Es noticia
Menú
Almería quiere acabar con la población de cotorras permitiendo su adopción
  1. España
  2. Andalucía
MEDIO AMBIENTE

Almería quiere acabar con la población de cotorras permitiendo su adopción

Los pájaros serán previamente castrados. La Junta de Andalucía tiene que dar luz verde al plan. El volumen de animales se ha triplicado en los últimos años hasta alcanzar los 355

Foto: Dos cotorras argentinas comparten un trozo de pan. (EFE/ Mariscal)
Dos cotorras argentinas comparten un trozo de pan. (EFE/ Mariscal)

Esterilización y adopción. Bajo estos dos ejes, el Ayuntamiento de Almería pretende controlar la población de cotorras argentinas, una especie considerada invasora. El volumen de pájaros se ha multiplicado por tres en los últimos siete años, a pesar de que en 2011 se declaró ilegal su venta en España, desplazando a las aves autóctonas. La cifra total asciende hoy a 350 ejemplares, justo en el umbral en el que la población de pájaros podría descontrolarse, como ha terminado sucediendo en otras ciudades. Los ecologistas ven con buenos ojos la castración, "si la alternativa es su sacrificio", pero no permitir que los vecinos interesados se lleven una a casa, y ahora el Consistorio está a la espera de que la Junta dé luz verde a la iniciativa.

Foto: todas-las-cotorras-que-estan-invadiendo-europa-provienen-de-la-misma-region-de-sudamerica

La propuesta del Ayuntamiento está incluida en el 'Plan Botania 2020-2023: Protección y conservación de la biodiversidad del patrimonio verde de Almería', que cuenta con un comité de expertos en biodiversidad compuesto por especialistas del mundo académico, miembros de la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Bird Life), el equipo de jardinería del Ayuntamiento y otros expertos. Y aunque el proyecto incluye también el parafinado de los huevos, que los vecinos de la ciudad puedan adoptar a alguno de los pájaros, previa castración, es quizá el punto más controvertido.

“Los ciudadanos que soliciten la custodia de las cotorras deben ser conscientes de que son especies que pueden romper el equilibrio de la fauna urbana de nuestra ciudad”, remarca la concejal de Sostenibilidad Medioambiental, Margarita Cobos. "Hemos buscado alternativas éticas y que garantizasen el bienestar de esas 355 cotorras", añade. Así, tras una captura inicial, los veterinarios determinaron que era viable la castración de los pájaros.

placeholder Cotorra argentina.
Cotorra argentina.

El objetivo es evitar un problema mucho mayor, como ya está ocurriendo en otras ciudades. En 2019, en Sevilla, la población de cotorras superó los 5.000 ejemplares, mientras que en Málaga rondaba los 3.500, según un censo realizado por la Estación Biológica de Doñana.

La idea de brindar a los vecinos la oportunidad de llevarse una cotorra a casa surgió tras constatar que no podrían devolver los pájaros al medio natural, pero "tampoco que perdieran la vida". De ahí la solución. Las personas que finalmente decidan embarcarse en la iniciativa deberá comprometerse a custodiar al animal, con una esperanza de vida de unos 20 años, hasta su muerte. “Esto no es como la adopción de un perro, sino una custodia responsable con un contrato en el que se informará de por qué es una especie invasora y se alertará de que ni siquiera deberían tener estos pájaros en casa”. La edil precisa que hasta la fecha han recibido la llamada de muchos vecinos interesados, aunque de momento lo único que han hecho ha sido coger sus datos a la espera de que la Junta apruebe la iniciativa.

Las cotorras permancerán en el Zoosanitario Municipal hasta que los vecinos puedan adoptarlas

Una vez se capturen todas las aves, se custodiarán en las instalaciones del Zoosanitario Municipal de Almería. Las cotorras permanecerán aquí hasta que los vecinos procedan a adoptarlas, según explica Antonio Teruel, encargado del espacio. Detalla además que estos animales nunca podrán salir del domicilio de las familias que las acojan por tratarse de una especie invasora que "compite de forma desleal con la fauna local del entorno”.

PACMA, en contra de la adopción

Preguntado por este periódico, el partido animalista PACMA se posiciona a favor de la esterilización aunque suponga “someter a los animales a un proceso un tanto estresante. No obstante, nos parece lo correcto si la alternativa es su sacrificio”, señala Yolanda Morales, su portavoz nacional. Sin embargo, asegura que ella apostaría por “métodos no invasivos como el control de los huevos, o incluso la habilitación de áreas supervisadas donde puedan vivir en semilibertad”.

Foto: Animales en la cabalgata de Reyes de Oviedo en 2020. (EFE/Alberto Morante)

“Nosotros apoyamos y fomentamos las alternativas al sacrificio de los animales que puedan plantear las administraciones y, a sabiendas de que la intención del Ayuntamiento de Almería es buena y bastante más considerada de lo que estamos acostumbrados a ver, nos parece que coartar la libertad de estos animales no es una opción”, añade Eduardo Milla, coordinador del partido en la ciudad. “Estamos hablando de aves que viven en libertad y que jamás han pisado una jaula. Privarles de esa libertad puede afectar gravemente a su salud, por no hablar de su calidad de vida. Las cotorras, además, son animales que se emparejan”, añade.

placeholder Una ejemplar del animal. (EFE/José Postigo)
Una ejemplar del animal. (EFE/José Postigo)

Y si en otros lugares las cotorras han causado estragos en las plantaciones, en Almería todavía no se ha llegado a este escenario. A este respecto, el presidente de la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad Almeriense (SERBAL), Emilio González Miras, hace hincapié en la importancia del seguimiento y control de estos pequeños loros, que suelen anidar en palmeras y alimentarse de sus frutos. Sin embargo, “todavía no han descubierto los invernaderos, olivos, frutas y verduras. Espero que eso nunca pase. Tenemos que ser previsores y evitar que esto no se nos vaya de las manos”, resalta.

Las diferentes asociaciones agrarias consultadas por El Confidencial (UPA, COAG Almería y ASAJA) corroboran que no tienen constancia de ningún agricultor afectado por este problema en la provincia.

Crecimiento de la población

La cotorra argentina llegó a la provincia de Almería a finales de los noventa. Las cifras del Ayuntamiento señalan que si en la actualidad hay 355 pájaros, en 2018 eran un 50% menos. Aunque el mayor número de nidos se localiza en el barrio de Nueva Almería y fuera del casco urbano, destacan las colonias del Parque del Boticario, Campus Universitario, Costacabana y El Toyo, según datos de un estudio elaborado por el Centro de Investigación de Colecciones Científicas de la Universidad de Almería.

Se ha detectado una cotorra alejandrinacerca del parque del Boticario

Dos especies diferentes de cotorras son las que anidan en la ciudad, la más numerosa es la argentina, pero también hay ejemplares de Kramer, si bien estas últimas han sido localizadas principalmente en Roquetas de Mar. Además, se ha detectado un individuo de cotorra alejandrina (Psittacula eupatria) en el entorno cercano al parque del Boticario. Hasta ahora esta especie nunca había sido hallada en libertad en Almería y su hallazgo se ha notificado de forma oficial a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Esterilización y adopción. Bajo estos dos ejes, el Ayuntamiento de Almería pretende controlar la población de cotorras argentinas, una especie considerada invasora. El volumen de pájaros se ha multiplicado por tres en los últimos siete años, a pesar de que en 2011 se declaró ilegal su venta en España, desplazando a las aves autóctonas. La cifra total asciende hoy a 350 ejemplares, justo en el umbral en el que la población de pájaros podría descontrolarse, como ha terminado sucediendo en otras ciudades. Los ecologistas ven con buenos ojos la castración, "si la alternativa es su sacrificio", pero no permitir que los vecinos interesados se lleven una a casa, y ahora el Consistorio está a la espera de que la Junta dé luz verde a la iniciativa.

Almería Aves Mundo sostenible