FONDOS DE EMPLEO

La campaña se calienta en Andalucía: citan a la ministra Montero, a Díaz, Chaves y Griñán

Cs, con apoyo del PP, obligará a los socialistas a pasearse por la comisión de investigación de la Faffe en el Parlamento andaluz a la espera de una sentencia de la Audiencia sobre los ERE

Foto: Los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán. (EFE)
Los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán. (EFE)

En dos semanas aproximadamente, la comisión de investigación abierta en el Parlamento andaluz sobre la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), esa que los tribunales investigan por ser un presunto nido de enchufismo y desmanes de dinero público, incluido el pago por parte de sus directivos en casas de prostitución, verá desfilar a un nutrido grupo de comparecientes. Entre ellos —no ha sido una sorpresa— Cs, con el apoyo del PP, cita a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y a la líder de la oposición andaluza, Susana Díaz. Además de a los exconsejeros de Empleo y exdirigentes de esa fundación pública.

Comparecerán a las puertas de la cita electoral del próximo 10 de noviembre. Según los cálculos, en plena campaña. Este viernes, los partidos del Parlamento andaluz tendrán que consensuar sus nombres y después se abrirá un plazo de 15 días. Hagan cálculos, todo caerá en campaña electoral y los partidos que suman mayoría en la Cámara autonómica no están dispuestos a hacer un alto para no contaminar esa investigación. "La culpa es de Pedro Sánchez", dijo la portavoz de Cs en esa comisión, Teresa Pardo. "Lo único que queremos es que salga la verdad", añadió.

El PSOE ya calculaba que PP, Cs y Vox iban a utilizar esta comisión para provocar un paseíllo incómodo de sus dirigentes. Lo dijo Susana Díaz, que admitió que forma parte ya del "ritual de campaña". No es la única bomba contra la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Este jueves, el Parlamento debatirá su reprobación, también a iniciativa de Cs, por las entregas a cuenta pendientes de las comunidades de la financiación autonómica.

No es la primera vez que el Parlamento cita en una comisión de investigación a una ministra. Ocurrió algo parecido en la comisión de investigación sobre los cursos de formación, en mayo de 2016: entonces, Fátima Báñez, ministra de Empleo del PP, fue citada por el PSOE y alegó un dictamen del Consejo de Estado que rechaza que los ministros deban comparecer en comisiones de investigación autonómicas. Un informe con el que los socialistas entonces pusieron el grito en el cielo y en el que podrían ahora ampararse para evitar el paseíllo de Montero en esa comisión. La actual ministra era consejera de Salud cuando la Faffe estaba en funcionamiento y pasó a Hacienda dos años después de su cierre.

No es la primera vez que el Parlamento cita en una comisión de investigación a una ministra: ocurrió algo parecido en mayo de 2016 con Fátima Báñez

Todo coincide además con el aviso del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, que situó a finales de octubre la sentencia de los ERE, que sentó en el banquillo no solo a los expresidentes Chaves y Griñán sino a buena parte de la cúpula de Empleo y Hacienda que ahora llaman a declarar en esta comisión de investigación. Esa bomba en campaña no está desactivada, aunque siempre hay un pacto no escrito para que las sentencias judiciales no interfieran en campaña.

La comisión de Empleo Faffe, Fundación Andaluza de Fondo de Formación y Empleo, fue creada en 2003 y durante ocho años, hasta su extinción en 2011, manejó unos 300 millones de euros de fondos públicos. Todo el periodo bajo sospecha coincide con la gestión de los ERE, con la misma cúpula de Empleo al frente.

La investigación de los cursos de formación la abrió Mercedes Alaya, la cerró su sucesora, María Ángeles Núñez Bolaños, y la ha vuelto a reabrir la Audiencia Provincial de Sevilla. Como una pieza desgajada de ese caso está la Faffe, que sigue viva en los tribunales. Uno de sus directivos, Fernando Villén, ha declarado en varias ocasiones en este caso para explicar que "equivocó" las tarjetas de crédito a la hora de pagar con dinero público fiestas y prostitutas.

El dinero, reembolsado después, asciende a unos 15.000 euros. Hay unos 23 investigados y un desvío presupuestario por "contratos indiciariamente irregulares" de 9,4 millones de euros. La Faffe tuvo una plantilla de 1.300 empleados cuando la Junta la cerró y solo 211 eran plantilla. Se investigan además numerosos casos de enchufismo.

Hay unos 23 investigados y un desvío presupuestario por "contratos indiciariamente irregulares" de 9,4 millones de euros

Durante la anterior legislatura, el Gobierno andaluz evitó dar información al Parlamento sobre los expedientes de la Faffe. Se llegó a crear una comisión de investigación que decayó cuando Susana Díaz convocó elecciones y que se reabrió ya con PP y Cs en la Junta de Andalucía. El exconsejero de Empleo Javier Carnero, citado también en la comisión, explicó que no podía dar detalles para no interferir en la investigación judicial.

Curiosamente, es la misma excusa que alega ahora la consejera del ramo, Rocío Blanco, propuesta por Cs, que no ha llevado ni un papel al Parlamento andaluz desde que tomó posesión para informar del estado de los expedientes de la Faffe y los cursos de formación. Aseguró que se debe al secreto que impone la Justicia. Anunció un plan de choque para acelerar la revisión de expedientes pero no ha dado cuentas de este trabajo. A ella no la llaman en la comisión de investigación.

Antes de publicarse esta información este periódico, como es preceptivo, se dirigió por escrito a la Consejería de Empleo pidiendo información sobre "el estado del plan de choque para revisar el tema cursos de formación". La Consejería quedó en enviar información en cuanto estuviera e informó de que "se han empezado a revisar los 29.959 expedientes con la incorporación de 157 interinos". Al día siguiente de publicarse la noticia, la Consejería de Empleo exigió la rectifcación que a continuación se publica:

"Respecto a la publicación en El Confidencial de que no se ha llevado ni un papel al Parlamento Andaluz sobre el estado de los expedientes de la Faffe y cursos de formación, indicar que se han recibido 109 solicitudes de información sobre expedientes, de las cuales 88 solicitudes han sido terminadas y enviadas, lo que supone el (80,73%) de las recibidas, 5 han sido terminadas parcialmente (4,59%), lo que significan 93 de las 109 solicitudes (85,32%) La comisión solicitó copia de los expedientes de los juzgados que llevan el caso. Los tres juzgados han respondido que el caso está bajo secreto de sumario y que no se puede ofrecer información.
Toda esta información, que ocupa 108 gigas comprimidos, y que ha sido realizada con gran esfuerzo por los funcionarios de la consejería dada su magnitud, se ha enviado a la secretaria general técnica de relaciones con el Parlamento".

Cabe recordar que el actual presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, arrancó la campaña electoral de las andaluzas a las puertas del puticlub sevillano donde supuestamente los directivos de Empleo iban a disfrutar de importantes juergas pagando "por error", alegan los imputados, con dinero público. Ahora, la Faffe vuelve a la campaña.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios