociedad catalana en dos mitades y enfrentarlas”.

En las filas de CiU, se acogen estos comentarios con precaución. “Ni siquiera el PP habla en estos términos. Ciutadans quiere marcar perfil propio y lo hace aún a sabiendas de que manipula un tema tan sensible como el de la convivencia. Aquí no hay un clima social de tensión. Nuestra principal preocupación es salir de la crisis económica y, en segundo lugar, tenemos el tema de la consulta, pero es un proceso radicalmente democrático y pacífico. No seremos nosotros quienes rompamos la sociedad”.

Manifestación radical en la que se quemó una foto del Rey (Efe)
Manifestación radical en la que se quemó una foto del Rey (Efe)

Desde algunos sectores se comienza a hablar incluso de una “vasquización” de la sociedad catalana. No ya sólo los dirigentes de C’s. También en el PP o incluso en algunos círculos de la izquierda, especialmente del PSC, se habla de una radicalización de las posturas en los temas de identidad nacional. “Estamos ante un proceso paralelo al que ocurrió en Euskadi en los años 90. Nadie se podía creer entonces una ruptura de la sociedad, pero ocurrió”, dice un diputado de la oposición a este diario.

Pero los nacionalistas rechazan rotundamente esta afirmación. “Es un despropósito decir eso. En la sociedad catalana no existe tensión social. Aquí existe una sociedad cívica y pacífica. Además, estamos en un proceso plenamente democrático. Si Ciutadans comienza una espiral de manifestaciones así, sólo se pueden tomar como una amenaza, porque no corresponden a la realidad de lo que pasa en Cataluña”, explican fuentes nacionalistas a El Confidencial.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
128 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios