Es noticia
Menú
Macarena Olona garantiza que se quedará en Andalucía y no será senadora autonómica
  1. España
  2. Andalucía
Estreno de la dirigente de Vox

Macarena Olona garantiza que se quedará en Andalucía y no será senadora autonómica

La alicantina inaugura su agenda con una reunión con el presidente de la oficina andaluza contra la corrupción y su batalla ideológica: solicitará conocer el coste de la campaña institucional por el día del Orgullo LGTBI

Foto: Macarena Olona, en una comparecencia tras las elecciones del 19 de junio. (EFE / José Manuel Vidal)
Macarena Olona, en una comparecencia tras las elecciones del 19 de junio. (EFE / José Manuel Vidal)

Macarena Olona garantiza que su futuro político está en Andalucía. Aunque no tomará posesión como parlamentaria autonómica hasta el próximo 14 de julio, cuando se constituirá la Cámara en la XII Legislatura, la dirigente de Vox ha descartado este miércoles que vaya a tener un pie en Sevilla y otro en Madrid. No será, por lo tanto, senadora por designación del legislativo regional, como se había especulado. Vox cuenta con uno de los nueve escaños que el Parlamento andaluz envía al Senado, mientras que el PSOE tendrá tres y el PP, cinco.

"Es un honor estar aquí, con mi familia", ha dicho la política alicantina en su primera comparecencia en la sede del Parlamento autonómico. Olona ha atendido a los medios en uno de los patios del antiguo Hospital de las Cinco Llagas justo antes de la primera reunión con sus 13 compañeros del grupo parlamentario. El grupo al completo —salvo la número dos por Málaga, Purificación Fernández, de baja por maternidad— ha acudido después a entregar los documentos necesarios para adquirir la condición de diputado. Aunque Olona haya hecho este trámite, no adquirirá su condición de diputada hasta que se constituya la Cámara y, mientras tanto, seguirá como diputada en el Congreso, con el cargo de secretaria general del grupo parlamentario de Vox.

Foto: EC.

Antes, Olona se reunió con Ricardo Puyol, el director de la Oficina Andaluza contra el Fraude y la Corrupción. Este organismo de extracción parlamentaria, creado el pasado año, fue resultado de una ley impulsada por Ciudadanos y busca perseguir posibles casos de corrupción dentro de la Administración andaluza. Pero el primer paso que ha anunciado Olona en esta comparecencia tiene más que ver con las apuestas ideológicas del partido de Santiago Abascal. Vox solicitará conocer el gasto que ha supuesto la campaña en medios que la Junta ha puesto en marcha con motivo del orgullo LGTBI, una celebración que la formación no aprueba.

La petición recuerda a una de las primeras que puso en marcha Vox cuando llegó al Parlamento andaluz, en 2018. Francisco Serrano, que era entonces el portavoz, anunció que pedirían "los nombres" de los trabajadores relacionados con la violencia de género —un concepto que también rechaza Vox—. El ex juez, hoy investigado por un presunto fraude de subvenciones públicas, no logró su objetivo porque la normativa de protección de datos impide conocer la identidad de esos empleados. Olona no se encontrará con el mismo problema y podrá conocer el dinero dedicado a la campaña del orgullo LGBTI.

Vox ya pidió, sin éxito, los nombres de los trabajadores de la violencia de género en otro ejemplo de su batalla ideológica

En la reunión que han mantenido, Olona ha comunicado a sus compañeros el desempeño que cada uno tendrá en los próximos años. Además de la portavocía, que asumirá ella, habrá dos portavoces adjuntos. El número uno por Sevilla, Javier Cortés, será uno de ellos después de que su nombre se barajase como candidato si finalmente la alicantina se hubiera quedado en el Congreso. La número dos por Almería, Mercedes Rodríguez, también será portavoz adjunta, mientras que Rodrigo Alonso será el presidente del grupo parlamentario. Este almeriense, que dirige Solidaridad, el sindicato asociado a Vox, es el único del equipo con experiencia previa en la Cámara, ya que fue diputado en la pasada legislatura.

Vox también tiene que decidir si Jacobo González-Robatto, que ha sido el jefe de la campaña de Olona para el 19-J, seguirá siendo senador por designación autonómica, pero en la formación explican que todavía no han tomado esa decisión. Tampoco lo han hecho con el Consejo de Administración de RTVA y el Consejo Audiovisual de Andalucía, entidad que el partido propuso eliminar en la pasada legislatura. Más inminente será la decisión de decidir quien será el miembro que represente a Vox en la Mesa de la Cámara, que se constituye el próximo 14 de julio.

Es cierto que el PP tendrá una mayoría absoluta homóloga a la que tienen en el Pleno, por lo que no necesitarán al representante de la formación de Abascal para imponer su criterio. "Veremos si es el Gobierno [de Juanma Moreno] es arrogante con su mayoría absoluta", ha aventurado Olona, que está por la labor de facilitar la reducción de plazos para que la investidura de Juanma Moreno se pueda celebrar en los días 20 y 21 de julio para acelerar la formación del Gobierno. Esa "mano tendida" que Olona mostró en el segundo debate electoral, sigue en esa posición, ha dicho la dirigente de Vox, para alcanzar acuerdos "que sean buenos para Andalucía".

Macarena Olona garantiza que su futuro político está en Andalucía. Aunque no tomará posesión como parlamentaria autonómica hasta el próximo 14 de julio, cuando se constituirá la Cámara en la XII Legislatura, la dirigente de Vox ha descartado este miércoles que vaya a tener un pie en Sevilla y otro en Madrid. No será, por lo tanto, senadora por designación del legislativo regional, como se había especulado. Vox cuenta con uno de los nueve escaños que el Parlamento andaluz envía al Senado, mientras que el PSOE tendrá tres y el PP, cinco.

Parlamento de Andalucía Vox LGTBI