elecciones andalucía 2018

La frustración del PP-A y la rapidez de Cs para 'fichar' a Imbroda: “Llegamos tarde..."

La dirección regional tiene claro que la incorporación del entrenador al partido 'naranja' les resta votos. El PP nacional le contraofertó: "No me conocían bien", dice a El Confidencial

Foto: Javier Imbroda, junto a Albert Rivera y Mario Vargas Llosa, en un acto de Ciudadanos celebrado en Málaga el pasado mes de junio (Efe).
Javier Imbroda, junto a Albert Rivera y Mario Vargas Llosa, en un acto de Ciudadanos celebrado en Málaga el pasado mes de junio (Efe).

Es como si su agente en su etapa de entrenador y seleccionador del equipo nacional de baloncesto quisiera subir su caché y decidiera que si lo sacaba a la luz, podría cobrar un traspaso más caro. El inconveniente es que tiene contrato en vigor, como mínimo por cuatro años, y quizá ampliable a otras cuatro temporadas más.

Esto es lo que le ha pasado a Javier Imbroda, número 1 de las listas de Ciudadanos al Parlamento de Andalucía. El PP le tiró los tejos, le ha ofrecido cambiar de rumbo hasta el mismo límite de la presentación oficial de las listas. “Si lo han hecho así es que no me conocían”, apunta Imbroda en entrevista telefónica con El Confidencial.

“He tenido llamadas y mensajes del PP nacional ofreciéndome determinadas cuestiones. Rápidamente se los agradecí, pero había dado el paso convencido a Ciudadanos, tan sencillo como eso. Han sido conversaciones privadas, pero no sé cómo se ha filtrado”, cuenta Imbroda. La cadena SER en Málaga desveló este jueves en exclusiva que el PP intentó dinamitar la candidatura de Cs y presionó al exentrenador del Real Madrid y Unicaja.

¿Qué le ofrecieron exactamente a Imbroda? Prefiere no detallarlo. “Por más que me comentaban, yo les respondía que no insistieran. Hablo con todos, pero hay que respetar las decisiones de cada uno. Mi decisión estaba tomada y comprometida con Ciudadanos. Quien me conoce sabe que es así. Si me lo hubiesen planteado antes tampoco lo hubiera aceptado. No estoy en ese juego de formar parte de un mercadeo”.

Javier Imbroda (Efe).
Javier Imbroda (Efe).

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, negó ayer que él o alguien de su equipo se hubiera puesto en contacto con Imbroda para ‘ficharlo’ para las huestes ‘populares’. Durante cuatro años, el candidato independiente de Ciudadanos fue director general de Deportes del Ayuntamiento de Málaga cuando el hoy empresario Damián Caneda estaba al frente de la Concejalía de Deportes del equipo municipal de Francisco de la Torre, alcalde de Málaga desde el año 2000.

Imbroda es el hermano de Juan José Imbroda, presidente de la ciudad autónoma de Melilla. Mantiene una estrecha relación, directa, con Albert Rivera. Tras varias conversaciones y un par de negativas del entrenador por entrar en política, poco a poco, se fue convenciendo de la necesidad de dar el salto. Todo cambió en diciembre de 2017 cuando sacó a la luz la enfermedad que sufrió (cáncer de próstata) y que ya ha superado. Entonces Imbroda pensó que la vida le había dado otra oportunidad y aceptó el ofrecimiento de Rivera.

“Hemos estado lentos”

El candidato no recibió ninguna oferta del PP. Algunos creen que la esperaba. Se había refugiado en sus charlas, en la fundación que lleva su nombre y en la escuela Medac, donde es accionista. Cuando se supo que Imbroda se presentaba a liderar la lista de Ciudadanos por Málaga al Parlamento de Andalucía, que se veía venir tras participar en el acto de apoyo a Albert Rivera en la capital malagueña el pasado mes de junio, fuentes del PP andaluz consultadas por este diario respiraron un tanto aliviadas. Pensaban que Imbroda tenía más tirón que Marín como número 1 de Ciudadanos Andalucía que si se presentaba “solo por Málaga”.

La dirección regional del PP, en cualquier caso, tiene claro que la incorporación del entrenador al partido 'naranja' les resta votos. Y reconocieron estas mismas fuentes: “Con Imbroda hemos estado lentos; llegamos tarde…”. Admitían que Ciudadanos se les había adelantado. El PP nacional, según explicó Imbroda a este diario, le contraofertó hace un mes. Y asegura que tiene testigos, “testimonios”, lo denomina él. Y añade: “Yo no estaré mucho tiempo. Mi tiempo en la política está determinado”. Se planteó en principio cuatro años. Ya da por hecho que tendrá que estar ocho años… en el Gobierno o en la oposición si quiere que se visibilicen medidas.

Javier Imbroda junto a Albert Rivera en la presentación de los candidatos de Cs al Parlamento de Andalucía (Efe).
Javier Imbroda junto a Albert Rivera en la presentación de los candidatos de Cs al Parlamento de Andalucía (Efe).

“No sé por qué dicen que no saben nada. Podrían decir que me habían llamado y que creían que había una opción. Decir la verdad, sencillamente. Es así como lo estoy diciendo”, añade. “Yo no sé si el PP está nervioso. Eso habría que preguntárselo a ellos. Es cierto que Ciudadanos saldrá a ganar, pero sabemos que no es fácil frente a un PSOE instalado en el poder durante casi 40 años y mientras el PP no ha sabido dar un mensaje ilusionante a la ciudadanía: nunca lo ha hecho en estas cuatro décadas y ahora sí hay una alternativa”.

La dirección regional del Partido Popular de Andalucía cree que quien está “nervioso” es el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, y este observa cómo una suerte de falta de lealtad a quien podría ser socio de un hipotético Gobierno de la Junta de Andalucía si la suma de diputados alcanza la mayoría absoluta.

El PP admite que Imbroda no les viene "bien". "Es popular, no viene de la política y no está nada ‘quemado’. Nos hace pupa como candidato”

Un miembro relevante del PP-A cree que “lo de Imbroda es un teatro”. “Yo estoy convencido que no es verdad y que no va a enseñar esos mensajes. Además, si hubiéramos ‘fichado’ a Imbroda como máximo hubiera ido de 3. De 1 iba Juanma y al ser las listas ‘cremallera’ como 2 tendría que ir una mujer, como así ha sido con Esperanza Oña [vicepresidenta del Parlamento de Andalucía en la última legislatura y ex alcaldesa de Fuengirola]. Creo que más bien Imbroda echó de menos que no le ofreciera un cargo o puesto en las listas”.

Imbroda duda si su “irrupción” como número 1 de la lista de Málaga ha alterado las estrategias del PP en Andalucía o le han considerado como “una amenaza real en su posición”. “Eso no es un problema ni de Ciudadanos ni mío”. Este destacado político ‘popular’ admite que Imbroda es un candidato “que no está mal y así lo reflejan las encuestas. Está claro que no le viene bien al PP. Es popular, no viene de la política y no está nada ‘quemado’. Nos hace pupa”.

En el PP andaluz los hay quienes indican que este presunto “teatro” de Imbroda habría sido diseñado por el equipo de Albert Rivera para animar la contienda andaluza y lanzar al candidato malagueño. Aún ni siquiera ha empezado el partido (la campaña electoral) y en la dirección de los banquillos continúan a toda marcha con las estrategias antes de que el cuarteto inicial (Susana Díaz, Juanma Moreno, Juan Marín y Teresa Rodríguez) salga al parqué de la ‘caza’ de votos dentro de dos semanas.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios