diputada andaluza y exalcaldesa de Fuengirola

Esperanza Oña: "En Andalucía, está claro que después de 40 años algo hace mal el PP"

La diputada forma parte del Comité Ejecutivo Nacional y su nombre suena para un cargo de más relevancia. Advierte de que tiene que haber integración ya: "Nos va la vida en ello"

Foto:  El presidente del Partido Popular andaluz, Juan Manuel Moreno, y la parlamentaria autonómica del PP, Esperanza Oña. (EFE)
El presidente del Partido Popular andaluz, Juan Manuel Moreno, y la parlamentaria autonómica del PP, Esperanza Oña. (EFE)

Su nombre suena en las quinielas para ocupar un cargo de relevancia de la nueva ejecutiva del PP de Pablo Casado. Esperanza Oña (Sevilla, 1957), diputada andaluza y exalcaldesa de Fuengirola (Málaga), fue la primera en Andalucía que desoyó las directrices de la dirección andaluza de Juanma Moreno y de su presidente provincial, Elías Bendodo, y anunció su apoyo a Pablo Casado, para quien coordinó la campaña en la comunidad andaluza.

Oña, médica de profesión, fue durante 24 años alcaldesa de Fuengirola (Málaga) y ostentó la vitola de ser la segunda más votada de España. Dejó la alcaldía en 2014 y se decantó por mantener su escaño en el Parlamento andaluz al ratificarse la incompatibilidad de ambos cargos. Es de las pocas que dijeron en plena escalada del independentismo catalán que se sintió huérfana y le hubiera gustado más contundencia de Mariano Rajoy. Tampoco ha ocultado que se sentía molesta con la falta de un discurso más duro de su partido contra la corrupción.

La diputada andaluza estuvo durante mucho tiempo arrinconada políticamente en Andalucía por Javier Arenas. Siempre ha tenido criterio propio al margen de los argumentarios del partido. "Políticamente hablando, veía que era un error enorme no votarlo. No había otra salida", dice sobre lo claro que vio su apuesta por Casado.

"La política tiene que adaptarse a los nuevos tiempos. Rajoy se había ido. Su etapa se había terminado y el único candidato que garantizaba que esa etapa había terminado era Pablo Casado. Tiene una capacidad de comunicación enorme, ideas claras que expresa con nitidez y sin complejos. No voy a decir que era una ruptura con lo anterior, pero sí el único que en libertad podía empezar una etapa nueva. El marianismo se ha terminado, con toda la gratitud. Igual que terminó la etapa de Aznar. Lo vi claro desde el principio", agrega Oña en entrevista con El Confidencial.

Sin noticias de cargos

No sabe si tendrá algún cargo como número dos o tres en la ejecutiva que Casado desvelará el jueves en Barcelona. "No tengo ninguna comunicación al respecto. Está hablando con Cospedal y Soraya en ese sentido, pero el hecho de estar en el Comité Ejecutivo Nacional me hace estar muy contenta. Si hay algo más, bienvenido sea, y si no, pues estoy ya muy feliz. Hay muchas personas que pueden hacer cosas", zanja.

PREGUNTA. Hemos oído mucho que Andalucía iba a ser clave para la victoria de Soraya Sáenz de Santamaría. ¿Qué ha ocurrido?

RESPUESTA. En Andalucía, todo el mundo daba por hecho una victoria rotunda de Soraya Sáenz de Santamaría porque tanto el presidente regional [Juanma Moreno] como varias provincias habían apostado cien por cien por Soraya. Ahora puedo decir que Andalucía ha aportado a Pablo Casado más votos que a Soraya. Hemos visto cómo se ha producido el cambio en Andalucía, cómo cada vez más compromisarios viraban hacia Casado. En Málaga había, de 101, solo dos compromisarios para Casado, si eso se hubiera mantenido hasta el final, no hubiéramos visto el resultado que hemos visto.

En Andalucía, cada vez más compromisarios viraban su apoyo de Soraya a Casado

P. ¿Está Juanma Moreno en un situación de debilidad ante las elecciones andaluzas tras el revés en las primarias?

R. Esperamos que no. El propio presidente nacional está haciendo todo lo posible para que haya integración. Sabemos que no presentó su organigrama a la espera de reunirse con Soraya [Saénz de Santamaría] y Cospedal, para que todo el mundo pudiera incorporarse. Esto tiene que tener su efecto en cascada, si las direcciones regionales y provinciales no hacen lo mismo, de poco habrá servido. Nos va la vida en ello. Tiene que haber una integración con toda normalidad también en Andalucía. Se tienen que acabar las diferencias entre Soraya-Cospedal y el anti-Casado, si es que existe. Hay que aceptar lo que han dicho los compromisarios en el congreso. Hemos votado democráticamente. Esto sí que puede debilitar la candidatura de Juanma Moreno. El presidente Pablo Casado ya no puede hacer más.

Integración desde ya

P. ¿Esa integración será ya o esperarán a que pasen las elecciones?

R. No se puede perder ni un segundo. Cuanto antes. Si Casado ya está en esto estos días, tenemos que estar todos en lo mismo. Tenemos que reproducir las pautas de trabajo del presidente nacional a todos los niveles. Hay que ir a las andaluzas todos juntos. Después, serviría de poco. Tiene que ser una integración anterior y sincera, no de cara a la galería. Pablo Casado ya ha dicho que mantedrá a Juanma y que espera reciprocidad. Las listas electorales tienen que hacerse integrando a todo el mundo y sin que haya represalias.

P. Las encuestas no son nada buenas y sitúan al PP en Andalucía como tercera fuerza política, por detrás de Cs. ¿Es ese escenario posible? ¿No sería demasiado duro para Casado afrontar una derrota como esa en su primera prueba en las urnas?

R. Evidentemente, Casado querría tener unos buenos resultados en Andalucía, pero sabemos que la tendencia es la que es, la que reflejan las encuestas. Es verdad que es una foto fija y que todas esas tendencias pueden cambiar. Va a depender mucho de la posición del partido y de la capacidad de la dirección regional y de las distintas direcciones provinciales para que se vean fortaleza, unidad y trabajo de equipo. También va a depender mucho de si la llegada de Casado actúa como un revulsivo, de su fuerza. No obstante, si las elecciones se adelantan habrá mucho menos tiempo, y si son en su momento tendremos más margen para trabajar en esa dirección. Pero dependerá de la fecha de las elecciones y, francamente, hay poco tiempo. Aun así, confiemos en unos resultados mejores de los que marcan las encuestas, que ya es hora.

Esperanza Oña presenta en el TC un recurso de amparo por la actitud del presicente de la cámara. (EFE)
Esperanza Oña presenta en el TC un recurso de amparo por la actitud del presicente de la cámara. (EFE)

P. Siempre ha sido crítica. ¿Por qué el PP lleva 40 años en la oposición en Andalucía?

R. Si hacemos las mismas cosas, no vamos a obtener resultados diferentes. En Andalucía somos muchos, muchos cargos del PP, los que pensamos que hay que hacer las cosas de forma diferente. No ahora. Se ha debido cambiar hacer mucho tiempo. Tenemos que ser más abiertos a la sociedad, comunicar mucho mejor y en general otros estilos, otros modos, otras maneras... Hay que ir adaptándose a los nuevos tiempos. En Andalucía está claro que después de 40 años algo estará haciendo mal el PP. Hay que hacer un diagnóstico sincero y ponerse manos a la obra en el tratamiento. Desde luego, no hacerlo no nos va a dar buen resultado, como no nos lo ha dado hasta ahora.

El paso atrás de Villalobos y Arenas

P. ¿Se ratifica en las críticas que ha hecho a Celia Villalobos y Javier Arenas?, ¿cree que deben dar un paso atrás?

R. No me tengo que ratificar en nada, me preguntaron sobre si iban a estar en el equipo de trabajo de Casado y la verdad, yo no soy quién para decir quién tiene que estar y quién no, en absoluto, eso no me corresponde, pero haciendo caso de las declaraciones de Celia Villalobos, creo que a ella no le gustará. Pero no quiero insistir en esto. No me corresponde a mí. Lo que se decida es lo que todos vamos a acatar, pero conociendo a Celia en concreto, no la veo, y no creo que a ella le apetezca en función de lo que ella misma ha dicho. No quiero que esta anécdota se convierta en una polémica.

P. Insisto, Arenas ha estado muy implicado, se han descolgado muchos teléfonos, esta derrota orgánica debe suponer su retirada de la primera fila de la política.

R. Esa forma de hacer campaña llamando a los compromisarios para intentar que voten una candidatura concreta a muchos les molesta. Todos somos mayorcitos, estamos en el PP y sabemos quién es quién. Creo que hay que hacer campaña de otra forma. Casado, con quien hablaba, y yo soy testigo, decía "no te voy a pedir el voto, te voy a decir las razones por las que me presento". Esto no es atacar a nadie, pero ese tipo de campaña hay que hacerla de otra manera.

El PP es un partido de centro derecha de los más importantes de Europa y hay que ser transparentes sin avergonzarnos de las ideas que tenemos

P. Y en Andalucía, ¿se ve como candidata en un futuro?

R. Ahora mismo, lo que veo es ser útil en el momento en que estamos y trabajar por que nuestro candidato pueda obtener el mejor resultado posible. Pensar en cualquier otra cosa ahora sería absurdo. Tenemos que intentar llegar al Gobierno de Andalucía, aunque sea con Ciudadanos.

P. ¿Se ha radicalizado el PP? ¿Habrá una oposición más dura a Pedro Sánchez, se inaugura una nueva etapa de más dureza?

R. A mí no me parece que sea duro que demos nuestras ideas sin titubeos. Ser duro es ser radical, no ser democrático, no respetar a los demás... El PP es un partido de centro derecha de los más importantes de Europa y hay que ser transparentes sin avergonzarnos de las ideas que tenemos. ¿Por qué tiene nadie que opinar que el partido se está derechizando? Nosotros somos de centro derecha, y eso no lo ha dicho Pablo Casado sino que es así desde el principio de los tiempos, y debemos remarcar nuestras posiciones con más contundencia y nitidez para que nuestros votantes sepan qué posiciones vamos a defender si estamos en el Gobierno de España.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios