Es noticia
Menú
Sevilla activa la recuperación de la Torre de la Plata tras el tirón de orejas de la Unesco
  1. España
  2. Andalucía
Polémica por el uso de un espacio anexo

Sevilla activa la recuperación de la Torre de la Plata tras el tirón de orejas de la Unesco

El Ayuntamiento plantea un espacio abierto para poner en valor la muralla almohade en suelos que ocupa ahora un parking. Abrirá al público un monumento muy desconocido para los propios vecinos

Foto: Vista de la Torre de Plata de Sevilla. (Turismo de Sevilla)
Vista de la Torre de Plata de Sevilla. (Turismo de Sevilla)

La Torre de la Plata está a escasos metros de la Catedral y el Alcázar de Sevilla y a la sombra de la famosa Torre del Oro. Una joya patrimonial desconocida incluso por la inmensa mayoría de los sevillanos que rescata estos días la Unesco tras la seria advertencia lanzada al Ayuntamiento hispalense, propietario de este monumento, para que vele por su protección y por la del entorno, que está calificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

El edificio está restaurado desde principios de los 90, con motivo de los fastos del 92, y destinado a fines administrativos, por lo que está perfectamente habilitado para su visita y uso. Se trata de una torre octogonal del siglo XIII unida por un paño de la muralla de la ciudad a la Torre del Oro. Prácticamente está encerrada, oculta, pues comparte suelo con un solar destinado a aparcamiento, donde hay importantes vestigios arqueológicos, hecho que ha motivado que la Unesco alce la voz de alarma.

Foto: Vista de la Torre de Plata de Sevilla. (Turismo de Sevilla)

En concreto, ha sido el Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de la Unesco) el que ha remitido al Ayuntamiento de Sevilla un informe en el que reclama medidas urgentes para preservar el valor patrimonial de este enclave. La torre colinda también con la Casa de la Moneda, un conjunto residencial que alberga también espacios municipales, pero igualmente alojamientos turísticos y de restaurantes, y el antiguo Corral de Herrerías, sin duda uno de los espacios más históricos de la ciudad y también infrautilizado. Una parte de la muralla islámica está soterrada en el solar que ocupa el aparcamiento que fue expropiado para un uso público de carácter cultural, pero que acabó destinándose a un uso privado comercial, al ser entregado en concesión.

placeholder Vista de la Torre del Oro de Sevilla. (EFE/Julio Muñoz)
Vista de la Torre del Oro de Sevilla. (EFE/Julio Muñoz)

Después de años de críticas de las asociaciones en defensa del patrimonio y tras el aviso por escrito de la Unesco, el Ayuntamiento de Sevilla ha confirmado que ya cuenta con un plan y que va a iniciar los trabajos en los meses que restan hasta la extinción de la concesión al parking, cuyo uso era provisional, para proyectar en ese solar un espacio libre y público. “Aunque el plan especial prevé un equipamiento junto al espacio libre en estos suelos, esta opción se descarta en estos momentos, con el objetivo de que se ponga en marcha un proyecto de espacio libre que resalte el valor patrimonial del entorno”, explican fuentes de Alcaldía.

Foto: Recreación del proyecto previsto en la antigua fábrica de Altadis de Sevilla. (Cedida)

Ésta es una de las exigencias que transmite el Icomos, que insiste en la necesidad de que este bien patrimonial esté rodeado de un espacio libre que permita su disfrute y se evite la contaminación visual al que se ve sometido en estos momentos. La organización de la Unesco apunta que el proyecto debe ser “perentorio”, pero la concesión tiene un año más de vigencia, el tiempo que se da el Gobierno municipal para poner en marcha un nuevo planteamiento para dichos suelos. Desde la Alcaldía se rechaza el alarmismo que supone la advertencia de Naciones Unidas y se insiste en que no supone ninguna amenaza para Sevilla como indican asociaciones conservacionistas como Adepa, convertida en un azote municipal y dispuesta a pedir, según dice, a la Unesco que retire la declaración de Patrimonio Mundial a la Catedral, el Archivo de Indias y el Alcázar.

Concesiones

“No existe ningún ultimátum por parte de la Unesco al Ayuntamiento de Sevilla con respecto a los planes especiales sobre el patrimonio del casco antiguo”, defiende el delegado de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores, que acusa en este caso a la oposición del PP de mentir. El concejal socialista argumenta que la protección patrimonial de todo el centro histórico de la ciudad se realiza desde la propia Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía mientras finalizan por parte del Ayuntamiento de Sevilla los trabajos de elaboración de los planes especiales para estas zonas concretas: “En consecuencia, el patrimonio no está en peligro, puesto que cualquier proyecto de obra en cualquier edificio de estos entornos, sean públicos o privados, es supervisado y, en su caso, autorizado o no por la Comisión Provincial”.

Foto: Vista de una finca de 300 metros cuadrados subastada por el Ayuntamiento de Jerez. (Ayuntamiento de Jerez)

El centro histórico de Sevilla es uno de los tres más extensos de Europa y cuenta con cuatro kilómetros llenos de edificios que, en gran parte, requieren una rehabilitación a fondo. Hace más de una década, las dificultades para asumir su mantenimiento hicieron que el Ayuntamiento recurriera a sacar al mercado este patrimonio para garantizar así que no se cayera. Un modelo de gestión anglosajón, el de concesiones a largo plazo para su explotación comercial a cambio de que la iniciativa privada sufrague la factura de restauración del inmueble y abone un canon anual. Este sistema abrió la puerta durante unos años a convertir el solar que ahora ocupa el polémico aparcamiento junto a la Torre de la Plata en un Centro de Exposiciones y Congresos o en un Museo de Tradiciones Sevillanas, pero ninguno ha salido y se optó por una solución provisional como parking.

placeholder Vista de las Atarazanas de Sevilla. (EFE/Raúl Caro)
Vista de las Atarazanas de Sevilla. (EFE/Raúl Caro)

Ahora los planes futuros para este suelo van más allá de la ‘limpieza’ del paisaje, pues también se prevé la conservación y puesta en valor del lienzo de muralla, así como la recuperación de las visitas públicas a la Torre de la Plata. La intención es incluir a este monumento dentro de un eje patrimonial que cerraría, además, el triángulo que forma la Catedral y el Alcázar y al que se sumarían las Atarazanas, el astillero medieval más antiguo de España, construido hace ocho siglos por Alfonso X El Sabio y cuya rehabilitación, tras años de espera e intentos fallidos, se inició a primeros de año; el Hospital de la Caridad, un impresionante conjunto del siglo XVII perteneciente al Barroco sevillano; y las dos torres, la del Oro y la de la Plata, un edificio que, de momento, sigue teniendo uso administrativo pero que no para de recibir propuestas, una de ellas por parte de un colectivo cultural que propone crear en este bien un centro vinculado a Cervantes y a su obra, donde se cita a la ciudad exactamente en 128 ocasiones.

La Torre de la Plata está a escasos metros de la Catedral y el Alcázar de Sevilla y a la sombra de la famosa Torre del Oro. Una joya patrimonial desconocida incluso por la inmensa mayoría de los sevillanos que rescata estos días la Unesco tras la seria advertencia lanzada al Ayuntamiento hispalense, propietario de este monumento, para que vele por su protección y por la del entorno, que está calificado como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Sevilla Patrimonio