han logrado paralizar la caza en castilla y león

¿Por qué todo el mundo odia al PACMA?

Activistas de Podemos, cazadores, Frank Cuesta, votantes de Vox, taurinos, empresarios circenses o pastores tienen algo en común. Unos quieren sus votos, otros directamente su desaparición

Foto: Protesta convocada por el partido PACMA contra las becerradas. (J.P. Gandul / EFE)
Protesta convocada por el partido PACMA contra las becerradas. (J.P. Gandul / EFE)

Viernes, 15 de febrero. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convoca elecciones a media mañana en una rueda de prensa y obliga a todos los partidos a cambiar el paso. También a las formaciones minoritarias y extraparlamentarias. En la sede del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), situada en la céntrica calle de Preciados, en Madrid, la junta directiva se vio obligada a reunirse de urgencia para decidir los próximos pasos de la formación de cara a las generales.

"Había varias posibilidades por todos los rumores que había, podían ser el 28 de abril, antes se hablaba del 14... y para un partido como el nuestro, con los recursos que tenemos, afrontar unas elecciones generales es un esfuerzo muy grande, estábamos trabajando en las de mayo y ya suponían muchísimo trabajo", explica a Teknautas Laura Duarte, portavoz de la formación animalista. En cuanto la rueda de prensa de Sánchez concluyó, ella y la presidenta, Silvia Barquero, convocaron una junta para empezar a definir los plazos o las necesidades de personal y recursos.

Al salir de la reunión, Duarte comenzó a recibir mensajes en WhatsApp avisándola de que PACMA era 'trending topic' en Twitter. Y no precisamente por algo bueno. Un gran número de personas había empezado a tuitear mensajes advirtiendo de que, si en las próximas elecciones se votaba al partido animalista, se corría el riesgo de abrir a la ultraderecha las puertas de las instituciones.

"Nos sorprendió entrar y ver tanta gente organizada pidiendo que no se votara a PACMA", dice Duarte. "Nos sorprendió tanto que obviamente aprovechamos esa visibilidad que nos estaban dando". Desde el partido comenzaron entonces a jugar a la contra con el 'hashtag' #YoVotoAPacma para tratar de neutralizar el sorpresivo ataque.

PACMA no es ningún recién llegado a la arena política. Fundado hace 16 años, el partido se presentó por primera vez al Senado en las generales de 2004, obteniendo 64.947 votos y convirtiéndose en la segunda fuerza extraparlamentaria. En las últimas elecciones a la presidencia del Gobierno, los animalistas obtuvieron 1.213.871 votos en la Cámara Alta.

El voto a PACMA, visto en muchos casos como una alternativa amable a la abstención, ha sido mucho menor en el Congreso, pero los 286.702 votos de 2016 los situaban al mismo nivel que el Partido Nacionalista Vasco, que al presentarse por una única circunscripción obtuvo cinco escaños y acabó siendo decisivo en la moción de censura que expulsó al Gobierno de Mariano Rajoy.

Tradicionalmente, los enemigos de este partido son aquellos que ven amenazada su continuidad en el caso de que PACMA, algún día, llegara al Gobierno. O ni siquiera eso. Esta semana, un recurso suyo ha logrado paralizar la actividad cinegética en Castilla y León, una medida que tiene en contra a todo el arco político: PP, PSOE, Cs, Podemos y por supuesto, Vox.

Frank Cuesta en el vídeo 'Pacma o cómo promover el odio'. (naturalfrank.com)
Frank Cuesta en el vídeo 'Pacma o cómo promover el odio'. (naturalfrank.com)

El malestar de los cazadores viene de lejos pero también se han rebelado contra dicha medida. Por eso este domingo organizaciones de ganaderos, agricultores, pescadores, cazadores y criadores de toros se han manifestado en Madrid bajo el lema "Por el respeto al mundo rural y sus tradiciones".

Además de los cazadores, hay muchos otros colectivos que tienen a PACMA entre ceja y ceja: aficionados a la tauromaquia, Frank de la Jungla y sus seguidores, domadores circenses, seguidores de los 'bous al carrer' o pastores trashumantes. Pero hasta ahora, el partido liderado por Silvia Barquero nunca había tenido que enfrentarse a los activistas de izquierda.

Un botín de medio millón de votos

Tradicionalmente, la actividad del partido animalista había permanecido bajo el radar, al menos hasta el propio día de las elecciones. Pero ahora se dan dos circunstancias, ambas alentadas por las encuestas: se prevé una bajada de Podemos y una subida del PACMA, a los que las últimas encuestas auguran un porcentaje de voto cercano al 2% según contaba este artículo en 'El Independiente'.

Si en las últimas elecciones obtuvimos 300.000 votos no me parece descabellado que podamos alcanzar los 500.000 el 28 de abril

Esto se traduciría en cerca de 500.000 votos, casi el 16% de los algo más de tres millones de papeletas que consiguió la formación morada en las últimas generales de junio de 2016, y que se convirtieron en 45 escaños para los de Pablo Iglesias. Desde el propio partido, sin embargo, explican que no cuentan con recursos para realizar estudios propios que puedan avalar estas estimaciones, aunque recuerdan que las elecciones siempre han arrojado para PACMA resultados superiores a los que preveían las encuestas.

"Somos una opción política tan digna como otra y representamos a mucha gente, el voto a PACMA no es un voto flexible que pueda ir a cualquier otro partido", defiende Duarte. ¿Es esto cierto? Cotejando los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas no es nada descabellado apuntar a que la gran mayoría de votantes del PACMA son de izquierdas.

Además, para quienes aseguran en la encuesta del CIS que votarán al partido de Silvia Barquero, el recuerdo de voto más recurrente apunta a Podemos, En Marea o En Comú Podem. Por tanto, es evidente que las guerrillas tuiteras no iban desencaminadas. Pero ¿fue algo coordinado?

"En un primer momento se trataba de personas que apoyaban que se votase a Podemos, o en general, que apoyaban un voto útil para hacer frente a Vox", dice la portavoz. "No sabemos de dónde partió la idea, pero fue algo organizado: es imposible que una persona ponga un tuit de este tipo y en menos de una hora se convierta en un 'trending topic' contra nosotros".

¿Puede el PACMA sacar algo?

Desde la formación animalista dan casi por hecho que lograrán su primer parlamentario en las elecciones europeas de mayo, algo que lograrían alcanzando los 310.000 votos. Pero las generales son harina de otro costal. El actual sistema electoral les obliga a alcanzar porcentajes superiores al 3% o al 5% por circunscripción para optar a un escaño.

La mala noticia es que, hasta el momento, les está costando superar el 1% de votos en la mayor parte de España. PACMA es un partido cuyo mayor caladero de votantes está en las ciudades y en un público 'millennial' —su prototipo de votante es una mujer urbanita de 33 años— pero incluso en las capitales de entre 100.000 y 500.000 habitantes su porcentaje es de apenas el 1,36% del electorado.

Sus números en estos últimos compromisos son alentadores, pero el reto es mayúsculo. Tendrían que triplicar sus votos en la mayor parte del país para dejar de ser extraparlamentarios.

En esta campaña harán aún más hincapié en la estrategia de buscar a gente, no de izquierdas, sino a aquella que va a votar por primera vez. "Sabemos que la gente joven, cada vez más, se preocupa por estos temas", explica la portavoz. "Lo vemos reflejado en sitios como Instagram, o en los comentarios o e-mails que recibimos de gente muy, muy joven, algunos de ellos sin edad para votar todavía: sabemos que nuestro mayor nicho de votos está ahí y ahí nos vamos a dirigir".

Más allá de las ciudades grandes, el partido cuenta con ciertos feudos especialmente proclives al voto animalista. Santa Cruz de Tenerife, donde cuentan casi con el 4% de apoyo, Tarragona, Barcelona, Cádiz o Málaga, donde superaron el 2% en las andaluzas, podrían acabar dando la sorpresa en las próximas elecciones.

Sin embargo, algo ha cambiado en la actitud de los líderes de PACMA tras el rifirrafe con los activistas de Podemos de los últimos días. En la presentación de la campaña, Duarte lanzó un dardo con nombre y apellidos a quienes cuestionaban la utilidad de sus votos: "Me pregunto qué utilidad tiene votar a un partido en descomposición como Podemos".

Somos la antítesis de todo lo que representa Santiago Abascal

También tienen munición para Vox, que no duda en mencionarles siempre que salen a defender los toros y la caza. "Somos la antítesis de todo lo que representa Santiago Abascal", remata Duarte a Teknautas.

El partido vegetariano cambia de estrategia y ahora enseña los dientes.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios