El Gobierno andaluz hace reformas: baile de competencias y ajustes en Ciudadanos
  1. España
  2. Andalucía
EN PLENA PANDEMIA DE COVID-19

El Gobierno andaluz hace reformas: baile de competencias y ajustes en Ciudadanos

Marín asume violencia de género y debilita a la consejera de Igualdad, rival interna en Cs; Hacienda sigue creciendo a costa de Economía; y la política migratoria pasa al PP

placeholder Foto: El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. (EFE)
El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. (EFE)

El Gobierno andaluz quería hacer cambios internos y este viernes ha empezado las obras de reforma, aunque vendrán más, avisan. Serán "a coste cero". Fue el vicepresidente Juan Marín quien el pasado julio pidió a sus socios del PP abrir una crisis interna para reordenar competencias y no descartó sumar consejerías tras recortar de 13 a 11 el número de carteras. El PP en un principio descartó los cambios, pero la resistencia ha durado semanas.

Marín no logra más carteras para reforzar a Ciudadanos dentro del Gobierno, pero sí que hay cambios significativos, sobre todo en lo que se refiere a la consejería de Igualdad y Políticas Sociales, que dirige Rocío Ruiz, rival interna en Cs y con quien las relaciones están prácticamente rotas. Los cambios afectan a dos políticas clave, todo lo que se refiere a inmigración y a violencia de género, asuntos además que marcan las relaciones con los socios de Vox en el Parlamento andaluz.

Foto: Olivos. (Pixabay)

Fue el vicepresidente el encargado de contar los cambios internos tras un Consejo de Gobierno celebrado este viernes. Marín ha librado un pulso para lograr estos ajustes internos y sus socios del PP no se lo han puesto nada fácil. El reparto de competencias, el decreto de estructura del Gobierno andaluz, fue una ardua tarea durante las negociaciones para formar gobierno. La promesa de recortar altos cargos y eliminar consejerías marcó el resultado final. Sólo año y medio más tarde, miembros del equipo de gobierno admitían que era ineficaz y poco operativo el haber aglutinado demasiadas competencias en algunas carteras y sobre todo apuntaban a la sobrecarga en las delegaciones provinciales de la Junta, que también se habían recortado.

Pese a lo que costó ese decreto de estructura, menos de dos años después se aprueban cambios, que afectan especialmente a las áreas que dirige Ciudadanos. La consejería de Economía, que dirige Rogelio Velasco, cede las competencias en fondos europeos, clave para la reconstrucción tras la pandemia, a la consejería de Hacienda, que dirige Juan Bravo (PP). Los fondos europeós son un arma fundamental en el futuro inmediato para combatir la crisis económica. A cambio, Hacienda se desprende a favor de Economía de las políticas relacionadas con empresa, Industria y Minas. Es difícil analizar al peso quién gana o pierde, pero es evidente que la capacidad de influencia y el peso de los fondos europeos está ahora mismo por encima de cualquier otra política económica.

En el caso de Igualdad y Políticas Sociales, el vaciado de competencias es mucho más evidente. Dos de sus puntales, juventud y violencia de género salen del departamento de Rocío Ruiz. Esta última en parte porque la ley de igualdad blinda esas competencias en este departamento. La consejera y su equipo libran un pulso soterrado con Juan Marín, líder de Cs en Andalucía, y formaron parte de la corriente que en Andalucía lideró Fran Hervías, que siempre buscó achicar espacio y poder al vicepresidente.

La venganza de Marín se sirve fría, aunque por supuesto el vicepresidente negó que esto tenga que ver con ningún ajuste de cuentas interno, y habló de "mayor eficiencia". Las políticas de juventud pasan a Empleo, otra consejería que correspondió a Cs pero que lidera una mujer independiente, Rocío Blanco, muy próxima también al PP. El argumento es el alto índice de paro juvenil que hay en Andalucía, que llega al 50%, en algunas provincias incluso al 60%, muy por encima de la media nacional. El Instituto Andaluz de la Juventud, pasa a Empleo. El Instituto Andaluz de la Mujer, se queda en Igualdad. Todo lo que se refiere a la violencia de género sale de Igualdad y pasa a sumarse a Justicia, donde ya había también algunas competencias en este sentido.

placeholder El presidente de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)
El presidente de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE)

"Agilidad y eficacia"

"Esto no va de personas", defendió Marín preguntado directamente sobre si ha sido una operación para debilitar a una compañera de Cs con la que no tiene ninguna sintonía. Según el vicepresidente, si hay que hablar de "vacío de competencias, será Hacienda la que más pierde, si esa es la lectura a nivel de Gobierno". "Todos los consejeros y consejeras han sido informados y, evidentemente, entienden que estamos buscando la agilidad y la eficacia", subrayó Marín.

Marín estuvo reunido con Inés Arrimadas en San Telmo al comienzo de sus vacaciones. Una reunión que sirvió para abordar la situación interna de Cs en las filas andaluzas y que respaldó las posiciones del vicepresidente.

De la vicepresidencia de Cs sale la política migratoria, que pasa a la consejería de Presidencia, de Elías Bendodo, sin duda la figura ahora mismo con más poder dentro del Gobierno autonómico. Pasa también a coordinar todo lo relativo la economía digital.

Por su parte, todo los que se refiere a la llamada 'revolución verde', políticas contra el cambio climático, sale de Medio Ambiente y pasa directamente a Presidencia, bajo la batuta del presidente Juanma Moreno.

Noticias de Andalucía Reformas Juan Marín Partido Popular (PP) Ciudadanos Vox Juanma Moreno Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda