Es noticia
Menú
Animales vivos en belenes y cabalgatas: Pacma aprieta al Gobierno para prohibirlos
  1. España
  2. Andalucía
Y EN MERCADILLOS NAVIDEÑOS

Animales vivos en belenes y cabalgatas: Pacma aprieta al Gobierno para prohibirlos

Estos días se han visto renos en Oviedo y camellos en Gines porque la nueva ley se encuentra paralizada por las diferencias entre PSOE y UP, denuncia el partido animalista

Foto: Animales en la cabalgata de Reyes de Oviedo en 2020. (EFE/Alberto Morante)
Animales en la cabalgata de Reyes de Oviedo en 2020. (EFE/Alberto Morante)

Una calle llena de niños acompañados por sus padres saluda a un Papá Noel que va montado en un trineo arrastrado por seis renos que caminan sobre el asfalto. Unos activistas disfrazados de duendes aprovechan una pausa de la comitiva y comienzan a protestar mostrando unos carteles. El acompañante de Santa Claus, un elfo que ejerce de animador, coge el micro y se dirige al público: “¡Ho, ho, ho! Queremos dar un mensaje de paz, un mensaje de acogida a las personas que están aquí manifestándose. Os debemos un respeto porque sabemos que lucháis por el bienestar de los animales. Os respetamos”.

Esta escena se vivió en Oviedo el día de Nochebuena, pero también se ha reproducido en otros puntos del territorio nacional, según ha denunciado el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (Pacma), que exige que se prohíba la utilización de todo tipo de animales en la recreación de belenes, cabalgatas de Reyes y mercados navideños.

El presidente de esta formación, Javier Luna, en conversación con El Confidencial, explicó que la ralentización de la tramitación de la Ley de Protección y Derechos de los Animales ha favorecido unas situaciones que define como “aberrantes”. El anteproyecto de la futura norma, que recoge la prohibición de utilizar animales en este tipo de actos, se encuentra en información pública desde comienzos de octubre y no se han producido avances.

Esta paralización, según las fuentes consultadas por este periódico, estaría provocada por las diferencias entre los socios del Gobierno —PSOE y Unidas Podemos— sobre el contenido final del texto. Y desde las filas moradas señalan a una persona en concreto: el ministro de Agricultura, Luis Planas. El dirigente socialista es el receptor de las quejas de colectivos como los de los ganaderos o los cazadores, a quienes la nueva legislación impone medidas a las que se oponen, como la castración de los perros o la imposibilidad de criar si no estás acreditado, explica Luna, que añade que “hay mucha gente en contra de la ley”.

El PSOE medita la aprobación de la nueva ley teniendo en cuenta el calendario electoral

Tras la negociación entre los distintos ministerios implicados, únicamente falta que “Moncloa decida activar su aprobación en el Consejo de Ministros, aunque la previsión del PSOE es que se haga en la segunda quincena de febrero”, apuntaron las citadas fuentes, que deslizaron que el proceso podría estar condicionado al calendario electoral. No obstante, hay que recordar que las elecciones autonómicas de Castilla y León, una comunidad con una gran tradición ganadera y cinegética, están fijadas para el segundo mes de 2022 y el PSOE debe calibrar todos sus mensajes si quiere evitar la mayoría absoluta del popular Fernández Mañueco y tener alguna opción de gobierno.

El presidente del Pacma, una formación penalizada por la actual ley electoral —en los últimos comicios nacionales no obtuvo representación, a pesar de lograr 228.856 votos; Teruel Existe, con 19.761, tiene un diputado—, deja traslucir cierto pesimismo por la paralización del proceso legislativo. A pesar de que “estamos estudiando iniciativas y solicitando reuniones” para reactivarlo, “no tenemos muchas esperanzas”, declaró, para seguidamente mostrar su contrariedad por que las divergencias entre el PSOE y UP estén dilatando la tramitación.

Foto: Nube en la camilla de la Clínica Veterinaria Armilla poco después de ser rescatada. (Huellas Accitanas)

Javier Luna lamentó que “llevamos más de dos meses esperando” y “no se ha abierto el periodo de alegaciones”. “Creemos que la ley debe ampliarse a un espectro mayor de especies”, pero considera que el actual texto es un paso adelante, un marco que prevalecerá sobre las normas autonómicas.

En este contexto advierte cierta hipocresía en algunos gobiernos regionales que —en su opinión, acertadamente— han prohibido los circos con animales en sus límites, pero que “llegan estas fechas festivas y no ponen inconvenientes” a que sean atrezo en recreaciones de belenes o se utilicen como atracciones o reclamos en mercadillos navideños o medievales.

Puso como ejemplo lo ocurrido días atrás en el pueblo sevillano de Gines, donde “la gente pagaba cinco euros por subirse en un camello y tres por montar en un burro”. “Nuestro documentalista nos dijo que no paraban de transportar a gente, constantemente eran obligados a trabajar”, manifestó, para extender su queja por el uso de equinos y otras especies en las cabalgatas de Reyes.

“El centro de Oviedo no es lugar para un reno, ni las calles de Gines para un camello”, se quejó el dirigente ecologista, que reiteró algo que algunos no parecen entender: “Un animal no es un juguete, ni un objeto para hacerse un selfi”. “Son seres vivos que no están en su entorno, que han sido sacados de su espacio natural, a los que meten en zonas con ruido, llenas de gente. Es aberrante”.

El Pacma pide que el Gobierno acometa un endurecimiento de las penas por maltrato animal

Al contrario que la normativa actual, Luna explicó que la nueva prohibirá estas prácticas, por eso considera fundamental que se apruebe cuanto antes. Aunque espera que la protección de los animales se refuerce con una modificación del Código Penal que eleve las penas por maltrato. “No es posible que se condene de tres a seis meses, o un máximo de un año, a delincuentes que comenten estos actos”, para poner como ejemplo un caso ocurrido en Lucena (Córdoba), “precisamente, en uno de esos mercados”, donde un hombre supuestamente “mató a patadas a dos burritos y se ha ido de rositas”.

“Para nosotros es una reforma clave a la que se comprometió el Gobierno”, porque ese tipo de violencia contra los animales “debe conllevar el ingreso en prisión”.

Una calle llena de niños acompañados por sus padres saluda a un Papá Noel que va montado en un trineo arrastrado por seis renos que caminan sobre el asfalto. Unos activistas disfrazados de duendes aprovechan una pausa de la comitiva y comienzan a protestar mostrando unos carteles. El acompañante de Santa Claus, un elfo que ejerce de animador, coge el micro y se dirige al público: “¡Ho, ho, ho! Queremos dar un mensaje de paz, un mensaje de acogida a las personas que están aquí manifestándose. Os debemos un respeto porque sabemos que lucháis por el bienestar de los animales. Os respetamos”.

Animales PACMA Maltrato animal Caza
El redactor recomienda