Andalucía y Valencia exigen al Gobierno de Sánchez 16.000 millones más para las CCAA
  1. España
  2. Andalucía
Cumbre de Financiación

Andalucía y Valencia exigen al Gobierno de Sánchez 16.000 millones más para las CCAA

Moreno y Puig reclaman a PSOE y PP que alcancen acuerdos de Estado, reclaman un fondo transitorio "para frenar la hemorragia" y más capacidad normativa para las autonomías

Foto: Juanma Moreno y Ximo Puig se reúnen en Sevilla. (EFE)
Juanma Moreno y Ximo Puig se reúnen en Sevilla. (EFE)

"España necesita más conversación", lo dijo Ximo Puig citando a Madariaga este martes en Sevilla. Los presidentes de Andalucía y la Comunidad Valenciana, Juan Manuel Moreno (PP) y Puig (PSOE), recalcaron en una comparecencia conjunta y tras más de una hora de reunión la “urgencia” de que se alcancen grandes acuerdos de Estado entre sus partidos y abogaron porque entre esos pactos figure de forma inmediata una reforma del actual modelo de financiación, caducado desde 2014 y que perjudica de forma especial a andaluces, valencianos y murcianos.

Un sistema que calculan que tiene una insuficiencia financiera de 16.400 millones de euros, que se plasma en una declaración institucional, que debe saldarse con una redistribución de los impuestos para dotar con más recursos competencias como la sanidad o la educación, en manos de las comunidades. “El dinero solo puede salir de un sitio, de los contribuyentes”, admitieron ambos presidentes, añadiendo a la vez que no barajan más impuestos para los ciudadanos, pero sí nuevas figuras normativas, por ejemplo, en materia medioambiental, con el principio de que quien contamina paga, o gravando a las empresas que deslocalicen su producción. Reclaman más capacidad tributaria para las comunidades.

Ante la dificultad de llegar a un acuerdo de forma rápida en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), los presidentes abogaron para reclamar un fondo transitorio que compense de forma inmediata a los más perjudicados en el actual modelo y frene “la hemorragia financiera” que perjudica al 30% de los españoles, población de Andalucía y Comunidad Valenciana. “Si un tercio de la población española tiene un problema de financiación, España tiene un problema”, señaló Moreno, insistiendo en que “el Estado tendrá que hacer un esfuerzo” y que “en la agenda política tiene que estar este problema”.

Foto: Un camarero prepara una bebida. (Reuters)

Fue una comparecencia conjunta poco habitual en forma, pero, sobre todo, en el tono, con llamadas constantes al diálogo, al acuerdo y a la negociación. Tanto Moreno como Puig se mostraron convencidos de que esta cumbre servirá para empujar y abrir la negociación del sistema y que habrá más comunidades que se sumen a lo que consideraron que “no es un frente contra nadie, sino una alianza”. El sudoku es complicado. Hay que sumar recursos para que nadie pierda y eso supone, admitieron, más impuestos u otro tipo de gravámenes. El Ministerio de Hacienda se ha comprometido a abrir la reforma con un estudio sobre el peso de la población ajustada, la principal variable para repartir los recursos, el próximo mes de noviembre.

Estecen a dar pasos desde el Gobierno de Pedro Sánchez. “Cada responsable político tiene que tomar sus decisiones y nosotros no podemos decidir por ellos, pero confío en que haya un movimiento”, sostuvo Puig sobre si creía que este acuerdo es extrapolable al Congreso a los líderes nacionales de su partido. En la misma línea, Moreno aseguró que ya ha trasladado a Pablo Casado la necesidad de que el PP promueva y esté en la reforma del modelo de financiación aún a sabiendas de los problemas que genera la resolución de este sudoku que supone el reparto de recursos del Estado entre las comunidades. Ambos dirigentes insistieron en que lo que no se puede en ningún caso es no hacer nada ante la complejidad de la reforma del modelo de financiación.

Partido Popular (PP) Comunidad Valenciana Competencias Modelo de Financiación Valencia Pedro Sánchez Pablo Casado Ministerio de Hacienda
El redactor recomienda