continúan los recortes de 'chiringuitos'

La tijera en la Junta se lleva 84 consorcios y 14 millones en sueldos de directivos

El Gobierno andaluz promete eliminar entes duplicados o sin función alguna de la Administración paralela. No quieren ofrecer datos de cuántos más cerrarán y cuáles serán los plazos

Foto: Acto institucional del Día de Andalucía en el Parlamento andaluz. De izquierda a derecha, Elías Bendodo, Juan Marín y Juanma Moreno. (EFE)
Acto institucional del Día de Andalucía en el Parlamento andaluz. De izquierda a derecha, Elías Bendodo, Juan Marín y Juanma Moreno. (EFE)

Cada consejería tiene la misión de diseccionar, previa selección, cuáles son los consorcios que sobran. Elaboran un informe que se aprueba en el Consejo de Gobierno de los martes y luego se anuncia. Así actúa la Junta de Andalucía en su plan para eliminar los ‘chiringuitos’ de la llamada Administración paralela. Cuesta 4.355,64 millones de euros y en 2018 tuvo un incremento del gasto del 2,53% sobre el ejercicio 2017. De la Junta de Andalucía proceden 3.950 millones de euros.

El Ejecutivo andaluz ya ha contabilizado la eliminación de 84 consorcios en dos meses de gestión. Por el momento, no quieren avanzar el número total de los que suprimirán. “Vamos a continuar en la misma línea, pero no podemos decir ni cuántos más serán ni los plazos en los que ya se podrá dar todo por ejecutado”, subrayan a El Confidencial fuentes próximas a la Consejería de Presidencia.

Esta consejería y la de Empleo son las encargadas de recopilar toda la información facilitada por el resto de organismos de la Junta. Lo que más se tiene en cuenta es la identificación de duplicidades. Es el caso del último ente ‘difunto’: la Fundación Pública Andaluza Centro para la Mediación y Arbitraje de Andalucía (Mediara).

¿A qué se dedica esta fundación? Dispuso de los recursos financieros aportados por la consejería mediante la concesión de una subvención anual nominativa (1,24 millones en total desde 2011 hasta 2018) y de una plantilla de dos personas. “Esta situación ha limitado la capacidad de actuación de la propia fundación. La cantidad aproximada que puede revertir a la Junta de Andalucía se estima en 1.635.000 euros, si bien esta cantidad puede variar una vez finalice la tramitación de la extinción y liquidación de la fundación”, indica la Junta.

17% menos de eventuales

El Gobierno saca pecho de la reducción de gastos en la Junta. A saber: un 12% menos de delegados territoriales. La reducción del 13% de estructura de gobierno y un 17% menos de trabajadores eventuales. El total en ahorro en sueldo de directivos se eleva a 14 millones de euros. En plena crisis económica, la Junta llegó a gastarse 125 millones en sueldos de altos directivos.

La Junta ya anunció el cierre del consorcio Guadalquivir, creado en 2011, y que nunca funcionó. En la fiesta de inauguración, se gastó 200.000 euros. Se fundó para impulsar el turismo en los municipios ribereños del río. La presidencia recayó en José Antonio Griñán, por aquel entonces jefe del Ejecutivo andaluz tras suceder a Manuel Chaves.

La Junta se está tomando con mucha calma los nombramientos a dedo, los denominados PLD, la parte más importante del ERE de la derrota

La dirección política del Ejecutivo andaluz, coordinada por Elías Bendodo, la persona de máxima confianza del presidente Juanma Moreno, sí se está tomando con mucha calma los nombramientos a dedo, los denominados PLD (puestos de libre designación), la parte más importante del ERE de la derrota, que adelantó El Confidencial el pasado 5 de diciembre. El Ejecutivo andaluz argumenta que todavía se está “en pleno proceso de configuración de equipos”.

Luis Escribano, miembro de referencia del llamado ‘comando antifraude’ en la Consejería de Empleo junto a Antonio Barreda, contratados como asesores en el Gabinete de este organismo y cesados de su puesto tras apenas un par de semanas en el cargo, critica que este Gobierno “ha mantenido todo igual”. “No se toman decisiones que pudieran provocar malestar en determinadas personas. Quieren mantener la situación para no cambiar nada”, destacó Escribano en declaraciones a este diario.

Bendodo, en su función de portavoz del Gobierno de la Junta y hablando en nombre de Empleo, respaldó la decisión de la consejera del cese y volvió a hablar de la “configuración de equipos”, pero no se pronunción por las razones de la destitución. Las desconoce. “Las consejerías tienen plena confianza y autonomía”, destacó el consejero de Presidencia, que cada martes prevé difundir qué nuevo ente o fundación fantasma será ya historia.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios