Ni Diaz, ni Griñan ni Montero acudirán

Chaves se marcha del Parlamento tras denunciar que se rompe la "neutralidad"

Bronca en el Parlamento andaluz a 72 h. de las elecciones tras forzar PP, Cs y Vox la citacion de los expresidentes para hablar de la fundación de Empleo que pagó juergas en prostíbulos

Foto: El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, en la comisión Faffe. (EFE)
El expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, en la comisión Faffe. (EFE)

Quien fue presidente de la Junta de Andalucía durante 19 años, Manuel Chaves, intentó argumentar por qué no iba a declarar en la comisión de investigación de la fundación de empleo Faffe mientras el presidente, Enrique Moreno, de Cs le quitaba el sonido del micrófono y el uso de la palabra. Chaves abandonó la sala a los pocos minutos de llegar y explicó que creía que su argumentación para no declarar era "absolutamente lógica y democrática". La insólita escena se produjo a dos días de que se abran las urnas y en sede del Parlamento andaluz.

El expresidente andaluz acudió a la citación de la comisión de investigación de la fundación Faffe a 72 horas de las elecciones. Se investiga qué pasó en esta fundación, que se cerró en 2012, y que supuestamente se convirtió en un nido de corrupción, enchufismo y desvío de fondos públicos. Trascendió que sus directivos se iban a prostíbulos y se pagaban juergas, hasta 15.000 euros en una noche, con tarjetas que eran de la fundación. Después se repuso el dinero y se eliminaron los cargos de las tarjetas pero sigue sin saberse de dónde salió el dinero. El caso está también en sede judicial. De nuevo, un escándalo con el dinero de los parados andaluces.

Chaves se marcha del Parlamento tras denunciar que se rompe la "neutralidad"

Según lo previsto, Chaves es el único que atenderá la convocatoria. Ni su sucesor, José Antonio Griñán, ni Susana Díaz acudirán a la llamada alegando que no han recibido las citaciones. Tampoco asistirá la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que esgrimió un informe del Consejo de Estado que avala que los miembros del Gobierno central no den explicaciones en comisiones de investigación de parlamentos autonómicos. La exministra Fátima Báñez ya usó el mismo informe para no acudir a la comisión de investigación de los cursos de formación.

El presidente de la comisión no amparó en ningún caso su solicitud de poder marcharse y ahí vino el numerito. Tras su marcha, siguió un tono bronco

Chaves alegó que con su citación en la comisión de investigación se vulneraba el principio de "neutralidad democrática" de las instituciones y la regla no escrita de respetar la semana previa a las elecciones. Reclamó "respeto a la Cámara" y pidió poder marcharse para que las preguntas de la oposición no "violentaran" su derecho a no declarar. El presidente de la comisión no amparó en ningún caso su solicitud de poder marcharse y ahí vino el numerito.

Tras su marcha, la comisión prosiguió con un tono bronco. El PSOE había solicitado que se pospusieran las comparecencias respetando que era campaña electoral. Nunca antes el Parlamento se había saltado la regla no escrita de respetar la antesala de las elecciones. De hecho el pleno ordinario que debía celebrarse esta semana se suspendió pero la comisión de investigación, no sumando PP, Cs y Vox sus votos que le dan mayoría.

Manuel Chaves antes de su intervención. (EFE)
Manuel Chaves antes de su intervención. (EFE)

Desde la oposición, José Antonio Nieto, PP, lamentó que Chaves cometiera "la falta de respeto" de no responder ante los andaluces y consideró que "una vergüenza" es lo que ha ocurrido en Andalucía con la gestión de los fondo de empleo. La diputada de Cs, Teresa Pardo, lamentó la "huida" y consideró que los expresidentes "se cachondean de los andaluces". Maribel Mora, de Adelante Andalucía, dejó claro que su partido no había apoyado que las comparecencias fueran en campaña. "Nos duele" lo que ha ocurrido y denunció que los partidos aprovecharan sus turnos de palabra para hacer "una sucesión de mítines como si estuviéramos en la plaza de un pueblo". Desde Vox, Alejandro Hernández, lamentó el "histriónico ataque de dignidad de alguien que no ha hecho más que comportarse de manera indigna", "un Tartufo de la democracia", dijo sobre Chaves.

No es la primera vez que se constituye una comisión de investigación sobre este caso. Ya se estrenó y decayó tras convocarse las elecciones andaluzas del pasado diciembre. La Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) fue creada en 2003 para "mejorar la empleabilidad y cualificación del capital humano y, con ello, el crecimiento de la economía andaluza". Ese año la Junta de Andalucía recibió las competencias de las políticas activas de empleo desde el Gobierno de la nación después de siete años de negociaciones y conflicto político. La Fundación nació bajo el paraguas de la Consejería de Empleo. Durante su vigencia, la Junta transfirió a esta fundación 252 millones de euros de fondos públicos, buena parte procedentes de la Unión Europea. Sus directivos elevan a 300 millones el presupuesto manejado. Llegó a tener más de mil empleados.

Todo el periodo bajo sospecha coincide además con la gestión de los ERE por parte de la misma Consejería de Empleo y muchos de los nombres imputados en el caso de las ayudas sociolaborales vuelven a aparecer vinculados a esta fundación. En 2011, con el presidente José Antonio Griñán y cuando ya había estallado el caso ERE, se ordena liquidar y extinguir la Faffe dentro de un plan más amplio de reordenación del sector público andaluz y tras el estallido de la crisis.

Uno de los directivos de la Faffe abonó tras conocerse la salida de Antonio Fernández una factura de 14.737 euros en el prostíbulo Don Angelo

En el juzgado se descubrió que uno de los directivos de la Faffe, Fernando Villén, abonó la noche del 22 de marzo de 2010, tras conocerse la salida del consejero de Empleo, Antonio Fernández, del Gobierno andaluz, una factura de 14.737 euros en el prostíbulo Don Angelo. Pagó con una tarjeta bancaria a cargo de la fundación de Empleo. Al día siguiente alguien acudió al club de alterne y abonó en metálico para evitar dejar rastros. La Guardia Civil investiga quién pagó y rastrea la existencia de supuestas cajas con dinero en metálico en las distintas sedes de esta fundación en cada provincia. Tampoco se sabe quiénes acudieron a la fiesta pagada con fondos públicos. La Consejería de Empleo ha admitido que hay más cargos en tarjetas bancarias de la Faffe. En concreto hay otra tarjeta con 23.000 euros en cargos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios