elaborado por la agencia de detectives kroll

Villarejo entregó a Iberdrola un informe que implicaba a Arenas y Chaves en sobornos

La eléctrica habría utilizado al comisario para conseguir un dosier de seis páginas que implicaba a Javier Arenas y al Gobierno de Chaves al completo en el cobro de comisiones ilegales

Foto: Imagen: EC.
Imagen: EC.

Iberdrola habría utilizado al comisario Villarejo para acceder a información altamente comprometedora de políticos del Partido Popular y el Partido Socialista. El presunto cabecilla de la operación Tándem facilitó presuntamente a la primera eléctrica de España un informe confidencial elaborado por la agencia de detectives estadounidense Kroll que acusaba al exministro y exdirigente popular Javier Arenas y al expresidente de la Junta de Andalucía y expresidente del PSOE Manuel Chaves, entre otros, de cobrar supuestos sobornos de empresarios y participar en diferentes negocios a través de testaferros.

El informe habría llegado a manos del comisario Villarejo en torno a 2005, justo cuando el policía estaba inmerso en varios proyectos de espionaje e investigación por encargo de Iberdrola. De hecho, el agente guardó el documento, al que ha tenido acceso El Confidencial en un trabajo conjunto con 'Moncloa.com', junto a otros archivos relacionados con la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán, como el llamado Proyecto Arrow para desbloquear la construcción de su central de ciclo combinado de Arcos de la Frontera (Cádiz) y el informe sobre la vida privada de Manuel Pizarro, presidente en esa época de Endesa, la mayor rival de la compañía con domicilio en Bilbao.

Los datos que contiene el documento no fueron recabados por Villarejo sino por Kroll, una oficina de investigación con una fuerte implantación en España que compitió durante años con el policía para conseguir la mayor cuota posible de mercado en el Ibex 35. La firma estadounidense llamó a esa investigación Proyecto Kinsfolk. En el encabezado de las seis páginas que componen el informe, aparece el número de fax de la oficina de Kroll en Londres.

El informe no aclara quién lo encargó, pero contiene datos delicados sobre dirigentes como Arenas y Chaves, que en aquella época gozaban de un enorme poder e influencia en todas las decisiones empresariales que se tomaban en Andalucía, el territorio en el que Iberdrola libraba una batalla feroz contra Endesa y la Junta para sacar adelante su planta de 1.600 MW de Arcos de la Frontera, valorada en más de 1.000 millones de euros.

“Con la ayuda de su hermano”

Por un lado, el documento que Villarejo habría proporcionado a Iberdrola asegura que el exministro de Trabajo del Gobierno de José María Aznar y presidente del PP andaluz durante casi dos décadas habría aprovechado sus responsabilidades políticas para “influir en grupos empresariales con información de privilegio” y también, directamente, en las actividades de varias sociedades. El informe detalla que los detectives de Kroll lo estuvieron siguiendo hasta los fines de semana y que presuntamente hacía operaciones “con la ayuda de su hermano Eduardo Pablo”, presente en los órganos de dirección de multitud de mercantiles.

Sobre Chaves y, en general, los principales miembros de sus distintos gobiernos en la Junta de Andalucía, el informe del llamado Proyecto Kinsfolk que Villarejo habría conseguido para la eléctrica de Sánchez Galán sostiene que recibieron presuntamente sobornos millonarios de empresarios del sector del juego como Manuel Lao, propietario de casinos por todo el mundo, y que luego recurrían a abogados para “mover el dinero”. En esas operaciones, habría tenido un papel destacado un empresario bien relacionado con el socialismo andaluz, Manuel Domínguez, considerado uno de los mayores comisionistas del partido en aquella época.

El comisario almacenó el informe con varias grabaciones que él mismo habría realizado a Antonio Asenjo, el directivo de Iberdrola que asumió la tarea de contratarlo y supervisar luego el resultado de sus indagaciones. En esas grabaciones, como reveló El Confidencial este miércoles, Asenjo muestra un especial interés en averiguar precisamente si el PSOE andaluz ha podido recibir algún tipo de pago, aunque en esos momentos su prioridad era conocer si esas supuestas prácticas implicaban a Endesa. En la actualidad, el directivo sigue formando parte de la estructura directiva de Iberdrola como su máximo responsable de seguridad.

Los documentos y audios no aclaran el importe que la multinacional española abonó al comisario por conseguirle el informe de Kroll ni por sus otras investigaciones sobre la central de Arcos y Manuel Pizarro, pero de todo el material acumulado por el policía a que ha tenido acceso este diario, se infiere que recibió a cambio una importante contraprestación económica.

Iberdrola ha declinado comentar esta información.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios