Juan Carlos I seguirá siendo hijo adoptivo de Málaga: Podemos no consigue su objetivo
  1. España
  2. Andalucía
concedida en el año 1989

Juan Carlos I seguirá siendo hijo adoptivo de Málaga: Podemos no consigue su objetivo

El pleno municipal, con los votos de PP, Ciudadanos y PSOE, sortea la actual tendencia revisionista y rechaza la moción de Adelante Málaga para retirarle esta consideración

placeholder Foto: Pleno celebrado en Málaga por la condecoración del Rey emérito
Pleno celebrado en Málaga por la condecoración del Rey emérito

El Rey emérito conservará su condición de Hijo Predilecto de Málaga y la Medalla de Oro de la ciudad. El pleno del Ayuntamiento celebrado este jueves ha decidido tumbar por una aplastante mayoría la moción presentada por Adelante Málaga, la confluencia municipal de Podemos e Izquierda Unida, en la que pedía la retirada de ambos honores, además de abrir un debate sobre el modelo de Estado que desemboque en un referéndum Monarquía-República y exigir máxima transparencia sobre las actividades de la Casa Real.

La portavoz de este partido, Remedios Ramos, ha sido la encargada de defender una iniciativa en la que se remarca que han quedado en “entredicho” los motivos por los que ambas condecoraciones fueron concedidas el 19 de enero de 1989 durante una visita a la ciudad del entonces monarca: “Su honorabilidad, su actuación ejemplar, contribución al sostenimiento del Estado, la difusión de valores humanos, éticos, democráticos, solidarios o de justicia social”.

Foto: El Rey Juan Carlos, junto al monarca saudí Abdalá bin Abdelaziz, en 2008. (Reuters)

No obstante, en el escrito se advierte de la “más que probable participación en comportamientos corruptos” del Rey emérito, cuyas “actitudes […] distan mucho de una conducta modélica y ejemplar”.

“A los diferentes escándalos personales se han sumado recientemente el inicio de investigaciones, dentro y fuera de nuestra fronteras, sobre supuestos delitos de blanqueo de capitales y presuntos cobros de comisiones relacionados con la adjudicación a empresas españolas de las obras del AVE a La Meca”; por lo que Adelante Málaga entiende que Juan Carlos I “ya no representa los valores democráticos que se esperan de un representante público”.

placeholder El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)

El texto habla sin ambages de “huida de España”, “comisión de delitos relacionados con la evasión fiscal” y “el cobro ilegal de comisiones”, por lo que en su primer punto a votación reclama “iniciar el expediente para la retirada de la Medalla de Oro de la ciudad y del título de Hijo Adoptivo”. La edil ha aludido a los 2,8 millones que, según ha asegurado, “a día de hoy”, le ha costado a las arcas públicas la estancia del monarca en Abu Dabi; y a los ocho millones supuestamente gastados en viajes, “en ninguno de los cuales promocionaba a Málaga.

Tras su abstención en Cádiz ante una propuesta similar, y con el “no” asegurado de los 14 concejales del PP, la única representante de Ciudadanos y el miembro del Grupo Mixto -declarado tránsfuga- Juan Cassá, la expectación se ha centrado en qué iban a hacer los 12 componentes del grupo socialista.

Ambas condecoraciones fueron concedidas el 19 de enero de 1989 durante una visita a la ciudad

Su portavoz, Daniel Pérez, ha dado un paso al lado y ha cedido el protagonismo al edil Mariano Ruíz Araújo, quien ha construido un discurso institucional, sin pisar charcos, pero remarcando su condición republicana. “Condenamos cualquier comportamiento ilegal”, y “me indigné” cuando conoció los casos que salpican al anterior monarca, pero “respetamos a la justicia”.

Ha asegurado que en su formación “estamos comprometidos con el estado de Derecho” y ha calificado como “inapropiado” el momento para “proponer un cambio de modelo” estatal. La portavoz popular, Elisa Pérez de Siles, ha defendido que ambas condecoraciones se otorgaron a Juan Carlos I “por una concurrencia de méritos en la Transición” y ha definido la moción de la confluencia de Podemos como “un vehículo para atacar a la Monarquía como símbolo”. Ramos, que ha apoyado parte de su intervención en palabras del columnista de este medio José Antonio Zarzalejos, ha respondido que “los borbones se están encargando ellos solos de cargarse la institución” y, ante la previsión de su derrota, ha lanzado una advertencia: “Tenemos paciencia”.

Moción tumbada

La moción ha sido finalmente tumbada con 28 votos en contra y únicamente los tres de Adelante Málaga a favor. Un resultado extensible a los otros dos puntos recogidos en el documento: “Solicitar la máxima transparencia sobre todas las actividades de la familia Real [...] y una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados” y “abrir una reflexión y un debate social acerca del modelo de Estado, que concluya con un referéndum con todas las garantías democráticas, para decidir entre Monarquía y República”.

Foto: El rey Juan Carlos, junto al monarca saudí Abdalá bin Abdelaziz, en 2008. (Reuters)

Este tipo de iniciativas políticas se han ido incrementando conforme medios como El Confidencial han ido revelando actitudes y comportamientos supuestamente delictivos, irregulares o, al menos reprochables, del anterior monarca, unidas a gestos como la retirada de cuadros, estatuas o vías. Una de las que más eco mediático tuvo fue la adoptada por el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, quien el pasado mes de agosto sustituía el nombre de la avenida Juan Carlos I por el de Sanidad Pública. Propuesta que, al contrario que en Málaga, pudo salir adelante gracias a la abstención del PSOE.

placeholder Momento del pleno
Momento del pleno

La hemeroteca también recoge cuando en 2015 la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, retiró del Consistorio un busto del monarca aludiendo a la excesiva “sobreexposición monárquica” y a que la jefatura del Estado era ya ejercida por Felipe VI. Obra cuya donación reclamó, sin éxito, el entonces regidor del pueblo malagueño de Álora José Sánchez. El último episodio polémico de revisionismo, que en esta ocasión no afecta al Rey emérito, ha sido el cambio de nombre de las calles de Mallorca Churruca, Gravina y Almirante Cervera.

Málaga Unidas Podemos
El redactor recomienda